ıllı Tu Primer Lote de Acciones » ↓

La presente publicación va dirigida a ese sector de inversores que tiene temor a invertir o especular en bolsa con el primer lote de acciones, porque la ven como si fuese un casino.

Al respecto, siempre hemos manifestado que la diferencia entre un casino y la Bolsa radica en que, en esta última, podemos ir sumando instrumentos que nos dan una esperanza matemática positiva.

Además, si hacemos un correcto uso de la medición del riesgo y, también, medimos detenidamente cuál es nuestra exposición en el mercado (el tamaño de nuestra posición), podremos operar sin temores y con éxito.

Plataforma Web

10$
Forex & CFD: DEMO GRATIS
Plataforma Web Fácil Usar
Chatear con otros traders

¡Broker Profesional!🔒

100
7 Regulaciones: MT4&MT5
Academia Aprendizaje Gratis
Vídeo Tutoriales + Ebook + Indicadores

Robot Forex🤖

25€$
¡Dinero Automático!
Retiros en 1 Hora
Diseñado para ganar para ti

En otras palabras, podremos empezar a operar con nuestro primer lote de acciones, con posibilidades de ganar.

¿La bolsa es un club de ricos?

Muchos neófitos en los asuntos bursátiles, ven en la Bolsa como una suerte de “Club Vip” al que solo pueden entrar los más poderosos y, en cierta medida, tienen algo de razón.

Sin embargo, nosotros lo podemos hacer con un capital, si se quiere, modesto. Los cuatro grandes entran en la bolsa con grandes cantidades de dinero, pero (reiteramos) nosotros también lo hemos hecho.

Pasar al “Club del Mercado”, es posible. El quid de asunto, radica en continuar en dicho “Club” la mayor cantidad de tiempo posible, sin que “nos saque a los empujones el gorila de turno”, esto es, un movimiento de la bolsa en contra nuestra sin estar preparados.

Escoge tu bróker de acciones

Dependiendo del volumen de contrataciones que adelantemos, existen unos brokers más indicados que otros, para cada caso en particular. Todo depende, entonces, del tamaño de nuestro primer lote de acciones.

Además, es importante tener en consideración la comodidad que significa el tener “todo en uno” (nómina, domiciliaciones, productos y demás) para el pequeño inversor.

Este último factor, también debería ser tenido en cuenta si vamos a operar en el medio o en el largo plazo.

Nuestra lista de brokers recomendados para operar a medio o largo plazo (perfil de inversor medio o “Dummie” – principiante-):

ActivoTrade.

Renta4.

ING Direct.

ClickTrade.

SelfBank.

En nuestro particular concepto, la “joya de la corona” es “Interactive Brokers”, así no sea español. El único inconveniente, quizás, es que nos pide una cuenta mínima de 10.000 euros, lo que nos es apto para nuestro primer lote de acciones.

NOTA ACTUALIZADA  a 22 de junio de 2014: la cuenta se puede abrir, ahora, con un capital inferior, pudiendo operar en el mercado Forex, por ejemplo, a través del ECN IdealPro.

Por lo general, la consulta de las comisiones por operaciones y servicios de compra y venta de acciones, son accesibles desde el propio sitio web del bróker. A este respecto, adjuntamos un ejemplo ilustrativo:

primer lote de acciones

Pues bien, hemos tenido en cuenta la opinión de algunos amigos y las experiencias propias de algunos  de ellos, para determinar, definitivamente, que unos brokers ofrecen unas comisiones y otros las ofrecen diferentes.

Pero al final de cuentas, debemos escoger al bróker que nos inspire más confianza y nos encontremos más cómodos operando, así nos resulte un tantico más caro operar con nuestro primer lote de acciones.

¿Qué capital invertir en acciones de bolsa?

A este interrogante, siempre respondemos “a la gallega” con otra pregunta: “¿cuánto dinero te sobra?  En la Bolsa, como en cualquier inversión, siempre debemos invertir lo que nos sobra.

Aclarando, eso sí, que esa expresión “nos sobra”, incluye al porcentaje del que estamos dispuestos a prescindir, asegurándonos un colchón de liquidez en el banco.

Nunca (escúchese bien: “nunca”) inviertas en nada (trátese de una acción o de una paradisíaca isla en el Pacífico o en el Caribe), si no te has asegurado una liquidez en tu cuenta bancaria, que deberá ser “sagrada”.

La Bolsa es uno de los mercados más líquidos que existen. La inversión mínima requerida para comprar títulos de empresas cotizadas, depende del valor de cada una de esas acciones en el momento específico de la contratación.

Quien pretenda comprar acciones, deberá consultar el último precio de cotización que reflejen y, eso será, lo que nos costará cada uno de los títulos que adquiramos.

Es un mercado bastante fluctuante, dado que las oscilaciones de los precios varían mucho de un día para otro, lo que es necesario advertir antes de comprar nuestro primer lote de acciones.

Además del valor de cada uno de los títulos, cuando un inversor se decide por recurrir a la Bolsa para depositar sus ahorros, debe consultar las comisiones de compra/venta y, además, la intermediación que le aplicarán.

Ahora, los brokers españoles suelen cobrar desde 0,25% al 1,5% del importe total y, casi todos ellos, cobran un importe mínimo de comisiones. Por tanto, operar en el corto plazo en acciones con brokers españoles, se torna algo complicado.

Entonces, a la recurrente pregunta de “¿cuánto invertir en Bolsa?” no se puede contestar en un minuto, dado que será necesario estudiar exactamente de cuanto nos podemos desprender de nuestra liquidez, para invertir o especular en Bolsa.

Nosotros recomendamos hacer compras discrecionales y diversificadas en sectores, con el fin de diluir el riesgo inversor. Aunque, en un mundo globalizado como el actual, es difícil diversificar el riesgo (más no imposible)

Money management. La gestión del dinero

Aunque no vayamos a operar con apalancamiento, ni vamos a contratar ningún tipo de arriendo de acciones con terceros, la gestión del dinero será menor, sin dejar de ser un factor importante a la hora de operar en la Bolsa.

Son muchísimos los libros que se refieren a este trascendental tema, aunque ya tendremos tiempo para referirnos a esta temática en otras publicaciones. Por lo pronto, sigamos con el “primer lote de acciones”.

Selección de valores. Te tienes que formar e informar

Este, es otro factor clave para tener en cuenta en la primera operación que realicemos. Muy seguramente, te habrás preguntado: “¿y ahora dónde tiro?”

Si te estás formulando esta pregunta, la mejor de las opciones será que cierres tu conexión web con tu bróker y, además, empieces a repasar tus análisis financieros sobre los valores objetivos (trátese de análisis técnico, fundamental o ambos).

Un inversor medianamente serio, no puede “lanzar dardos” en el mercado y dar en la diana al azar, lo que sí sería asumir la Bolsa como un casino.

Debemos, más bien, disponer de una lista de valores que tengamos previstos para incorporar en nuestra cartera y, de paso, realizar un seguimiento semanal para analizar su comportamiento en todos los sentidos.

En fin y a todas estas, si tus conocimientos sobre el funcionamiento de la Bolsa no son los suficientes, no te arriesgues o, mejor, “no te suicides”.

Mejor será, que te empieces a formar e informar, para que entiendas las normas básicas del mercado y, de esa manera, empezar a pensar en comprar tu primer lote de acciones.