Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comparte nuestro contenido para ayudarnos

Brókers Forex, CFD y +DepósitoRevisar
Plataforma única y exclusiva
Cuenta Demo Gratis Acciones & Forex
Regulado por Cysec
Exposición a riesgos limitados
10€/$
Broker Forex Para Profesionales
Metatrader 4 & 5
Regulado por 7 organismos
Entrenador Personal para guiarte
100€/$
No todos los bonos son iguales, y atendiendo a varios criterios se pueden clasificar de tres maneras diferentes:

Según el emisor:
• Bonos emitidos por el Gobierno: se les denomina deuda soberana.
• Bonos emitidos por los municipios o estados de un país..
• Bonos corporativos, que son los que están emitidos por las empresas privadas, y se les denomina deuda privada.Guía Forex Gratis

Según su estructura:
• Bonos a tasa fija. Tienen una tasa de interés que se fija con anticipación y permanece igual durante toda la vida del bono.
• Bonos con tasa variable (floating rate), es cuando la tasa de interés que se paga a cada cupón es diferente, ya que puede estar indexada a una tasa de interés de referencia. También pueden ser bonos indexados a un indicador determinado tal como la inflación y otros factores.
• Bonos cupón cero: en ellos no existen pagos periódicos de capital y no pagan intereses. Se venden con una tasa de descuento, es decir, el inversor paga por una cantidad menor a su valor nominal. Cuando el instrumento vence, el emisor le regresa el valor nominal.
• Bonos con opciones incorporadas: son bonos que incluyen opciones especiales, como pueden ser:

Tipos de bonos de inversión

Bonos con derecho a venta: son aquellos bonos que llevan implícita la opción para el emisor de solicitar que en una fecha y precio determinado se recompre el bono. Algunos bonos se pueden vender si cambian las condiciones macroeconómicas en las que fueron emitidos, como por ejemplo si se produce una devaluación repentina o por cambios en el aspecto fiscal, como en el caso de que aumentaran los impuestos para quienes compren el bono. En esos casos el emisor puede recomprar los bonos que vendió a un precio de mercado.

Bonos con opción de venta (“put option”): en ellos el inversionista tiene la oportunidad de elegir si vende el bono al emisor en una fecha y precios determinados o no.

Bonos convertibles: son aquellos bonos que ofrecen la alternativa de canjearlos por acciones de la empresa emisora a un precio de mercado en la fecha del cambio.

Bonos intercambiables: cuando se tiene un bono intercambiable, se tiene derecho a canjearlo por acciones de otra compañía del mismo grupo empresarial, generalmente por acciones de la casa matriz.

Bonos con garantías: son aquellos bonos que tienen algún tipo de garantía sobre el capital y los intereses. Las garantías pueden ser exportaciones o activos.

En función del lugar donde fueron vendidos:

• Mercado Internacional: son bonos que se emiten en una moneda pero se colocan fuera del país emisor. Son los conocidos Eurobonos, bonos Samurai ( que son un título emitido en yenes y colocados en Japón por una institución no residente en dicho país), y los bonos Yankee (es un título de deuda en dólares colocados en USA por una entidad en dicho país).
• Mercado local: son aquellos bonos emitidos en el mismo país y denominados en su propia moneda.

Podemos definir un bono como una promesa de pago a futuro que obtiene la entidad que lo emite, quien puede ser una empresa pública o privada, o también una institución. Esa promesa se adquiere con los inversionistas que lo compran. Con esa operación quien emite el bono consigue el dinero necesario para realizar sus proyectos. Cuando termina el plazo que ha pactado con el inversionista, el emisor debe regresar su dinero más un rendimiento adicional por esta especie de préstamo recibido. Este formato tiene unas condiciones que se van a determinar previamente a través de un documento que se llama prospecto de emisión.

Un bono se emite a valor nominal, es decir, cuando se emite el instrumento lo hace con el valor que va a tener cuando llegue el momento de su vencimiento.

Es también un título valor que otorga al tenedor (es decir al acreedor), el derecho a reclamar un flujo específico de pagos al emisor (es decir, el deudor). Es un valor por el que se paga un interés a una tasa fija. También se le considera un título de crédito que representa la participación individual en un crédito colectivo a favor del emisor. Se pueden emitir bonos a la orden del portador y tienen que expresar la obligación de pagarlos a su tenedor en los plazos, términos y condiciones relativas a su emisión. El interés que se pacta se debe cubrir por medio de cupones adheridos a los propios títulos. Hay muchas maneras por las que empresas y gobiernos obtienen recursos a la hora de financiar sus proyectos de inversión, y una de ellas es la emisión de bonos.

Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comparte nuestro contenido para ayudarnos