Sistema de ruleta de las 9 bolas↓

Casino LIVE🎲

Casino Live Ruleta Blackjack
Buenos gráficos

Slots 3D 🎰

800 Tragamonedas🔥
100 Giros Gratis

Robot Binarias🤖

¡Dinero Automático!
Tasa Acierto 91%

Al igual que muchos prefieren jugar a la ruleta por simple diversión otros opinan que este tipo de juegos están para lucrarse y que es una tontería jugar por azar cuando hay sistemas basados en estrategias que permiten ofrecernos cierta ventaja a la hora de jugar en las mesas de ruleta.

Hay muchos sistemas para ganar a la ruleta distintos así que dependiendo un poco de las necesidades que tengas tendrás que optar por elegir uno u otro. Conviene saber que para desarrollar alguno de estos sistemas es necesario disponer de una suma de capital importante. Por ejemplo para poner en práctica aquellas estrategias que estén basadas en la progresión de apuestas es necesario ser capaces de cubrir los incrementos que hagan falta.

A continuación, me gustaría centrarme en un sistema muy fácil de poner en práctica. Se trata del sistema de ruleta de las nueve bolas. Este método es uno de los más conocidos y utilizados por jugadores de cualquier perfil, dada su sencillez. El sistema de las 9 bolas es muy simple pues el objetivo de éste consiste en apostar una única ficha al mismo y único número durante nueve tiradas. Tal cual, no hay más que eso.

Por si acaso alguien se lo está preguntando, no tiene por qué ser al número 9, puede ser cualquier número incluido en el tablero de la ruleta. Pero siempre debe ser el mismo, ese es el secreto de este sistema para ganar a la ruleta.

Al realizar las nueve tiradas sí el número por el que hemos apostado aparece tendremos que volver a apostar a ese mismo número durante nueve tiradas más. En el caso de que no aparezca nuestro número optaremos por cambiar y apostar por otro. Eso sí, la metodología no debe cambiar, habrá que apostar por dicho valor durante nueve tiradas otra vez.

Vamos a poner un ejemplo práctico para que podamos verlo de una forma mucho más visual. Supongamos que hemos elegido el número 11, pues deberemos apostar una ficha a ese número durante nueve tiradas. Imaginemos que aparece la siguiente sucesión numérica: 19, 27, 30, 4, 11, 28, 6, 15 y 2. Según esto el número por el que hemos apostado ha aparecido en la quinta apuesta, lo que significa que obtenemos un beneficio total de +30 fichas.

Cómo en la primera serie nos fue bien optaremos por volver a apostar por el mismo número durante nueve tiradas más. Pero, por circunstancias de la vida en esta ocasión la probabilidad nos ofrece una serie de tiradas sin que aparezca el número 11 por ningún lado. Concretamente la siguiente serie: 1, 12, 24, 30, 8, 16, 29, 35 y 7. Llegados a este punto lo que tenemos que hacer es apostar por el último número, es decir, apostar nueve tiradas más apostando por el 7.

En la siguiente serie aparecen los números 22, 31, 18, 2, 15, 27, 30, 8 y 7. Hemos tenido suerte, el 7 ha aparecido en la última apuesta de estas nueve tiradas dándonos un beneficio de +27 fichas. Por tanto, continuaremos apostando otras nueve tiradas por el 7.

Pero, una vez más la fortuna nos da la espalda y nos hace perder 9 fichas al no aparecer nuestro número en la nueva serie. Sin necesidad de poner otro ejemplo de serie vamos a imaginar que el último número que apareció fue un 15. Pues cómo es de lógica será el próximo número por el que apostemos, nueve tiradas más apostando por el 15. Supongamos que esta vez nuestro número tampoco aparece, eso significa 9 fichas más perdidas y la necesidad de apostar por el último número que apareció en la serie, imaginemos que es el 24. Apostamos por este número durante las próximas nueve tiradas y sigue sin aparecer, ósea que volvemos a perder 9 fichas más.

Llegados a este punto, puede que muchos sientan la necesidad de tirar la toalla dejando la estrategia del sistema de nueve bolas, pero conviene saber que la probabilidad funciona así. De hecho, apostamos una vez más por el último número de la secuencia, que en este caso fue el 12, y de pronto la bola cae sobre este ofreciéndonos un beneficio de +30 fichas otra vez.

Si mis cálculos no fallan en toda la secuencia habremos ganado 108 fichas mientras que las apostadas solo ascienden a 57. Esto supone un balance positivo de 53 fichas a favor nuestro.

Artículos de interés