ıllı Ruleta sin tensiones » Partidas rápidas y ágiles↓

100 Giros Gratis🎰

En Slots 3D al registro🔥

Casino en VIVO🎲

Live 24/7 Roulette + Blackjack

Promociones Casino

Bonos + CashBack + Sorpresas

La ruleta es una de las imágenes simbólicas que nos retrotrae a los grandes casinos: las fiestas de Las vegas, el glamour de Montecarlo, los aires marítimos de Atlantic City o la espectacularidad de los establecimientos de Macao. En todos estos lugares del mundo, esta es una de las mesas más populares del casino por su aparente sencillez, ya que, a diferencia de otros juegos, no se han de conocer reglas difíciles antes de sentarse participar o incluso solo a observar, y sus partidas son rápidas y ágiles.

Sin embargo, para poder disfrutar de una experiencia lúdica no hay nada mejor que unir al suspense de los resultados un extra de ingresos: ganar o incluso hacerlo de manera global, tras un rato o varios. Para conseguir esta rentabilidad, hay que evitar despilfarrar y pasarse mucho tiempo activo en el juego. Hoy os vamos a enseñar un sistema con el que las posibilidades de ganar se maximizan y se basa en una simple mezcla de templanza y estadística.

El método para aumentar nuestras ganancias en el juego de la ruleta que os presentamos tiene el sugestivo título de ‘ruleta sin tensiones’y ha sido desarrollado por Edmond Petitjean y revisado por Izak Matatya. Este supone que el jugador no debe ser ansioso e invertir todo su capital en una sola sesión de juego, sino que debe espaciar lo en diferentes sesiones, pues esto reduce el límite de perdida y apostar con una curiosa y nada complicada progresión en las fichas o dinero arriesgado. Esto también significa que hay que realizar un límite o frontera de ganancias en cada visita a la ruleta y no abusar de nuestra suerte, ya que cuanto más tiempo se dilate nuestra partida más crecerán las oportunidades del casino para hacernos perder.

Para un jugador en racha puede ser difícil frenar la apuesta, pero debe pensar que su límite de ganancia existe y es mucho mejor si es prefijado por uno mismo antes que dejar a las circunstancias maniobrar por si solas. De la misma manera, si se da el caso contrario, si uno no hace más que perder debería parar para impedir que la recuperación, que es posible, sea más dificultosa, y para controlar su inversión. Hay que entender tales resultados negativos no en dichos términos, sino como una cesión temporal de capital que puede ser recuperado con nuestro sistema de ruleta sin tensiones. Cualquier resultado se debe asumir como temporal. De hecho, en alguna parte del proceso estas malas tiradas son las que nos ayudan a mejorar los resultados globales al final.

Un par de nociones básicas

La ruleta no es un simple juego de azar, no se trata de jugar a lo loco sin más y ver en qué número cae la bolita, porque aunque no podemos prever los resultados, si existen unas estadísticas que nos ayudan a hacer apuestas más seguras o sensatas.

Nuestra estrategia solo juega con docenas, no con los números que forman cada una de ellas, sino con la selección de la docena en concreto, esto corresponde con las casillas exteriores con dicho nombre (docena 1, docena 2, docena 3). Esta apuesta es una de las más comunes y se paga 2 a 1, devuelve el triple de lo apostado.

Con este tipo de apuesta se tiene como se puede deducir un alto margen de acierto, un 33’33%, para ser exactos y con nuestras jugadas, nos moveremos en apuestas en 2 docenas diferentes. Haz las cuentas: algo más de un 66% de probabilidades de ganar. Eso sí, las ganancias con esta inversión son menores, pero algo menos arriesgadas.

Emplear estrategias siempre es recomendable porque la banca siempre tiene más ventaja para ganar que los jugadores y esta es una de las mejores, sobre todo para principiantes o precavidos.

Paso primero: limites

Para ejecutar nuestro plan debemos en primer lugar fijar la cantidad que vamos a invertir y no emplear ni más ni menos, y tener claro lo que hemos llamado límite de ganancia (o pérdida). Aunque nuestro deseo en algún momento sea ‘invertir’ más, esto debe darse a través de un mayor número de apuestas distribuidas en el tiempo, pero del mismo o menor valor o por el contrario, al exponer más dinero al juego, reducir nuestro número de apuestas. Si optamos por repartir ‘nuestras ansias’ hay que recordar que dentro de una misma sesión puede incluso actuar en nuestro favor.

Vamos a expresar tal cantidad a ser distribuida en porciones en el juego en porciones o unidades de apuesta. (Lo más cómodo es que coincida o sea múltiplo de las fichas de juego)

Lo que se puede hacer, aunque no es lo más aconsejable, es aumentar la cantidad de unidad de apuesta, pero sin cambiar la cifra total que nos vamos a jugar a lo largo denuestro tiempo de ruleta. Esto aumenta el riesgo ya que contamos con un menor número de giros para conseguir nuestro objetivo. También se puede optar por lo contrario, si las pérdidas nos abruman, podemos calcular unidades de menos valor, que quitan tensiones y nos dan más margen de jugadas para recuperarnos.

Esta frontera que frena el juego, el límite de ganancia, también supone que si en un día o lo que hayamos establecido como sesión de juego, decidimos alcanzar una ganancia de, por poner un ejemplo, 5, cuando alcancemos esos beneficios nos marcharemos. Más tiempo podría hacer que ese premio desapareciera con nuevas apuestas.

Paso dos: combinaciones por docenas

La ruleta sin tensiones supone que hay que hacer apuestas por docenas, en dos diferentes y que estas deben ser las dos últimas diferentes en las hayamos previamente visto caer la bola. No hay que empezar a jugar hasta que no hayamos encontrado esas dos caídas en dos docenas distintas. Advertencia las casillas ‘0’ y ‘00’ (solo en la ruleta americana) no están lógicamente en docenas, así que anula la elección de pares de docenas, es decir que ponen la búsqueda a cero. Deben contarse para apostar, en cualquier paso, las dos docenas que salgan diferentes de dos números de dos giros consecutivos.

Una vez visto estos dos puntos previos, comienza ‘la aventura’ de verdad. Se colocan las fichas en las docenas resultantes y se mantiene la misma apuesta hasta tres veces si no se gana. Si se ‘fracasa’ tres veces consecutivas hay que retirarse del juego un rato o esperar a que salgan dos números ganadores en dos docenas diferentes otra vez.

Si se gana en la jugada, la siguiente tomará como referencia para la nueva ‘posición’ de nuestras fichas las nuevas últimas dos docenas ganadoras (la de la actual tirada y la anterior). Pero si tras ganar, el último giro ‘victorioso’ da lugar a una sucesión de docenas iguales, se hará como en la triple pérdida reiterada: se parará de jugar hasta que aparezca un par separado en dichas diferentes porciones. En resumen, siempre tendremos que ver en las dos últimas tiradas dos docenas diferentes a las que aposta, si no siempre deberemos dejar de apostar hasta que se de esta combinación.

Siguiendo estas simples reglas se continúa la selección de docenas para las apuestas y sus turnos en la sesión hasta alcanzar la meta de ganancia o hasta que nos tomemos un descanso.

Paso tres: progresión de la apuesta

Una vez visto cómo vamos a jugar, haremos la aclaración de cómo repartimos la inversión o cuantas unidades de apuesta usamos en cada tirada. Recomendamos que para ello cojamos lápiz y papel, u instrumentos homólogos, para hacer cuentas, al menos al principio.

La progresión que sirve de base a la que vamos a detallar es la de Labouchere inversa cuyo fin es la de garantizar las ganancias es una secuencia favorable y acabar rápidamente con una perdedora. Pronto lo entenderéis.

Como ya os dijimos hay que establecer unas unidades de apuesta y partiremos en la primera jugada con una sola unidad a la que vamos a llamar x. Para guiarnos apuntaremos en el cuaderno el número 1(que será 1x). Siempre hay que tener esto en mente que la apuesta es 2 a 1: si perdemos desaparecerá lo invertido, si ganamos obtendremos lo expuesto y dos unidades más, lo que es lo mismo, triplicamos nuestro dinero.

Sucesión de apuestas si vamos ‘ganando’

Así, en nuestra primera ‘tirada’ invertimos ‘1x’ en cada docena, con esto tenemos unos iniciales ‘2x’ de dinero apostado.

Si en esta primigenia apuesta ganamos, (la bola ha recaído en una cifra contenida en una de nuestras dos docenas), dibujamos un círculo en torno a este número 1x que coincidirá con nuestras ganancias. Hemos obtenido 3x en la docena triunfante, pero hemos perdido la unidad que se apostó a la otra (3x-1x perdido- 1x de origen = 1x de beneficios)

Mantendremos la misma cantidad de apuesta hasta que se dé una perdida.

Sucesión de apuestas si vamos ‘Perdiendo’

Si perdemos, junto al 1 de antes apuntaremos a continuación otros dos ‘1’ (‘111’) uno por cada unidad perdida, (simplificación’1x’’1x’’1x’) y en la próxima apuesta se invertirá la suma de los dos números de los extremos (1+1), 2x en cada docena, 4x en total. Si, después de esto, en la siguiente ‘mano’ ganamos, habremos obtenido 4x, que significarán la recuperación: ‘2x’ de la docena que no ha resultado afortunada es este tiro y las 2x perdidas en la primera vuelta. (Nos quedan las 2x del inicio de juego)

Con esto, rodearemos los dos extremos de la progresión ‘111’ y en la próxima apuesta optaremos por la cantidad del medio entre los círculos, de nuevo 1x en cada docena, 2x en total. Al rodear estos extremos se quitan de la línea para las próximas ‘cuentas.’ Así seguiríamos sucesivamente hasta cubrir nuestra cifra de juego, de pérdidas o de ganancias.

Cada vez que perdamos añadiremos dos veces el número de unidades pérdidas (por docena, no la suma de las perdidas en las dos) y sumaremos los extremos para obtener la apuesta siguiente para cada docena, y seguiríamos después apostando la suma de los números interiores de la línea.

Así por ejemplo si perdiéramos dos veces seguidas, (según explicación anterior hemos apostado 2x por docena, o sea, 4x) añadiríamos a correspondiente la fila’ 1 1 1’, dos ‘2’. La línea quedaría de la siguiente manera: ‘11122’. Con esto volveríamos a sumar los extremos (1 y 2) y intentaremos seguir con una apuesta de 3x en la inmediata tirada posterior, 6x sumados. (Si la racha se mantiene la progresión dejaría la fila en ‘112233’ y la apuesta sería de 4x). En el caso de éxito en la fila se rodean de nuevo los extremos y se sumaría el centro libre ‘112’ con lo que se repetiría el 3x. Dado el éxito de esta operación de 3x por docena, se rodearían y quitarían de. ‘112’ las esquinas y de nuevo quedaría el uno.

La ganancia siempre se obtiene a partir de la apuesta de la línea ‘1’ y así de unidad en unidad. Se trata de un camino lento pero seguro, que toma la lógica y la probabilidad como aliados.

Otras recomendaciones

Para que el sistema funcione hay que jugar con una única unidad, o lo que es lo mismo tener al final de todo una línea de un solo número, que implica que si hemos tenido pérdidas, las hemos recuperado y lo que quedan siempre son ganancias.

De este modo, la fila de ‘cuentas’ debe guardarse. Si hemos sufrido una mala racha, podemos continuar en nuestra próxima cita desde el punto que lo dejamos y, aplicando la progresión anterior, según su lógica, tratar de despejar todos los números hasta llegar al ‘1’. Incluso si no lo consiguiéramos esta vez, es una mera cuestión de tiempo, habrá que hacer más interrupciones durante nuestra visita o volver otro día. Por aquello de los porcentajes de éxito de la apuesta por docenas y nuestro sistema, más tarde o más temprano, y sin que las pérdidas sean grandes, retomaremos la senda del beneficio inevitablemente. No desfallezcas hasta alcanzar el objetivo deseado y siempre desde el control de las perdidas.

Hay que marcarse también un límite de ganancia razonable, en el caso del modelo analizado por Matatya es de 5 unidades al día o sesión y en sus experiencias lo ha conseguido en menos de 20 apuestas.

No importa la cantidad que elija para esta unidad ‘x’, e incluso no hay que temer empezar con cantidades pequeñas a usar esta estrategia. No obstante, tanto la tensión como la exposición serán menores a medida que bajen estas inversiones ‘x’, de hecho a mayor valor de ‘x’, también deberíamos fijar una menor cuota de unidades de ganancia como meta.

Fraccionar el juego es controlar las perdidas y no someterse a las ventajas del casino, sino generar las propias. Se puede cambiar de centro de juegos incluso o hacerlo en uno físico u online.

Un consejo interesante es cuando llevemos una buena cantidad de ganancias, guardemos parte y sigamos jugando con lo restante. Lo más fácil es que cuando consigamos doblar el capital inicial total (que hemos dividido en unidades para el juego), tengamos en mente dejar la mitad en un sitio seguro, en un banco o simplemente lejos del juego. Una vez hecho esto, no hay fracaso posible, ya que la inversión está ya asegurada y el resto, por poco que vayamos consiguiendo, será puro beneficio. Asimismo si empleamos en la ruleta 500 euros en 10 unidades de 50 euros, al transformar estos en 1000 euros, reservaremos 500 y seguiremos con nuestro sistema de ruleta sin tensión. Como ya hemos dicho se trata de un plan para obtener pequeñas recompensas si se asume el conseguirlas con calma y (relativamente) despacio.

Hay que reseñar que este sistema de ruleta sin tensiones no es apto para avariciosos porque es más idóneo los que gustan de arriesgar poco, lo que aunque desmotivará a estos, para el resto puede favorecer el disfrute de la expectación y suspense del juego. ¿No es más fácil pasarlo bien cuando no hay tanto que perder?

Nuestros trucos eximen del conocimiento de todos los tipos de apuestas que existen y se pueden llevar a cabo en este juego, así como sus leyes. Dado esto, otro de los beneficios deducibles, es que podemos jugar desde que llegamos al casino, ya que no hace falta saber ni observar el mecanismo y competidores. No obstante, para los curiosos es bastante interesante conocerlos pues cuenta con una rica historia y su funcionamiento implica un alto grado de matemáticas y probabilidad.

Una idea para iniciarse en probar en los casinos online, donde los novatos pueden conseguir bonos de bienvenida con la que no usar o tomar poco de su propio dinero, para entrenarse o poner a prueba la estrategia que aquí os hemos mostrado. A pesar de eso tengan precaución, ya que Internet ofrece la comodidad de no tener límite de tiempo y permitir el juego en cualquier sitio, y eso potencia el exceso.

Por último, Esperamos que os haya gustado este sistema de ruleta sin tensiones. En poco tiempo le cogeréis el truco y os podréis gozar de la experiencia de jugar en un casino. Incluso os sugerimos que compartáis esta información ya que no hay nada más divertido que jugar o competir con amigos.