Cómo serías de rico si hubieras invertido con Warren Buffett↓

La acciones de Berkshire, la empresa de Warren Buffett, han alcanzado su máximo histórico y han cotizado del orden de 200.000 dólares por acción. Una cotización que sin duda alegró mucho a los afortunados que poseen algunas de ellas.

Si seguimos imaginando, supongamos que tu padre, allá por el año 1964, hubiera confiado su dinero a aquel joven Warren Buffett y que se hubiera hecho propietario de acciones de aquella compañía (que por aquel entonces era una empresa textil). Es decir, supongamos que en aquel momento, tu padre comprara unos 1.000€ en acciones de la empresa Berkshire Hathaway.

100
Bróker con 7 Regulaciones
MT4&MT5
Forex, CFD, Crypto
Para profesionales

10$
Broker forex regulado Cysec
Plataforma online (fácil utilizar)
Forex, CFD, acciones, crypto
Cuenta Demo Gratis

Desde 1964, en que las acciones de Berkshire Hathaway cotizaban a 19 dólares, la subida que han experimentado ha sido constante y paulatina. Si que es verdad que su revalorización fué mayor en sus comienzos que en la última década, pero como hemos dicho, no han parado de crecer y desde el 2006 las acciones se han llegado a revalorizar hasta un 100% por encima de su valor.

Elena Holodny, reputada periodista financiera, ha realizado para Business Insider,la tabla que os mostramos a continuación. Los resultados de esta tabla están fijados en dólares, pero tan solo tenemos que cambiar esas cifras a euros y tendremos el resultado con el que nosotros operamos mas frecuentemente.

Pués según esta tabla, si hubiéramos invertido 1.000 euros en el año 1964 en acciones de la empresa Berkshire, hoy tendríamos aproximadamente unos 10 millones de euros. De hecho, serían mas ya que solamente estamos contando con el nivel de cotización y no con los dividendos que se han producido a lo largo de estos años. En total, la cifra podría ascender hasta los 15 millones de euros.

¿Cómo serías de rico si hubieras invertido con Warren Buffett?


Este gráfico nos indica también el dinero que tendríamos si hubiéramos invertido el dinero en otro año distinto a 1964, por lo que si por ejemplo, hubiéramos comprado acciones de Berkshire en 1978, también seríamos millonarios hoy en día. Este es un gran ejemplo de que una pequeña inversión en una empresa sólida, a largo plazo y con el seguimiento de un buen gestor, puede ser muy pero que muy rentable.