Broker binariasInformaciónDepósitoRetiroAbrir Cuenta
Robot opciones binariasRobot automático binarias
Fácil Ganar Dinero
Todos los países
5 €/$3 horas¡Registro Gratis!
Robot automático para ganar dinero- Bróker Latinos
- ¡Trading Social!
- Depósito tarjeta
- Prohibido Europa
50 $1 díaIr plataforma
Robot automático para ganar dinero- Bróker Binarias
- Todos los países
- ¡Copiar Expertos!
- Torneos
- Depósitos Crypto y ewallet
50 € / $6 horas¡Registro Gratis!

¿Qué son y para qué sirven los Warrants?

Si ya te encuentras haciendo negociaciones con opciones binarias, las cuales haces habitualmente, es posible que ya te encuentres familiarizado con términos relacionados con el tema financiero.

De no ser de esa manera, no te preocupes, en el presente artículo, estaremos tratando un término muy interesante que está inmerso en el mundo de las finanzas.

A continuación, hablaremos de los Warrants y para qué sirven.

¿Qué son los Warrants?

Comenzaremos por definir lo que son los Warrants, los cuales son considerados instrumentos financieros derivados que proporcionan al comprador el derecho, aunque no la obligación, de comprar y vender un activo subyacente en una fecha determinada y a un precio determinado. Es posible que este concepto no te resulte ajeno, al contrario, te resulte familiar y eso es porque en cuanto a cómo funcionan, los Warrants están incluidos en la categoría de opciones.

De la misma forma que denominamos las opciones binarias, tenemos dos tipos de Warrants, las Warrants de compra que se denominan CALL Warrants y los Warrants de venta que se denomina con el nombre de PUT Warrants.

Al igual que el procedimiento que se realiza con las opciones binarias, aquí también se le da la oportunidad al operador de ejecutar la transacción de compra o venta y a la otra parte, la obligación de ejecutarla. Lo que denominamos como ejercer Warrants.

De esta manera, decimos que los warrants, están incluidos en las categorías de opciones, sin embargo, es necesario destacar dos diferencias básicas que existen: por una parte, la liquidez y por la otra, los plazos de vencimiento.

  • En cuanto a la liquidez, cuando negociamos con opciones binarias, ésta va a depender siempre del mercado, mientras que, en el caso de las Warrants, gozan de mayor liquidez, ya que, son las entidades las que se encargan de proporcionar los contratos.
  • Por otra parte, en el caso del plazo de vencimiento máximo, el de las opciones binarias es de máximo un año, en cambio, los Warrants nos permiten disfrutar de lapsos mayores de tiempo.

Como sabemos, los Warrants son valores agrupados que emiten las entidades y que son representados con anotaciones en cuenta, y que, además, se cotizan en un mercado de forma organizada.  En el mundo de las finanzas, la opción de los Warrants es muy segura, ya que estos nos permiten comprar valores subyacentes de una sociedad emisora a un precio fijo de ejercicio, hasta la fecha de su vencimiento.

Por consiguiente, si ya sabemos que tanto los Warrants como las opciones binarias son instrumentos financieros bastante similares, y que los cuales nos han de proporcionar muy buenos beneficios en la inversión de nuestro capital, debemos saber sacarle provecho. Así que, sigue leyendo para que no te pierdas ningún detalle de lo que te explico.

¿Cómo invertir en los Warrants?

Es normal que se diga constantemente que los Warrants están asociados a acciones preferentes y bonos, los cuales les permiten a las entidades emisoras pagar dividendos o tasas de interés más reducidas. En este caso, los Warrants son usados para que el rendimiento de los bonos en cuestión mejore, y que, por lo tanto, al mismo tiempo consiga que estos bonos sean más atractivos para los posibles compradores.

De la misma manera, los Warrants también pueden utilizarse en ofertas de privaty equity, que no es más que un tipo de entidad financiera especializada en el capital de inversión, que adquiere un paquete mayoritario de las acciones que emite la sociedad.

Por otra parte, es muy recurrente que estas órdenes sean desmontables y que se puedan vender de forma independiente, como sería el caso de los Warrants emitidos como acciones referentes. De esta manera, cada uno de los inversores puede desmontar y vender la orden antes de percibir los pagos de los dividendos.

Con mucha frecuencia, los Warrants se negocian activamente en determinados mercados financieros. Podemos destacar, por ejemplo, el mercado financiero de Hong Kong Stock Exchange o el Deutshe Borse.

Es importante que tomes en cuenta, al momento de que decidas invertir en Warrants, que busques un Bróker que te ofrezca este servicio o recurrir a tu entidad financiera de confianza, porque lo más seguro es que te ofrezcan este producto de inversión para hacer rendir tu dinero.

¿Qué tipo de ordenes hay?

Como ya sabemos, contamos con diferentes tipos de opciones binarias en el mercado, esto mismo es lo que ocurre en el caso de los Warrants. Así que encontraremos una amplia gama de alternativas en los tipos de ordenes disponibles.

  • Compra de Warrants: esto no es más que ofrecer el derecho a comprar acciones de una empresa en un precio determinado y en una fecha futura antes de que finalice el plazo de su vencimiento.
  • Venta de Warrants: en este caso sucede de manera contraria, aquí es ofrecer el derecho a vender acciones de una empresa a un precio determinado y en una fecha futura antes que finalice el plazo de su vencimiento.

También existen otros tipos de Warrants, entre los cuales podemos destacar: los Warrants tradicionales, los Warrants Naked y los Warrants terceros. A continuación, hablaremos con más detalle de cada uno de estos Warrants.

Los Warrants tradicionales o también llamados Bonos Warrants, son bonos emitidos junto a un enlace y que nos permite el derecho de adquirir las acciones de la entidad que está emitiendo dicho bono.

Ahora tenemos los llamados Warrants Naked, que no son más que los que se emiten sin un vínculo de acompañamiento, pero también se negocian en la bolsa de valores. De forma habitual, estos son emitidos por los bancos y son conocidos como Warrants cubiertos, ya que los mismos son liquidados en efectivo.

Gustosamente, estos Warrants llamados cubiertos, suelen ser comerciados junto a la renta variable, haciendo que para los operadores de a pie, sea más sencillo realizar las operaciones de compra y venta.

De la misma manera, también tenemos los denominados Warrants terceros, que son derivados emitidos por los que ya tienen el instrumento subyacente. En este sentido, la empresa emite las ordenes que ofrecen al tenedor el derecho a convertir el Warrant en una acción.  Estos Warrants desmontables, además, nos ofrecen una característica más en cuanto a la seguridad, ya que se puede separar de la emisión de obligaciones y negociarlos de forma individual.

¿Qué ventajas y riesgos implican los Warrants?

Como todo lo que se planifica y más en el área financiera, al momento que decidas realizar inversiones con los warrants, tendrás que definir cuáles son los riesgos a los que incurres con tu inversión, ya que la perdida estará limitada a la prima pagad, de esta manera, no importara la tendencia del activo en la inversión.

En todas las operaciones existen riesgos, en el caso de los warrants, los riesgos involucrados están relacionados primordialmente con el tiempo y cuanto más cerca este de la fecha de su vencimiento, más se incrementará la tasa de descomposición del Warrants.

Ahora bien, no todo lo relacionados con los Warrants es riesgoso, también existen ventajas al trabajar con ellos, pudiendo destacar que los Warrants ofrecen comisiones más bajas y que podemos invertir directamente en la Bolsa, lo cual nos viene de maravilla.

Debemos tomar en cuenta que las Warrants se tratan de productos que también ofrecen apalancamiento, por lo que no es necesario tener mucho capital para invertir. Sin embargo, debemos tener mucho cuidado, porque el apalancamiento también puede presentarse como una desventaja.

Y ya para finalizar, otra de las ventajas, la cual podría ser incluso la más importante, es la posibilidad de proteger el portafolio de inversión, ya que este tipo de inversiones nos da la posibilidad de resguardar el valor de dicha cartera cuando el mercado cae. También podemos hacerlo con acciones en las que hayamos invertidos con anterioridad.

Comparte para que otros puedan también!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email