Informacón de contenido:

Bróker Trading

Ordenar Nuestras Finanzas

El sueño de todas las personas en el mundo es el de poder tener una vida ordenada financieramente hablando y para ello se precisa ordenar nuestras finanzas como primer paso. Con esto nos referimos que tenemos las cuentas al día, con pocas o ninguna deuda y con la posibilidad de poder ahorrar cada mes ininterrumpidamente a largo plazo.

El problema de las finanzas personales radican como ya lo hemos hablado y explicado en otros artículos, en que las personas son incapaces de salir de una zona viciosa de endeudamiento.

Nunca pueden tener a la mano algo de dinero o no tienen un buen control sobre las compras compulsivas. Esto genera que los ingresos que se obtienen no sean suficientes y es allí en donde comienzan todas pesadillas.

El objetivo de nuestro artículo el día de hoy consiste en mostrar que podemos con 10 simples actitudes poner ordenar nuestras finanzas y acabar de una vez por todas con los hábitos tóxicos o negativos que nos lo impiden.

Guía Forex

Definir los objetivos financieros: siempre es importante que sepamos definir el tipo de objetivos financieros que queremos conseguir, los que nos indiquen a dónde queremos llegar.

Tenemos que ser conscientes que no sirve de nada tener muchos conocimientos sobre muchas cosas o sobre las cosas que nos interesan, pero si no podemos definir a dónde queremos llegar, no sirve de nada este conocimiento, es totalmente estéril.

Con respecto a las finanzas es importante que nos hagamos algunas buenas preguntas como por ejemplo ¿cuál es tu objetivo financiero? ¿Qué te gustaría comprar? ¿Queremos conseguir un inmueble, un terreno un coche nuevo?

Juegos de casino Live como ruleta, blackjack

Todas estas preguntas con otras que consideremos son necesarias e importantes debemos hacerlas antes de trazar los objetivos y una vez que sepamos qué es lo que queremos podemos fijar las rutas necesarias para que esos objetivos se conviertan en metas realizadas.

Consejos para organizar tus finanzas personales

Crear una planilla de presupuesto: La planilla podemos hacerla de la forma queramos y en el programa que queramos, puede ser elaborada en Excel por ejemplo. Sin embargo esta debe contener siempre tres pasos fundamentales.

  • Control: es necesario que tengamos un control sobre los gastos y con ellos poder establecer lo que podemos gastar en el mes sin salirnos del presupuesto.
  • Evaluación: es importante evaluar los gastos que tenemos actualmente y debemos definir con ello las metas de gastos que queremos conseguir. Debemos siempre identificar aquello que podemos cortar o disminuir para conseguir nuestra meta de deudas.
  • Identificación: aquí debemos siempre identificar las formas en las cuales nos encontramos gastando nuestro dinero.
Copiar expertos en criptomonedas

Controlar las deudas: no decimos que no debemos tener ninguna deuda, lo que decimos es que debemos tener un presupuesto muy bien marcado para todo, eso incluye diversión, gastos o cosas que necesitemos o que queramos.

Dependiendo de lo que ganemos de forma mensual podemos destinar entre un 10% y un 15% del total para estas cosas que tanto queremos o que representan deudas menores.

Es importante mantener una buena estabilidad financiera en todo momento, ya que nunca podemos saber el momento exacto en el cual se nos presente una buena oportunidad.

Contar con una reserva para las emergencias: Ninguno de nosotros tiene seguro el futuro, ninguno de nosotros puede saber lo que va o n o a ocurrir. Por esta razón siempre debemos tener una reserva que no es lo mismo que los ahorros.

Por dónde comienzo a ordenar mis finanzas

Ojo, ya que muchas personas confunden los ahorros con la reserva, ya que nunca sabemos si tengamos algún tipo de emergencia en salud, un problema con el coche, una fuga de agua en la casa, algo que se ha roto, un viaje inesperado, una reunión, entre otras muchas cosas que pueden suceder y que nos demandan un tipo de gasto.

Invertir en educación financiera: muchas personas se preocupan solamente por la inversión que deben hacer en finanzas o temas de bolsa. Sin embargo verlas que inviertan en aspectos relacionados con la educación pero financiera lo piensan muchas veces o simplemente lo toman como algo innecesario.

Nunca sobra el conocimiento, si bien el auto aprendizaje es costoso y toma tiempo, son muchas las cosas que podemos aprender de las historias de vida de otros, de sus experiencias y de sus errores.

Invertir en  educación, cualquiera que sea y de cualquier tipo de área del conocimiento, es uno de los principales activos intangibles que podemos tener.

La disciplina: Todas las cosas en la vida requieren de esto. Esta es una de las cualidades que más se valoran en las personas. Si de verdad queremos tener éxito como inversionistas o como   emprendedores, debemos comenzar con cosechar la virtud de la disciplina por si no la tenemos o ayudarnos a ampliarla si la tenemos.

Finanzas personales ejemplos

Tener equilibrio: cuando hablamos sobre las finanzas las personas normalmente toman mal la palabra equilibrio. No podemos caer en los excesos, por ejemplo tener muchas deudas es un exceso o no tener ninguna también lo es, ya que muchas veces una deuda representa un activo o una buena inversión.

Invertir en renta fija: actualmente con la diversificación y con la globalización ya se pasó el tiempo de invertir apenas en una caja de ahorro para tener una rentabilidad mínima, aunque segura.  Hoy en día ya hay instrumentos financieros que ofrecen la misma seguridad pero con una mayor rentabilidad, simplemente debemos encontrar algunos en el mismo banco en el cual tengamos una cuenta.

Invertir en renta variable: por muy conservadores que seamos con relación al dinero, siempre debemos considerar el hecho de que debemos tener en mente que debemos poner una parte de nuestro dinero invertido en acciones.

Cuanto más jóvenes seamos más tiempo tendremos a nuestro favor para que las acciones se puedan rentabilizar, simplemente tenemos que conocer una buena estrategia con las cuales podamos identificar las mejores acciones para invertir a largo plazo.

 Revisar siempre el portafolio y nunca dejar de aprender: para que podamos con seguir buenas rentabilidades en todas las inversiones que hagamos es fundamental contar con una estrategia para que podamos equilibrar la cartera de inversiones.