ıllı Mejores Depósitos » Comparativa de Depósitos Bancarios↓

Recientemente, nos ha llegado un email en el que se nos pregunta si recomendamos, desde opcionesbinarias.site, algún tipo de depósito o fondo de inversión.

Nos indagan, además, respecto de cuales creemos que son los mejores depósitos para un inversor medio. En tal virtud, nos hemos dado a la tarea de investigar al respecto, profundizando en la rentabilidad y en el factor riesgo.

Muchos de nuestros lectores habituales, recelan de los productos de inversión a medio y largo plazo, pero consideramos que se trata de una alternativa de buenas rentabilidades, siempre que contratemos los mejores depósitos.

Plataforma Web

10$
Forex & CFD: DEMO GRATIS
Plataforma Web Fácil Usar
Chatear con otros traders

¡Broker Profesional!🔒

100
7 Regulaciones: MT4&MT5
Academia Aprendizaje Gratis
Vídeo Tutoriales + Ebook + Indicadores

Robot Forex🤖

25€$
¡Dinero Automático!
Retiros en 1 Hora
Diseñado para ganar para ti

¿Qué es un depósito bancario?

Es un vehículo de inversión o producto financiero, muy utilizado dentro del mundo de los ahorradores que buscan una rentabilidad media de sus ahorros.

El mecanismo es de lo más sencillo:

Cualquier persona física o jurídica que disponga de un dinero, podrá contratar con una entidad bancaria que, por un tiempo determinado, con unas condiciones preestablecidas y bajo una rentabilidad “X”, reciba el depósito.

Clasificamos los tipos de depósitos

Los tipos de depósitos más comunes dentro del mundo de los ahorradores, sin que aun digamos cuales son los mejores depósitos, son:

  • Depósito tipo Cuenta Corriente: se le conoce, también, como “depósito a la vista” que nos faculta a ingresar una determinada cantidad de dinero a la entidad, la que podremos retirar cuando así lo deseemos.

A cambio de ese depósito, el banco nos podrá pagar una rentabilidad “X” o no, a título de un interés por la cantidad que ha sido depositada. En este tipo de depósitos, la entidad bancaria está obligada a prestar un “servicio de caja” y, además, a disponer de la liquidez necesaria para el caso en que el depositante requiera el dinero.

  • Cuenta o Libreta de Ahorros: las cuentas de ahorros son muy similares a las cuentas corrientes, con la diferencia en que la entidad entrega una libreta de ahorro para anotar los movimientos de la cuenta.

Se diferencia, además, en que en las cuentas de ahorro se tiene una menor disponibilidad   de dinero, a cambio de lo cual, se brinda una mayor rentabilidad. ¿Será uno de los mejores depósitos?

  • Depósito a Plazo: es un producto bancario, en el cual un cliente entrega a una entidad bancaria, una cantidad de dinero durante un periodo de tiempo (de forma periódica).

Lo anterior, a cambio de una remuneración a título de tipo de interés aplicado sobre el capital depositado. El interés se puede pagar al finalizar el periodo o por fracciones.

Si el cliente reclama el monto antes de que finalice el plazo pactado con el banco, es habitual que en el contrato se estipule una penalización, que reduce la rentabilidad.

En tal virtud, será necesario estudiar muy bien todas las condiciones de contratación, para saber si se trata de uno de los mejores depósitos o no

Lo que deberías saber sobre los depósitos bancarios

Como hemos visto, se trata de una operación sencilla. La norma general es que, a mayor plazo, mayor rentabilidad. Si se retira el dinero antes del plazo, habrá una penalización, aunque no siempre sucede.

Además de los depósitos más básicos, existen productos más complejos, que pueden relacionar la rentabilidad con la evolución del valor de una acción o de un conjunto de acciones e, incluso, con un evento futuro.

En estos casos, la recomendación es contratar siempre sabiendo lo que se está haciendo, esto es, sabiendo lo que se podría perder y lo que se podría ganar, para determinar si es de los mejores depósitos.

Ahora, en términos generales, contamos con una herramienta bastante útil para saber cómo funciona cualquier clase de depósito y la rentabilidad que se puede obtener, mediante un simulador del Banco de España.

De los beneficios que se obtienen de los depósitos, es necesario pagar impuestos dependiendo, en cada caso, si se es persona jurídica o persona física.

También, dependerá del tipo de rentabilidad ya que, si es en dinero o en especie, se pagarán más o menos impuestos. El banco puede retener  una cantidad, por concepto de anticipo de impuestos.

Otro aspecto a tener en consideración, es que las únicas entidades que pueden captar depósitos son los bancos, las cajas de ahorro y las cooperativas de crédito. Solo en estas entidades, es posible encontrar los mejores depósitos.

Las entidades que no están bajo la supervisión del Banco de España, no pueden captar depósitos de ninguna manera. A este respecto, es importante no confundir un depósito (que es lo que hemos descrito hasta ahora), con otros tipos de “depósitos”.

Así, por ejemplo, no se deberá confundir con una inversión o con una aportación de capital a una empresa o negocio.

El fondo de garantía de depósito: un seguro para los ahorradores

La legislación español, establece un sistema de garantía para que, las personas que han depositado sus ahorros en las entidades autorizadas, no pierdan su dinero en caso de que una (o varias) entidades entren en quiebra.

Se trata de un sistema que no es exclusivo de nuestro país. En casi todas las artes del mundo, se encuentra establecido este sistema.

La garantía cubre a las empresas y a las personas físicas, también. Pero, eso sí, es preciso tener en cuenta que se aplica por depositante.

Expliquemos lo anterior con un ejemplo: si un ahorrador tiene un depósito de 90.000 euros en la entidad “A” pero, al mismo tiempo, ha depositado 40.000 euros en una entidad “B”, solo tendrá derecho a reclamar al Fondo de Garantía 100.000 euros.

Lo anterior, así la suma de ambos depósitos de como resultado 130.000 euros.

El importe máximo de la garantía, depende  de cada sistema de garantía de depósito, siendo en España 100.000 euros el monto de la garantía misma, al cabo que en Estados Unidos asciende a 250.000 euros.

Un apunte sobre depósitos y contabilidad. Importante para saber cuáles son los mejores depósitos

Si se trata de una persona que tiene algunas nociones de contabilidad y, además, es inquieta en lo que respecta a las finanzas y/o la economía, le resulta fácil entender los préstamos como un pasivo de una empresa.

También, sabrá que los depósitos son considerados como un activo. Esto es lo normal, para las empresas que ofrecen productos y/o servicios, que no tienen que ver con el sector financiero.

Para los bancos, sucede exactamente lo contrario. Los depósitos de los clientes, son productos de pasivo. Los préstamos, a su vez, forman parte del activo en el balance.

Ahora, si la entidad bancaria deposita un dinero en otra entidad, como puede ser en el Banco Central Europeo, se dice que el banco ha efectuado un depósito en el BCE y ese depósito forma parte de su activo.

¿Qué tipo de depósito es el mejor? ¿Cuáles son los mejores depóstios?

La respuesta a esta inquietud depende, en gran medida, del perfil del ahorrador o inversor que desee depositar en un banco. La rentabilidad es, sin duda, un factor importante a tener en cuenta.

Otros factores a tener en consideración, es el tipo de depósito que se pretenda contratar y el capital que se va a desembolsar para contratar el depósito mismo. Son aspectos a considerar, para saber si se trata de los mejores depósitos.

Desde Pullback Trading, sugerimos que se revise la oferta actual de cada una de las entidades, para encontrar la que mejor se adapte a cada uno de los factores a los que hemos hecho alusión, esto es, para determinar cuáles son los mejores depósitos.