Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comparte nuestro contenido para ayudarnos
Brókers Forex, CFD y +DepósitoRevisar
Plataforma única y exclusiva
Cuenta Demo Gratis Acciones & Forex
Regulado por Cysec
Exposición a riesgos limitados
10€/$
Broker Forex Para Profesionales
Metatrader 4 & 5
Regulado por 7 organismos
Entrenador Personal para guiarte
100€/$

Uno de los asuntos más importantes al momento de definir la representación de un gráfico, consiste en la selección de la escala a utilizar en el gráfico mismo.

Muchos traders, analistas y expertos en el tema de la escala en los gráficos,  pregonan la utilización de las escalas lineales, en vez de los semi-logarítmicos o logarítmicos.

No obstante, es necesario precisar que esto puede ocasionar serios inconvenientes de apreciación y, por supuesto, de análisis en caso de que el trader no seleccione adecuadamente la escala en los gráficos.

La clave en la utilización de los gráficos logarítmicos, radica en que son mucho más sensibles a las variaciones porcentuales de las cotizaciones.Guía Forex Gratis

La clave no radica tanto en su valor neto o en el avance en términos absolutos que haya experimentado esa cotización específica.

De esta forma, entonces, comprendemos que, desde el punto de vista técnico, es más recomendable (sin duda) conocer la pérdida o ganancia porcentual, más que la cantidad exacta de dinero (euros o dólares)

Lo anterior, está revestido de lógica. Si alguien nos dice, por ejemplo, que ha perdido 500 euros, todos estaremos de acuerdo en que será una pérdida que no es asumible.

Y no lo es, por cuanto (siguiendo el ejemplo), si esa persona contaba con 1.000 euros en sus arcas antes de la pérdida, suponiendo una pérdida de -50% de su total, la pérdida será bastante llevadera.

Y lo será, si lo comparamos con un escenario en el que esa persona contaba con una cartera de 50.000 euros, lo que habría generado una pérdida porcentual del -1%.

Por tal motivo, no es recomendable utilizar formas de representación gráficas que no muestren este aspecto. Así las cosas, siempre debemos revisar la escala en los gráficos que tenemos configurada.

Estas consideraciones no se deben interpretar como que estamos descalificando la escala lineal, dado que su uso es bienvenido cuando recién estamos empezando en el trading.

Sin embargo, a medida que vayamos avanzando en nuestra carrera como traders, nos iremos percatando de que la lectura de los gráficos con base en escalas lineales es pobre, dando lugar a errores de análisis.

Tampoco es nuestra pretensión pontificar en los complejos temas del trading.

Para corroborar lo dicho, anotemos que muchos de los grandes traders cracks de Estados Unidos, hacen sus análisis con base en el uso de gráficos lineales como escala en los gráficos mismos.

No comprendemos el motivo de este fenómeno, pero lo cierto es que se trata de  una gran realidad.

Las configuraciones típicas de la escala en los gráficos

Los puntos mayores y los puntos menores en los gráficos, la mayoría de las veces aparecen más claros cuando estamos representando los gráficos mediante una escala semi-logarítmica en los propios gráficos.

Este fenómeno es comprobable, cuando las líneas de tendencia en el largo plazo son dibujadas en el gráfico o, también, cuando hay un cambio considerable.

Tal y como lo habíamos comentado ya, la mayoría de los programas gráficos de trading permiten al trader configurar la escala de manera aritmética, logarítmica o semi-logarítmica.

Situando otro ejemplo ilustrativo, la escala aritmética nos mostraría valores incrementales, como podrían ser 5, 10, 15, 20, 25, 30 y, así, sucesivamente, según nos vayamos desplazando por el eje Y del gráfico, que es la cotización.

De esta manera y a simple vista, un cambio en el precio de 10 será tomado igual que si ese movimiento se presenta en las siguientes cotizaciones: de 10 a 20 o de 100 a 110.

Lo dicho, se puede apreciar en los siguientes ejemplos de la escala en los gráficos:

Escala semi-logarítmica

Comparemos, ahora, el mismo gráfico con una escala aritmética:

Escala aritmética y líneas de tendencia

Como hemos logrado apreciar, ante un mismo caso, con un mismo activo y en un momento dado (específico), las líneas de tendencia son mucho más impredecibles en el gráfico aritmético.

En tal virtud, lo más recomendable es utilizar los gráficos semi-logarítmicos con el fin de determinar líneas de tendencia más claras.

Para qué sirve el uso de los gráficos logarítmicos como escala en los gráficos mismos

Tal y como lo hemos analizado ya, hacer uso de los gráficos logarítmicos presenta ventajas frente a la utilización de los gráficos lineales. La escala en los gráficos es importante, entonces.

Los gráficos logarítmicos se suelen utilizar más, para evadir posibles distorsiones del gráfico en el que se representa la cotización de un activo financiero.

Lo anterior, motivado primordialmente por referencias exageradas o minúsculas y, además, para marcar objetivos que sean más realistas.

Otras consideraciones sobre la importancia de la escala en los gráficos

Al representar un gráfico sobre unos ejes cartesianos, es claro que el eje de abscisas (que es el de las X) es en el que se situará el factor tiempo.

Sin embargo, esto varía en función del tipo de análisis que estemos efectuando, esto es, si es un análisis a muy corto plazo, a corto plazo (a secas) o a largo plazo.

Pero, resulta que el problema no reside en este eje sino, más bien, en el eje de ordenadas (ejes de las Y) que es en el que se sitúan los precios.

Normalmente, todos los gráficos vienen expresados en escalas aritméticas lo que, como ya lo hemos aludido, puede ocasionar el que cometamos graves errores en el momento del análisis.

Basta con observar algunos gráficos del índice Dow Jones (que no traemos ilustrados) en los que, ante una diferencia de casi 1.000 puntos,  las diferencias entre las dos líneas es la misma en una escala aritmética o lineal.

Si lo ponemos en escala logarítmica, en cambio, en el eje de ordenadas podremos ver la diferencia, si buscamos en la Web estos gráficos del índice Dow Jones.

Ahora, la caída en un gráfico que use escalas aritméticas no se puede apreciar, dado que visualmente sería la misma caída, al cabo que la escala logarítmica sí recoge las diferencias.

Lo anterior, debido a la propiedad con que cuentan los logaritmos que hacen que rentabilidades iguales, tenga escalas iguales.

Tener en cuenta estas consideraciones sobre la importancia de la escala en los gráficos,  es fundamental para todos los analistas pero, por sobre todas las cosas, para quienes se enfocan en el análisis técnico bursátil.

Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comparte nuestro contenido para ayudarnos