Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comparte nuestro contenido para ayudarnos

Brókers Forex, CFD y +DepósitoRevisar
Plataforma única y exclusiva
Cuenta Demo Gratis Acciones & Forex
Regulado por Cysec
Exposición a riesgos limitados
10€/$
Broker Forex Para Profesionales
Metatrader 4 & 5
Regulado por 7 organismos
Entrenador Personal para guiarte
100€/$
Este libro no es uno de los grandes que podemos encontrar en el mercado sobre Trading, pero es uno de los imprescindibles que debemos tener en nuestra biblioteca. Es un libro escrito por Richard Smitten y que explica el método de trading que usaba Jesse Livermore.

“Invirtiendo con Jesse Livermore”, por Richard Smitten

Pero quizás antes de sumergirnos en este libro, tenemos que saber un poco más sobre quién era Jesse Livermore:

Jesse Livermore nació en 1877 en South Acton, Massachusetts. Era hijo de un granjero y dejó definitivamente la escuela en sus primeros años de adolescencia. Viajó hasta Boston, donde se convirtió en un “Board Boy” (que podríamos traducir como Pizarrero) en la empresa de Paine Webber. Su trabajo consistía principalmente actualizar los precios en una pizarra de los bonos, acciones y Commodities. Al estar cambiando constantemente los precios de las pizarras, se dió cuenta de que los mismos, a veces, cambiaban de una forma predecible. Esto le dió la idea de que, si se podía adelantar al mercado de esta manera a través de esas predicciones, se podría ganar mucho dinero.Guía Forex Gratis

Por aquel entonces, Jesse Livermore no ganaba el suficiente dinero como “Board Boy” como para poder hacer operaciones en el mercado, así que empleaba su hora del almuerzo para ir a los “Bucket Shops” ( o casas de apuestas) donde se movían apuestas, entre otras cosas, sobre el precio de las acciones y Commodities. Es allí donde comenzó a ganar dinero pronosticando sobre cuáles iban a ser los movimientos que sufriría el mercado, tanto en lo referente a los precios, como en lo referente a las materias primas. A los 15 años consiguió ganar 1.000$, una cantidad nada despreciable para aquella época. Finalmente fue despedido de la empresa tras desoír los avisos de Paine Webber que le advirtió que se alejara de aquellos establecimientos de apuestas. Las circunstancias hicieron que ahora Livermore se convirtiera en un trader a tiempo completo.

Su éxito iba creciendo día a día y cada vez era más conocido en los locales de apuestas, de tal manera que en alguna ocasión se le prohibiera la entrada en los establecimientos de Boston. Esta fue una de las razones que hizo que Livermore se transladara a la costa Oeste, donde amasó una pequeña fortuna de 50.000$. Allí también empezaron a prohibirle la entrada en algunos establecimientos, por lo que tuvo que esconderse bajo disfraces y nombres falsos para poder acceder a las apuestas.

Más tarde se trasladó a Nueva York y fue allí donde comenzó una brillante carrera como el mejor operador de todos los tiempos. En 1906, recibió el consejo de ponerse corto en la compañía “Union Pacific”, y lo hizo. El valor comenzó a subir colocándose en una situación más que complicada, pero el terremoto de san Francisco provocó que se desplomara el valor de sus acciones, dejando a Livermore con unas ganancias de la operación de 250.000$. Además de esta ganancia monetaria, Livermore también aprendió una importante lección sobre los consejos ajenos… A partir de 1907 ya era un conocido operador y se ganó a pulso su reputación de “Bear Raider”, operando siempre grandes cantidades en el lado bajista del mercado. Se dice que, incluso el todopoderoso J.P. Morgan, le mandaba mensajes a través de otras personas para que no redujera el número de operaciones que realizaba.

Brókers Forex, CFD y +DepósitoRevisar
Plataforma única y exclusiva
Cuenta Demo Gratis Acciones & Forex
Regulado por Cysec
Exposición a riesgos limitados
10€/$
Broker Forex Para Profesionales
Metatrader 4 & 5
Regulado por 7 organismos
Entrenador Personal para guiarte
100€/$

William Delbert Gann, en su libro “45 años en Wall Street “ Página 117, y describe a un joven Livermore como “uno de los traders más espectaculares de su época”. Además destaca de él su honorabilidad ya que Livermore siempre declaraba que “pensaba en pagar sus deudas incluso después de ser declarado en quiebra por las autoridades”. No hablaba por hablar, conocía que Livermore y otros traders e inversores (incluyéndose a él mismo) ya habían perdido todo su dinero en una ocasión cuando la empresa “Murray Mitchel and Company” cerró en 1913. Según Gann “en 1917 cuando Livermore regresó e hizo de nuevo una fortuna, no sólo me devolvió la parte proporcional que perdí, sino que pagó a todos los demás también”. Gann añade “Esto fue algo realmente honorable por lo tanto debido a la honestidad de Livermore, en 1934 cuando estaba en quiebra, le apoyé consiguiendo recopilar fondos de otra gente para dárselos a él. Livermore volvió a operar haciendo dinero una vez más”.

Solamente Gann exponía una crítica sobre Livermore, y es que solamente había estudiado la manera de ganar dinero en el mercado, pero no se había preocupado en saber cómo mantenerlo. Gann declaraba en su libro: “el tenía la codicia y la energía necesarias para el éxito, pero cuando tenía una cantidad de dinero considerable, no operaba de forma conservadora. Livermore probaba su propia operativa en el mercado en vez de esperar a que apareciese la tendencia natural que el mercado nos muestra en numerosas ocasiones”. Según las palabras de Gann: Livermore era un trader fantástico, pero un gestor monetario pésimo.

Te recomendamos la lectura de este ebook y que valores qué partes de Livermore puedes aplicarte o, simplemente seas tu el futuro Livermore…

Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comparte nuestro contenido para ayudarnos