ıllı Historia Libra Esterlina » Curiosidades de la divisa £↓

Historia de la libra esterlina

En la época de los anglo sajones, existían pequeñas monedas de plata que tenían por nombre sceattas, y que se usaban en el comercio. Su origen se encuentra en unas monedas frisias y pesaban unos 20 granos o 1,3 gramos.

Offa, rey de Mercia en el 790 d.C. puso en circulación un penique plateado de 22.5 granos (1,5 gramos), y doscientos cuarenta de ellos se hicieron de una medida de plata conocida como la libra torre, que aparentemente pesaba 540 granos o 350 gramos. Hacia 1526 el estándar adoptado fue la libra Troy de 5.760 granos o 373,242 gramos.

Plataforma Web

10$
Forex & CFD: DEMO GRATIS
Plataforma Web Fácil Usar
Chatear con otros traders

¡Broker Profesional!🔒

100
7 Regulaciones: MT4&MT5
Academia Aprendizaje Gratis
Vídeo Tutoriales + Ebook + Indicadores

Robot Forex🤖

25€$
¡Dinero Automático!
Retiros en 1 Hora
Diseñado para ganar para ti

La unidad monetaria que conocemos con el término libra tiene su origen en el valor del peso de una libra de plata muy pura que se conoce como plata esterlina. Esta esterlina, tenía una unidad básica que era el penique Tealby, en vez de la libra, y que fue introducida como la divisa inglesa por Enrique II rey en 1158, pero el nombre de esterlina no le fue dado hasta después. El término esterlina es de origen francés, esterlin, modificado a stiere en el viejo inglés con el significado de fuerte, firme e inamovible.

La esterlina era en principio el nombre de un penique plateado de 1/240 de libra. Ese penique plateado al principio tenía un poder de compra un poco por encima de la libra moderna. En los tiempos modernos la libra sustituye al penique como unidad básica de cambio ya que la continua inflación ha provocado la devaluación de la divisa.

en 1560-1561 se establece la libra esterlina por Isabel I y sus consejeros de la moneda como Sir Thomas Gresham que puso orden en el caos financiero de la Inglaterra de los Tudor, provocado por el degradamiento de la moneda que trajo una inflación marcada entre los años 1543 y 1551. En ese año según Fernand Braudel el contenido plateado del penique era solo ⅓ del total. Las monedas eran solo divisas fiduciarias, como las monedas de la actualidad, y afectó incluso a la tasa de cambio en el mercado de Amberes donde la ropa inglesa era vendida hacia toda Europa. Se retiraron entonces todas las monedas en circulación y se reacuñaron para adecuarlas al estándar, y fueron pagadas con descuento.

La libra esterlina se mantuvo siempre en su valor intrínseco, lo que se consideraba un fetiche para la opinión pública según Braudel, de forma única entre todas las monedas europeas, incluso después de que el Reino Unido adopta el patrón oro, hasta después de la Primera Guerra Mundial, y soportó las crisis financieras de 1621, 1694 y 1696 cuando John Locke la definía como una unidad fundamental invariable, y también en 1774 y 1797. Incluso durante la guerra civil se mantuvo sin devaluar en los mercados monetarios de toda Europa.

Te comparto la plataforma Forex donde yo invierto. Demo Gratis, cuenta real desde 10.

Se atribuye, según Braudel, al fácil crédito de Inglaterra a la divisa restaurada, que no se devaluó a través de los siglos, y que daba seguridad de contrato y una alza a una superioridad financiera en el siglo XVIII. La libra esterlina es la moneda oficial del Banco de Inglaterra desde su apertura en 1694.

La libra pasó extraoficialmente de plata al patrón oro por una sobre valuación de este metal en Inglaterra que ocasionó la importación de oro del extranjero y provocó una importación constante de la moneda de plata, a pesar de una re valuación del oro en el año 1717 por Isaac Newton, que era Maestro de la Real Casa de la Moneda. Se adoptó de facto el patrón oro hasta que se hizo oficial después de las guerras napoleónicas en 1816. Este patrón permaneció vigente hasta que el Reino Unido de acuerdo con el resto de países, abandonó el patrón oro tras la Primera Guerra Mundial en el año 1919, en ese periodo se podía cambiar una libra esterlina por 4,5886 dólares de Estados Unidos.

Tras la Conferencia Monetaria Internacional de 1865 en París, se ocasionaron algunas discusiones relativas a la posibilidad de que el Reino Unido se uniera a la Unión Monetaria Latina y una Comisión Real de Acuñación Internacional se hizo cargo de esta cuestión, decidiendo en contra de unirse a esta Unión Monetaria.

En los años anteriores a la Primera Guerra Mundial, el Reino Unido era una de las economías más sólidas del mundo y retenía el 40 por ciento de las inversiones de ultramar en todo el planeta, pero después de la guerra el país debía 850 millones de libras, la mayoría a los Estados Unidos, y tenía unos intereses asociados que eran equivalentes al 40 por ciento de todo el gasto del gobierno.

Para recobrar la estabilidad se introdujo una variación del patrón oro en el año 1925 por la que la divisa fijó un valor al precio del oro a los niveles previos a la guerra, pero la gente solo podía cambiar su dinero por oro en lingotes en vez de en monedas. Este sistema se abandonó el 21 de septiembre de 1931 en medio de la Gran Depresión y la libra se vio devaluada un 25 por ciento.

Como el resto de monedas del mundo ya no tienen relación con metales preciosos. Después de que el dólar abandonara el patrón oro en 1971. La libra se hizo totalmente convertible en el año 1946 con la condición de recibir un préstamo de los Estados Unidos de 3,7 billones de dólares tras la Segunda Guerra Mundial.

La libra esterlina era la moneda de muchas de las partes del Imperio Británico, y cuando se transformó en la Mancomunidad Británica de Naciones, todos los países de la Mancomunidad introdujeron sus propias divisas, como por ejemplo la libra australiana o la irlandesa, lo que hizo evolucionar en la zona esterlina donde estas divisas se relacionan con la libra del Reino Unido.

Tras el abandono del patrón oro, hubo varios intentos de fijar el valor de la libra a otras monedas, como por ejemplo el dólar de Estados Unidos.

Tras una continua presión financiera, el 19 de septiembre del año 1949 el gobierno británico devaluó la moneda un 40 por ciento, es decir de 4 dólares USA a 2,80 dólares. Este movimiento hizo que muchos otros devaluaron sus monedas contra el dólar como por ejemplo Australia, Dinamarca, Irlanda, Egipto, India, Israel, Nueva Zelanda, Noruega y Sudáfrica.

Durante los años 60 la libra vio de nuevo como la presión hacía considerar la tasa de cambio contra el dólar como muy alta. En el verano de 1966 en plena caída de la libra en los mercados financieros, se aumentaron los controles de cambio por el gobierno Wilson. Por ejemplo se prohibió a los turistas sacar más de 50 libras del país, hasta que se levantaron las restricciones en los años 70. La libra se devaluó de nuevo un 14.3 por ciento hasta los 2.41 dólares el 18 de noviembre del año 1967.

Al abandonar el sistema Bretton Woods, que era importante ya que los comerciantes británicos habían creado un sistema de mercado euro dólar que era más difícil de mantener que el patrón oro de Estados Unidos por parte del gobierno, la libra se emitió a primeros de los años 70 y empezó a apreciarse en el mercado. La zona esterlina fue abandonada en esa época ya que la mayoría de sus componentes querían estar libres contra la libra y el dólar.

Después de la adopción del euro por varios países, la libra se convirtió en la divisa más antigua del mundo que aún se utiliza, y actualmente tiene la tercera porción más grande de monedas de reserva a nivel mundial, después del dólar estadounidense y el euro.

En la serie de monedas de la libra esterlina hay 7 tipos diferentes. Se distinguen en el reverso dos bustos distintos, el de la reina anterior y la actual.

Son las últimas monedas de Europa que aún tienen escrito su valor en latín en la misma moneda.