ıllı Herramientas para Análisis de los Mercados de Acciones↓

La comprensión del mercado, con miras a lograr una correcta predicción de su  futuro, es objeto de estudio y análisis por parte de los economistas, ya desde principios del siglo pasado se llevaron a cabo una serie de observaciones que concluyeron en las teorías de Dow, aún utilizadas por muchos en la actualidad. En este sentido los analistas bursátiles utilizan un gran número de herramientas con este fin, que dan origen a dos escuelas de pensamiento, que son el análisis fundamental y el análisis técnico, así como el desarrollo de instrumentos matemáticos como el cálculo de las medias móviles.d

Plataforma Web

10$
Forex & CFD: DEMO GRATIS
Plataforma Web Fácil Usar
Chatear con otros traders

¡Broker Profesional!🔒

100
7 Regulaciones: MT4&MT5
Academia Aprendizaje Gratis
Vídeo Tutoriales + Ebook + Indicadores

Robot Forex🤖

25€$
¡Dinero Automático!
Retiros en 1 Hora
Diseñado para ganar para ti

Análisis Fundamental

El análisis fundamental se sustenta en interpretar valores correspondientes a los estados financieros de las empresas así como información de su entorno en la que destacan datos económicos, variables macroeconómicas, sociales, políticos y las características del mercado. Este análisis pasa de la interpretación a nivel macro que parte de la economía mundial, que va afinándose pasando por diversos niveles intermedios que abarcan al propio país, hasta llegar al nivel micro en donde se enfoca en la empresa objeto del estudio.

Análisis Técnico

Por su parte el análisis técnico busca predecir los cambios en las tendencias del mercado global o de un determinado título con la finalidad de tomar decisiones en cuanto a si debe ser comprado o vendido para obtener la mayor ganancia posible. Este tipo de análisis parte más bien del estudio del propio mercado, sustentándose en la premisa que el éste es la única fuente de información relativa a su futuro y representa el resultado de las distintas variables y expectativas que se generan en torno al mismo.

Los defensores del análisis técnico sustentan esta tendencia en el hecho de que pare ellos el mercado es capaz de suministrar la información necesaria para llevar a cabo la predicción de sus tendencias que a su vez definirán los precios, al mismo tiempo que consideran que los hechos pasados pueden repetirse en el futuro por lo que hay que estar atentos a estos antecedentes para poder anticipar las tendencias.

 Medias Móviles 

Las medias móviles constituyen una herramienta de análisis que le permiten a un inversionista en un momento dado poder tomar decisiones en materia de compra o venta de un determinado activo del mercado.  La idea de emplear este tipo de herramientas es de alguna manera anticiparse a los cambios en las tendencias buscando oportunidades como las situaciones de sobrecompra  sobreventa o la presencia de zonas tanto de resistencia como de soporte con la finalidad de hacer inversiones que permitan lograr la mayor ganancia posible.

Una media móvil es una gráfica que muestra el valor medio correspondiente a una cotización en un período de tiempo determinado, que debe ir acompañada por la correspondiente línea de precios; este valor no es capaz de anticipar algún tipo de cambio en una tendencia, más bien lo que hacen es confirmarla una vez que se ha originado.

El objeto de usar este tipo de gráficas es evitar el efecto de las fluctuaciones producto de los altibajos que muestran los precios diariamente, en especial las variaciones que ocurren a consecuencia de la volatilidad. Las medias móviles pueden ser calculadas tanto para los índices de un conjunto de títulos como para las cotizaciones correspondientes a un título aislado.  Igualmente puede definirse el periodo de tiempo que abarcan sus cálculos pudiendo hacerse a corto, mediano o incluso a largo plazo, esto último ha de ser analizado con prudencia ya que una media móvil a corto plazo que se calcula en base a pocos datos puede dar una tendencia que no necesariamente sea completamente cierta, igualmente su cálculo a largo plazo puede brindar resultados con un gran retardo.

Para llevar a cabo el cálculo de las medias móviles pueden emplearse varios métodos, el más usado por su sencillez es el cálculo de la media móvil simple, que se lleva a cabo sumando las cotizaciones de cada día, que tienen la misma relevancia, del periodo a evaluar y dividiendo el resultado entre el número de días del periodo. En el caso de las medias móviles a corto plazo el cálculo se lleva a cabo en base a periodos de 5 a 20 días, las medias móviles a mediano plazo corresponden a un lapso entre 20 y 70 días, mientras que las medias a largo plazo se calculan en periodos de 70 a 200 días.

Una vez obtenidos los valores se grafican los precios y se procede a continuación  a introducir la línea de la media móvil en el gráfico, según la forma y orientación de la curva se pueden establecer varias conclusiones que llevaran a distintas posibilidades al momento de tomar decisiones.

La dirección de la pendiente de la media móvil nos indica la tendencia del mercado, una pendiente hacia arriba es reflejo de un mercado alcista, mientras que una pendiente hacia abajo corresponde a un mercado bajista. Si se planea comprar acciones de un título el momento idóneo es cuando el precio de estas se encuentre por encima de la media móvil de al menos 200 días siempre y cuando esta tenga una pendiente hacia arriba.

En el momento en el que el precio de una acción corta la línea de la media móvil debe estarse atento al hecho de que pudiera estarse presentando un cambio en la tendencia lo que constituye un señal de que es momento de comprar o vender. La compra debe efectuarse si la línea de precio comienza a subir y corta la media móvil, mientras que si ocurre lo contrario, es decir, que la línea de precio baja y corta la media móvil ubicándose por debajo de ésta es momento de vender.

A efectos de los procesos de toma de decisiones es necesario asegurarse de que efectivamente se está dando un cambio en la tendencia que sea significativo, lo cual estaría mejor sustentado en una media móvil que abarque un mayor número de días.

En una tendencia alcista una conducta adecuada es esperar al segundo ascenso del precio, esto suele verse cuando en una media móvil de 200 días la línea de precio ascendente que muestra una señal de compra alcanza un punto máximo de ascenso a partir del cual comienza a bajar para nuevamente subir sin llegar a tocar nuevamente la pendiente de la media móvil. En este caso el momento idóneo para comprar es cuando el precio una vez que alcanzo su valor máximo comienza a bajar justo antes de llegar a la media móvil, siempre y cuando la pendiente tenga una tendencia al alza.

Una mejor forma de identificar las tendencias es cuando se visualizan las pendientes de las medias móviles de dos periodos de tiempo distintos, especialmente una larga y otra corta, cuando se presenta el caso de que las pendientes comienzan a acercarse estamos en presencia de una  corrección parcial de precios o de un cambio en la tendencia.

Otra señal de gran importancia que pueden mostrar las medias móviles es la posibilidad de que en el mercado se presenten zonas de soporte y zonas de resistencia que impactaran sobre los precios del activo.  En el caso de un precio ubicado por debajo de la media móvil de 200 días que comienza a ascender puede darse una zona de resistencia producto del aumento de los vendedores, en el caso que el precio se ubique por encima de esta media móvil y comience su descenso puede darse una zona de soporte con la que se incrementa el número de compradores.

Una posibilidad a la que es conveniente estar atentos es cuando en una gráfica se logra que la pendiente de la media móvil a 200 días y la de la media móvil a 60 días se cruzan. En el caso de que la pendiente de los 60 días suba y corte a la de los 200 días se presenta lo que los japoneses han denominado la cruz de oro, que es una señal de compra; cuando por el contrario la pendiente de los 60 días corta a la de los 200 días en un trayecto descendente se presenta la cruz de la muerte de los nipones, que es una clara señal de venta.

En el caso de que la línea de precios se encuentre muy por encima de la media móvil de 200 días se pone en evidencia que se está llevando a cabo un proceso de sobrecompra del activo, en el caso de que se la línea de precios mas bien este muy por debajo de esta línea de media móvil nos encontramos en una situación de sobreventa del mismo.

Una forma de ser más precisos es haciendo el cálculo de medias móviles en las que los precios de cada día no tengan el mismo peso sino que se le dé más importancia o ponderación a los precios más recientes, en este caso se calcularía la media móvil ponderada, por ejemplo en el caso de una media móvil de 10 días, el precio del último día se multiplica por 10, el anterior por 9, el anterior a este por 8 y se continua de esta manera hasta que el primer día se multiplica por uno.

La ventaja de este tipo de cálculo es que tiene mayor peso el precio más reciente lo que puede permitir visualizar la tendencia más tempranamente que con el estilo de cálculo basado en la media móvil simple.

Un cálculo más completo corresponde a la obtención de la media móvil exponencial en donde no solo se da más ponderación a los precios más recientes sino además se procede a incluir la data correspondiente a los precios anteriores a los rangos que se incluyen en la media móvil.