✔¿Qué es y efectos de la flexibilización cuantitativa❓💰

Flexibilización Cuantitativa

 

El banco central (BC) de una nación, tiene entre sus funciones, garantizar el valor de la moneda local y mantener un nivel de precios estable. Para alcanzar estos objetivos, el BC cuenta con un conjunto de acciones que le permiten intervenir en el mercado de dinero, modificando las tasas de interés, así como la cantidad de dinero que se maneja en la economía, este conjunto de acciones es conocida como política monetaria.

Por otro lado, el banco central también monitorea los préstamos que realizan los bancos entre sí, préstamos de corto plazo cuyos vencimientos pueden ser de un día, una semana, un mes; estas operaciones se realizan cuando los bancos necesitan liquidez de forma inmediata y son conocidas como operaciones interbancarias.

100
Bróker con 7 Regulaciones
MT4&MT5
Forex, CFD, Crypto
Para profesionales

10$
Broker forex regulado Cysec
Plataforma online (fácil utilizar)
Forex, CFD, acciones, crypto
Cuenta Demo Gratis

Historia flexibilización cuantitativa

Ahora bien, si la economía se encuentra en una situación de estancamiento general y el nivel de precios comienza a caer de forma constante (deflación), el banco central tiene la obligación de intervenir y estimular la economía, a través de una política monetaria expansiva, la cual consiste en inyectar dinero a la economía. ¿Qué mecanismos puede usar el BC para implementar una política monetaria expansiva?.

El banco central, puede comenzar por comprar bonos del tesoro cuyo vencimiento sea de corto plazo y que estén en manos de las instituciones financieras (la banca), al hacer esto la oferta monetaria comienza a aumentar, debido a que ahora los bancos cuentan con más dinero para otorgar préstamos al resto de los agentes económicos (empresarios y familias), acelerando el proceso de multiplicación del dinero, mientras que la tasa de interés interbancaria disminuye.

Si el BC realiza estas operaciones de forma constante, puede afectar de tal manera la tasa de interés, hasta el punto en que esta se acerque a cero (0%) y aún así la economía continúe estancada. Es bajo este contexto, en que se presenta la flexibilización cuantitativa (QE), medida que toma el banco central al comprar bonos con vencimiento a más largo plazo, e incluso productos comerciales como por ejemplo, títulos del tesoro a largo plazo, hipotecas, o deudas comerciales, para lo cual debe imprimir más dinero e inyectarlo directamente en el mercado, incrementando así la oferta monetaria.

En otras palabras, la flexibilización cuantitativa, es una política monetaria expansiva poco convencional, donde el banco central compra grandes volúmenes de activos financieros de largo plazo, reduciendo los tipos de interés, esto con el objetivo de impulsar la economía.

Origen de la flexibilización cuantitativa

A inicios de la década de los noventa, en Japón se presentó una crisis económica  severa, producto de una burbuja en los precios de algunos activos (específicamente en el sector inmobiliario), lo que generó un estancamiento grave de su economía, así como una caída en los salario y en el nivel de precios general.

Es durante este período, que Richard Werner, un economista japonés pone en la palestra la capacidad que tienen la banca comercial de generar dinero de forma más acelerada, por medio del proceso denominado creación secundaria de dinero, un proceso en el cual, los bancos utilizan una fracción del dinero disponible (los depósitos recibidos) para conceder préstamos a los agentes económicos, lo que posibilita que el dinero ya existente en la economía vuelva a circular nuevamente.

Agente regulado para inversión con criptodivisas

✔¿Qué es y efectos de la flexibilización cuantitativa❓💰

Es bajo este contexto, que Werner recomienda al Banco Central comprar a gran escala sólo aquellos instrumentos financieros de largo plazo, que estén en manos de los bancos, instrumentos interbancarios, y así inyectar de forma más efectiva dinero a la economía y expandir la oferta monetaria lo suficiente, de modo que permita impulsar la economía y que ésta retome nuevamente la senda del crecimiento.

No obstante, Japón decidió implementar una política monetaria expansiva, pero con acciones que no estaban dirigidas a comprar los instrumentos interbancarios, sino bonos de la deuda que estaban en manos del público en general.

Por lo tanto, no obtuvo los efectos deseados, la oferta monetaria no se expandió lo suficiente para sacar a la economía japonesa del proceso deflacionario en el que se encontraba, al no aprovechar el impulso que el sector bancario hubiera generado por medio del multiplicador monetario y la creación de dinero secundario.

¿Cómo funciona la flexibilización cuantitativa?

Para visualizar la flexibilización cuantitativa a modo de ejemplo, tenemos al Banco Central Europeo (BCE),  ente rector de la política monetaria en la comunidad europea, supongamos que el nivel de precios comienzan a caer progresivamente, al igual que la actividad económica, poniendo en riesgo la estabilidad de la región.

En este marco, el Banco Central establece un conjunto de medidas, comenzando por inyectar dinero a la economía, pero no directamente, sino que utiliza como intermediario a las instituciones financieras, es decir al mercado interbancario. El BCE comienza comprando algunos activos como bonos del gobierno (instrumento que utiliza un gobierno para financiar su gasto, por medio de la emisión de bonos este puede tomar dinero prestado de los agentes económicos, a cambio del pago de un interés) que están en manos del sector bancario, así como otros instrumentos, para comprarlos el BCE debe imprimir el dinero que utilizará para pagarlos.

Un efecto inmediato de esta medida, es la expansión de la oferta monetaria, sin contar que el precio de los bonos comienza a subir, mientras que la tasa de interés baja, beneficiando al gobierno, dado que ahora deberá pagar un tasa menor a los tenedores de los bonos.

Por su parte, la tasa de interés interbancaria comenzará a disminuir hasta acercarse a cero. Si la oferta monetaria no se expande lo suficiente para impulsar la economía y detener la caída de los precios, entonces el BCE debe implementar una política monetaria más agresiva, conocida como flexibilización cuantitativa, la cual consiste en la compra a gran escala de activos financieros de más largo plazo.

¿Cuándo es necesario implementar la flexibilización cuantitativa?

La economía es un sistema complejo, donde confluyen infinidad de factores que en un momento dado pueden colapsar producto de un shock externo, por la falta de regulación de algunos actores de poder (como fue el caso del sistema bancario estadounidense en el 2008), la desconfianza en las instituciones o por las expectativas negativas acerca de la situación económica futura.

Es en este punto, donde los entes encargados de dictar política económica para corregir estas desviación deben tomar partida y diseñar una política monetaria que le permita corregir estas desviaciones.

Ahora bien, ¿cuándo es necesario que el ente rector de la política monetaria tome la decisión de implementar la flexibilización cuantitativa?, la respuesta es relativamente sencilla y la expresar por medio del siguiente ejemplo:

En el país Z, en un momento dado los bancos dejan de prestar dinero a los agentes económico, debido a que no se siente seguros acerca de la situación económica. Al disminuir los préstamos bancarios, la creación secundaria de dinero se va desacelerando, hecho que genera una caída de la oferta monetaria y por ende, el gasto público y el consumo de bienes y servicios disminuyen paulatinamente.

Esto situación envía una señal a los empresarios que se ajustan rápidamente al mercado y comienzan a disminuir sus operaciones, estos ya no solicitarán préstamos para expandir su negocio, y los hogares no comprar activos durables (vehículos, viviendas, entre otros) generando un circulo viciosos, que termina con una economía en picada (estancamiento, recesión).

Para frenar esta caída de la economía, el banco central del país Z, decide incentivar la economía inyectando dinero a la economía, para lo cual, decide compra instrumentos financieros de corto plazo que están en manos de los bancos, hecho que genera una disminución de la tasa de interés interbancaria. No obstante, la situación económica es tan precaria que los bancos aún no tienen la confianza suficiente para prestar el dinero que recién ingresó a sus arcas, mientras tanto la tasa de interés interbancaria continuará cayendo, acercándose cada vez más a cero (0%).

Ante esta situación, el Banco Central tienen un último recurso y es la flexibilización cuantitativa, comprar de manera agresiva una alta cantidad de activos financieros de largo plazo, reduciendo estas tasas de interés, y así disminuir el riesgo crediticio, devolviendo la confianza al sistema bancario. Además de inyectar una importante suma de dinero a la economía, con el objetivo de reactivarla y salir así del círculo viciosos, en el que se encuentra.

Efectos negativos y riesgos de la flexibilización cuantitativa

Los efectos negativos a los que se enfrenta una economía tras implementar una política monetaria, en los términos de una flexibilización cuantitativa, dependerá de que tan bien se estimó la cantidad de dinero que la economía requería. Por ejemplo, si se sobreestima la cantidad de dinero necesaria y se compran de forma excesiva estos activos financieros y los bancos prestan este dinero al resto de los agentes económicos, el nivel de precio puede incrementarse por encima del valor objetivo, generando presiones inflacionarias indeseadas.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que la compra masiva de estos instrumentos financieros y la posterior expansión de la oferta monetaria afectan el valor de la moneda nacional, específicamente se presenta una depreciación de los tipos de cambio lo que conlleva a la salida de capitales, un incremento en la demanda de la moneda extranjera, mientras que el precio de los bienes importados se incrementa. Bajo este contexto, son los exportadores los beneficiados, dado que al cambiar las divisas obtenidas recibirán una mayor cantidad de la moneda local.

Otro riesgo palpable, que genera una disminución de las tasas de interés de los activos financieros, especialmente aquellos utilizados por los fondos de ahorro y pensiones, es la vulnerabilidad que se genera en el sistema de pensiones y en las cajas de ahorros, al colocar en riesgo su financiamiento en el futuro, debido a que con la caída de las tasas de interés, corren el riesgo de no recibir los ingresos suficientes (que provienen de los intereses generados por activos financieros que tienen en su poder) para contrarrestar el incremento de los precios.

Los riesgos y efectos negativos de la flexibilización cuantitativa dependerá de la forma en que esta se implemente (compra de activos interbancarios) y si se estima de la mejor manera la cantidad de dinero que debe ingresar a la economía, para así sacarla del estancamiento y estabilizar el nivel de precios.

La flexibilización cuantitativa y la desigualdad

Algunos políticos y economistas son críticos a la flexibilización cuantitativa, bajo el argumento de que quienes más de benefician y enriquecen con la caída de las tasa de interés, son los más ricos y aquellos que cuentan con viviendas. Al bajar las tasas de interés, el dinero como mercancía se hace más barato, de allí que las personas que tienen acceso al sistema bancario y cuentan con ciertos recursos han logrado sacar provecho de esta situación y así obtener mayores ganancias, incrementando la brecha del ingreso y de la desigualdad.

Por otro lado, se debe recordar el hecho que el objetivo de la flexibilización cuantitativa, es impulsar la economía y que se traduciría en la creación de nuevos empleos y en consecuencia el ingreso de los hogares se vería afectado positivamente, este es uno de los argumentos empleados por los defensores de este tipo de política monetaria, específicamente por el presidente del BCE Mario Draghi.

¿Qué países han utilizado la flexibilización cuantitativa?

Japón

Japón implementó la flexibilización cuantitativa, durante su proceso deflacionario a finales de la década de los 90, sin embargo, se enfocaron en comprar deuda y bonos que no estaba en manos del sector bancario, por lo tanto no fue efectiva para activa el proceso de creación secundaria de dinero. Para el año 2013, el Banco Central de Japón implementó una ronda de compra masiva de activos financieros con el objetivo de acompañar las otras medidas economicas del primer ministro japonés, cuyo objetivo era recuperar la economía japonesa.

Estados Unidos

Por su parte, en Estados Unidos durante la crisis financiera, cuando confianza en el sector financiero se encontraba en su nivel más bajo, debido a los escándalos generados por el manejo de las hipotecas, los agentes económicos ya no solicitaban préstamos al sector bancario. Razón por la cual, el Banco de la Reserva Federal (FED) implementó como parte de su política monetaria, la flexibilización cuantitativa y comenzó a comprar a gran escala deuda, hipoteca y bonos del tesoro pasando de tener  800 mil millones de dólares en notas del tesoro a principios del año 2008 ha tener 1,75 millones de dólares en activos interbancarios, hipotecas, entre otros activos.

En esta parte, es importante explicar un poco como funciona la emisión o impresión de dinero, en la economía norteamericana. La FED, cuenta como todo banco con un balance conformado por activo y pasivos, cuando banco de la reserva imprime billetes se refleja en la sección de activos y su contrapartida son notas de tesoro.

Con el incremento de las notas del tesoro por parte del la FED, la crisis financiera comenzó a disminuir, no obstante EEUU se vió en la necesidad de recurrir nuevamente a este tipo de medidas a finales del año 2010 y en septiembre de 2012. En la primera etapa, el banco compró 600 mil millones de dólares de valores del tesoro, mientras que en el año 2012 llegó a comprar hasta 40 mil millones de dólares de activos financieros por mes, sólo que esta vez, se trataba de valores respaldado por hipotecas. Para octubre del 2014 el Banco de la Reserva Federal logró acumular aproximadamente 4,5 billones en activos financieros, mes en la que dio fin a la política de flexibilización cuantitativa.

Este es un ejemplo del éxito de este tipo de políticas, Estados Unidos logró mitigar las consecuencias de la crisis financiera de escala mundial que se presentó durante los años 2007 – 2008, en el que el Banco de la Reserva Federal intervino y por medio de la compra de los activos de vencimiento de largo plazo, que estaban en manos del sistema financiero, se logró dar la liquidez que algunos bancos necesitaban para recuperarse, además que permitió disminuir la tasas de interés hipotecarias lo suficiente, para recuperar y estabilizar los precios de las viviendas. Esto se tradujo en un aumento en los niveles de precios y la generación de empleos, impulsando así la economía.

Europa

Respecto a Europa, vale la pena reseñar el caso del Banco Central Europeo, quien en el año 2009 decidió dar inicio a un política expansiva, con el objetivo de impulsar la economía de la comunidad, para ello decidió comprar una especie de bonos garantizados del sector comercial, cuyo valor inicial alcanzó los 60 mil millones de Euros. Un política que profundizaron a inicios del año 2015, cuando el presidente del BCE estableció un plan de compras de bonos gubernamentales por el valor de 60 mil millones de Euros mensuales, para el año 2016 se aumentó el monto de las compras mensuales de estos activos por 80 mil millones de Euros mensuales, incluyendo ahora otros activos financieros del sector comercial, como lo son los bonos corporativos.

En resumen, la flexibilización cuantitativa es una política necesaria para momentos en el que la economía se encuentra estancada y el nivel de precios cae. Sin embargo, debe tenerse cuidado con este tipo de acciones, si se implementa de forma desmedida puede generar un proceso inflacionario, aún más perjudicial para los agentes económicos, específicamente para los más pobres.