Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comparte nuestro contenido para ayudarnos

Existe una hipótesis en la que se manifiesta que el PER con menores valores son los que menos se revalorizan, contrario a la teoría que indica que los PER con menores valores, más bien, son los que mayor revalorización tienen. En este artículo se realiza un estudio sobre este aspecto.

Estudio PER

Lamentablemente no se pudo disponer de muchos datos para llevar adelante este estudio, pero sin duda que tendrá algún valor. Se tomaron los PER de la valorización del Ibex del día 17 de enero de 1998. Luego se tomó la revalorización de cada valor desde ese día hasta el 3 de abril de 1998 (día en el cual el Ibex llegó prácticamente a su máximo), luego del mismo día hasta el 25 de julio (día en el que volvió a alcanzar sus máximos valores) y por último del mismo día hasta el 26 de septiembre de 1998 (luego de una gran caída).Guía Forex Gratis

Mediante el programa SPSS se ha calculado la correlación existente entre el PER de cada una de las empresas con su respectiva revalorización desde enero del mismo año hasta las diferentes fechas ya mencionadas. En el siguiente cuadro se detallan los resultados.

PeriodoBeneficios PER
Desde enero hasta abril de 19980.41*
Desde enero hasta julio de 19980.52**
Desde enero hasta septiembre de 19980.28

* Correlación estadística mente significativa con una probabilidad de error < 0.05

** Correlación estadística mente significativa con una probabilidad de error < 0.01

La última relación no salió estadística mente significativa, lo más probable es que se deba al insuficiente tamaño de la muestra (como se indicó en un principio).

Las conclusiones que podemos deducir del análisis de estos datos son que en la medida que fue más alto el PER del valor del Ibex, en esa misma medida ha subido durante ese año. Lo cual contradice de manera contundente a todos los postulados del análisis bursátil. Aunque era de esperarse estas características de movimientos en dicha dirección, no se esperaba que las relaciones entre ellos fueran tan fuertes. Parece ser que estas correlaciones son demasiado altas. Vale la pena repetir la conclusión fundamental de este análisis que indica: “Cuanto mayor era el PER de un valor en enero, mayor subida tuvo durante ese año. Esto se ha notado con una especial mayor contundencia en las subidas que se tuvieron hasta julio.

Tomando como ejemplo que fortalece la conclusión de este análisis, se tomaron los valores que tenían en enero las siguientes empresas: A. Zinc, Amper, Cantábrico y Tubacex; que fueron las empresas que menor PER presentaban en esa fecha. Para julio esos valores se comportaron bajando o presentaban muy pequeñas ganancias.

También se puede observar que la relación más débil (estadisticamente hablando) fue la que se dio con la revalorización del periodo que comprende desde enero hasta septiembre, mientras que hasta julio se notaba que la situación era bastante clara. Esto hace sospechar que entre julio y septiembre el comportamiento que tuvieron estos valores no debió ser similar al comportamiento que tuvieron durante el resto del año. En el siguiente cuadro podemos observar las correlaciones entre el PER de enero y las subidas en otros intervalos de tiempo, ya no intervalos solamente desde enero.

PeriodoBeneficios PER
Desde enero hasta abril de 19980.44*
Desde abril hasta julio de 19980.41*
Desde julio hasta septiembre de 1998-0.21

Parece ser que los defensores del PER, al fin pudieron obtener una correlación negativa. Lo que quiere decir esta situación es que cuanto menor era el PER en enero, menos han rebajado en cuanto a las corrección que se sufrieron desde julio. Aunque la correlación que aparece es moderada, pareciera que los valores con mejores PER (que son los PER más bajos), han tenido un comportamiento de mejor aguante en esta fuerte corrección.

Otro aspecto importante que debemos notar en el desarrollo de este análisis es que resulta interesante ver que en los intervalos desde enero hasta abril (donde se presentaba un comportamiento alcista pleno) y desde abril hasta julio (donde el comportamiento era de corrección y vuelta a los mismos precios, que se puede definir como un comportamiento lateral) la relación que tuvo el PER con las subidas resultó muy alta (esto significa que un PER alto trajo como consecuencia mayores ganancias).

Aunque esos datos hubieron salido ligeramente a favor del PER, no existe pleno convencimiento por lo que se deberán buscar otras causas que hayan provocado esa relación. Siguiendo esta premisa en el siguiente cuadro se muestra la correlación entre los beneficios desde julio hasta septiembre (periodo en el cual el PER se mostraba ligeramente predictor) con los beneficios en otras épocas.

PeriodoBeneficios PER desde julio a septiembre
Desde enero hasta abril de 1998-0.388*
Desde abril hasta julio de 1998-0.485*
Desde enero hasta julio de 1998-0.534

Como se puede notar las correlaciones son bastante altas. Tomando el periodo más largo y que además da los datos más claros: cuanto más subieron los valores en el periodo de enero a julio, en la misma proporción bajaron éstos desde julio hasta septiembre. Parece ser un comportamiento normal que cuando más se sube en la misma medida más se corrige. Aquí es donde se encuentra explicación del porqué los del PER más bajo han aguantado mejor la corrección: son los que menos han subido, y al darse esa situación se han comportado corrigiendo menos que los demás.

Para tener una conclusión definitiva y retornando con los datos iniciales, los que tenían el PER más alto a principios de año han sido los mejores valores durante las subidas. Y cuando los valores regresaran a las cifras de enero, aún se podría encontrar una relación positiva entre el PER y la revalorización.

Todo este análisis no debe llevarnos a la conclusión de que debemos tomar al PER como indicador para comprar empresas que muestran un PER alto (aunque los datos nos sugieran que sería lo más rentable), pero lo que tiene que ser de mayor preponderancia es que nunca debemos apoyarnos en un PER bajo para justificar una compra.

Para terminar ponemos como ejemplo un mensaje de Miguel Pérez, que se torna muy ilustrativo para explicar el PER:

En una urbanización todos los chalets están a 25 millones pero existe uno a 13. Parece una gran oportunidad pero la pregunta es ¿porque motivo está más barato?. Haciendo el análisis, si se debe comprar un chalet lo más barato posible, pero no el más barato, ya que el promotor nunca regala nada, y se debe pensar en la revalorización del bien adquirido.

Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comparte nuestro contenido para ayudarnos