Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comparte nuestro contenido para ayudarnos
Brókers Forex, CFD y +DepósitoRevisar
Plataforma única y exclusiva
Cuenta Demo Gratis Acciones & Forex
Regulado por Cysec
Exposición a riesgos limitados
10€/$
Broker Forex Para Profesionales
Metatrader 4 & 5
Regulado por 7 organismos
Entrenador Personal para guiarte
100€/$

El crowdfunding es uno de los métodos que están emergiendo con más fuerza en el mundo de los inversores y emprendedores, gracias a que es una forma diferente de financiarse en el ámbito de los negocios e inversores.

Una idea de negocio que no encontraría eco en el difícil sector bancario, puede encontrar el respaldo necesario, gracias a este estupendo sistema.

Seamos más claros y explícitos. En caso de que una innovación sea aceptada como viable por parte del resto de la comunidad inversora, esto es, que se vea una buena oportunidad de inversión, será posible encontrar socios.Guía Forex Gratis

El internet: el origen del crowdfunding

El crowdfunding

Este estupendo modelo tiene sus raíces dentro del mismo desarrollo de las tecnologías de la información. Otra fuente importante, la encontramos en los foros y en las redes de inversores y empresarios.

Así las cosas, el crowdfunding se está convirtiendo, de a pocos, en una práctica habitual en la que intervienen grupos afines de inversores que buscan un mismo objetivo común, mediante diferentes soluciones:

  • Empresas de comercio electrónico B2B y B2C.
  • Productos electrónicos virtuales de fácil comercialización, con un gasto mínimo.

Una vez que la idea innovadora se pretenda llevar a cabo, el objetivo es el mismo que el de cualquier otro negocio: la búsqueda del poder inversor en personas o grupos que apoyen el producto y/o servicio a desarrollar.

De a pocos, reiteramos, gracias al vertiginoso desarrollo de las comunicaciones y las soluciones disponibles en la Red, se vienen implementando plataformas programadas y habilitadas para optimizar los procesos.

Plataformas estas, que facilitan enormemente la comunicación entre inversores e innovadores-emprendedores.

En tal estado de cosas, no sería de extrañar que hayan aparecido proyectos brillantes de programación, desarrollados para facilitar el contacto entre todas las partes involucradas en un proyecto, teniendo, de esta manera, una visibilidad inmediata de su evolución.

Además de la revolución social que supone el crowdfunding, este se ha convertido en una excelente alternativa al momento de invertir en valor intelectual y empresarial.

Hasta ahora, no se conoce el origen de la palabra con la que se denomina este novedoso modelo. Según algunas investigaciones adelantadas por empresas del BigData, parece que se empleó por primera vez en 2006.

Al parecer, fue Michael Sullivan en Fundavlog quien empezó a emplearla y, poco a poco, la idea se fue estructurando en diferentes portales de internet, con mayor fortuna en unos casos que en otros, como es lógico.

El crowdfunding: dinamizador de ideas y negocios

El crowdfunding

Es inimaginable la profusa cantidad de cambios que se han producido en el mundo, gracias a la afortunada irrupción de la Era de la Información y las Comunicaciones.

El frenético y vertiginoso desarrollo del internet, ha impactado drásticamente (en el buen sentido de la palabra) en el ser humano, como individuo, y en los diferentes grupos de interés común.

Y, claro está, los pequeños y anónimos innovadores y emprendedores, se han beneficiado de esta circunstancia. Los creadores de valor, en general, han encontrado en la Red la mejor de las oportunidades para desarrollar sus ideas.

Ante semejante (estupendo) estado de cosas tan alentador, no es de extrañarse por el hecho de que, en el año anterior, el crowdfunding haya movido 5,1 mil millones de dólares en todo el mundo.

Una cifra como esta, nos hace pensar que este magnífico método ha pasado de ser una idea romántica de uso exclusivo de una élite, a convertirse en casi que una constante como alternativa a la siempre compleja financiación del sector bancario.

Uno de los ingredientes más atractivos de la “receta” del crowdfunding, se constituye por   esa “fresca sensación” que genera el hacer parte, así sea minúscula, de un gran proyecto.

Uno de los motores más importantes de la historia de la civilización, son las ideas revolucionarias, esas que hacen que los cambios germinen y que la humanidad marche siempre hacia adelante.

Y, definitivamente, el crowdfunding es una de esas ideas geniales que, con el tiempo, se convertirá en majestuosa.

Los enormes beneficios de este modelo

Es un modelo en el que todos podemos invertir, sin más excepciones que el hecho de gozar de una buena reputación y disponer de algo de dinero.

Desde que el ser humano empezó a negociar, hace ya muchos miles de años, quien invierte los recursos siempre (o casi siempre) encuentra un “palo en la rueda” definido por la duda del destino que tendrán sus recursos.

Ello es apenas normal, porque nunca faltarán las personas y los grupos de personas que no conocen de escrúpulos, a la hora de utilizar lo que otro ha “puesto sobre la mesa”.

Ante semejante situación, el crowdfunding ha emergido como una espléndida solución para los innovadores-emprendedores, de un lado, y para los inversores, de otra parte.

Se trata de una forma de inversión en la que todos podemos invertir, como ya lo habíamos aludido, posibilitando una nueva vía de flujo del dinero.

Fluye desde las arcas (por reducidas que sean) de quienes pretenden apoyar proyectos innovadores que, una vez fraguados, proporcionarán enormes beneficios desde el punto de vista socioeconómico.

Se pueden crear puestos de trabajo estable y calificado, con vistas a mejorar la calidad de vida de gran cantidad de personas alrededor del mundo.

Y, analizándolo desde otra perspectiva, también mejorará la calidad de vida de la sociedad, que podrá encontrar en los productos y/o servicios innovadores la solución a muchos problemas.

No solo solucionará problemas sino que, además, optimizará el confort que siempre se persigue en todas las sociedades. Es claro, que la innovación tiene dos aristas fundamentales:

De un lado, la solución de los problemas e incomodidades tradicionales y, de otra parte, el incremento de las situaciones de confort.

En fin y a todas estas, con sobrada razón se manifiesta en todos los círculos académicos y tecnológicos, que el internet cambió el curso de la humanidad.

El crowdfunding es el fiel reflejo de que estas consideraciones no pueden ser más veraces y certeras.

Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comparte nuestro contenido para ayudarnos