ıllı El BCE » ¿de Qué Manera Controla Tu Futuro?↓

Lo que conocemos como la “Eurozona” es la responsable de controlar, básicamente, la inflación en las economías de los estados miembros.

Todos sabemos (en teoría, por lo menos) que la inflación es una de las grandes enemigas de las economías de mercado, hasta el punto en pareciera “una lucha de nunca acabar”, el hecho de controlarla.

Expresiones como “la lucha contra la inflación”, “la inflación galopante está carcomiendo nuestra economía”, “hemos logrado controlar la inflación” y similares, son el “pan de cada día” en el entorno.

Son muchísimos los expertos en macro y microeconomía los que le han dedicado, casi que vidas enteras, a estudiar este complejo fenómeno. Y El BCE no es la excepción, por supuesto.

Economías enteras de países y/o zonas geográficas, se han desplomado, gracias a la inflación que, dicho sea de paso, si no es controlada debidamente por los estamentos competentes, son muchas las consecuencias negativas.

Plataforma Web

10$
Forex & CFD: DEMO GRATIS
Plataforma Web Fácil Usar
Chatear con otros traders

¡Broker Profesional!🔒

100
7 Regulaciones: MT4&MT5
Academia Aprendizaje Gratis
Vídeo Tutoriales + Ebook + Indicadores

Robot Forex🤖

25€$
¡Dinero Automático!
Retiros en 1 Hora
Diseñado para ganar para ti

Entre estas, tenemos como una de las más relevantes, la pérdida del poder adquisitivo por parte, principalmente, de los sectores menos sólidos de una economía.

La inflación ha sido casi que el “problema eterno” de algunas economías, especialmente de América Latina, África y Asia.

Los países que han logrado controlarla por períodos extensos o, por lo menos, relativamente largos, han logrado ver un interesante crecimiento en sus economías.

Veamos, muy someramente, una de las muchas razones por las cuales la inflación detiene el crecimiento de una economía o, si se quiere, una de las razones por las que una economía crece cuando ella está controlada.

Cuando aumenta la inflación, disminuye el poder adquisitivo, como ya lo anotábamos al iniciar la presente publicación. Ahora, cuando disminuye el poder adquisitivo, disminuye el consumo.

Quiénes, creen ustedes, que se ven afectados (as) con la disminución del consumo colectivo? Las empresas que ofertan productos y/o servicios, por supuesto.

Es más, aquellas que prestan servicios u ofrecen productos no considerados como “de primera necesidad”, tienden a sufrir severas dificultades, aumentando el desempleo.

Para no seguir ahondando, aún más, en estos conceptos propios de las ciencias económicas, bastante complejos por cierto, circunscribámonos a decir que todo ello conforma una red cerradamente entrecruzada.

Cada factor influye sobre otros seis o siete y, a su vez, cada uno de estos seis o siete influye sobre otras variables económicas de las que, por supuesto, no hablaremos en la presente publicación.

El BCE o Banco Central Europeo intenta controlar la inflación en los países miembros de la Eurozona. Sin embargo, algunas veces no puede hacerlo, debido a ciertas variables externas.

Así las cosas, los precios de los productos y servicios y, por supuesto, los costes de producción, aumentan dentro de la zona de influencia del Banco Central Europeo.

En qué consisten los bancos centrales

Desde sus inicios, los bancos centrales fueron concebidos como entidades de naturaleza privada, responsabilizados de financiar al Estado que representan y, además, de poner el dinero en circulación.

En la actualidad, los bancos centrales, como es el caso de El BCE, conservan el privilegio de emitir moneda en régimen monopolístico, además de que ostentan algunas otras funciones.

Entre estas últimas, tenemos el diseño y el establecimiento de las políticas monetarias, con la finalidad de:

  • Establecer una estabilidad en los precios.
  • Supervisar el sistema crediticio, para lograr la estabilidad financiera, y
  • Velar por el funcionamiento del sistema de pagos.

Ahora, en lo que respecta a la política monetaria de El BCE que, dicho sea de paso, se realiza para controlar las variaciones de la cantidad de dinero circulante (o, lo que es igual, la oferta monetaria), veamos algunas precisiones.

La política monetaria del Banco Central Europeo tiene, como fin último, lograr ciertos objetivos en lo atinente a los precios que llegan al consumidor final.

Puntos de actuación del banco central europeo, ante desajustes negativos en la economía

El BCE puede actuar en los siguientes frentes o “campos de acción”:

  • Los intercambios dentro del mercado de divisas.
  • Las reservas de dinero en la banca.
  • Los tipos de interés interbancario.

De esta manera, entonces, se presupone que ello es suficiente para establecer cierta estabilidad de una zona económica, como lo es la Eurozona.

Se supone a priori, además, que ello basta para que la Eurozona continúe en un escenario propicio para el desarrollo económico de los estados miembros.

Ahora, en lo que respecta a la gestión de los tipos de interés, parece que se trata del mecanismo más importante con el que cuentan los bancos centrales, para controlar desajustes, tales como:

  • La Deflación: cuando caen los precios, de una manera general, dentro de alguno de los países miembros o, incluso, en la Eurozona misma, se dice que hay “deflación”.

Ahora, el hecho de que la inflación sea uno de los factores más indeseables dentro de las economías de mercado, no quiere decir (por contrapeso) que la deflación sea un fenómeno económico bienvenido.

  • La Desinflación: se trata de una clara desaceleración en los precios y, además, en los indicadores macroeconómicos, asociados a los precios mismos.
  • La Hiperinflación: se presenta cuando la inflación crece de una manera descontrolada. Este es, quizás, uno de los fenómenos económicos más temidos en las economías de mercado.

El BCE se preocupa, permanentemente, porque este peligroso fenómeno macro económico, no llegue a afectar a ninguno de los países de la Eurozona.

Cuando una economía ha incursionado en este peligrosísimo escenario, es absolutamente imprescindible tomar medidas drásticas.

De lo contrario, la situación puede llegar a niveles insostenibles, en los que ya la situación de torna irreversible, haciendo necesaria la intervención de la comunidad internacional.

  • La Estanflación: Podemos determinarla como una combinación de inflación, un crecimiento macro económico lento y, además, asociado a una alta tasa de desempleo.
  • La Reflación: no es un síntoma sino, más bien, un mecanismo de defensa, con el que se trata de elevar el nivel de los precios, con el fin de contrarrestar las presiones deflacionarias, contempladas en el punto anterior.

A todas estas y una vez aclarados todos estos conceptos y variables económicas, surge una pregunta ineludible: ¿lo está haciendo bien el BCE?

¿Han sido eficaces sus medidas de control crediticio y bancario? Otro interrogante obligado, sería ¿Las medidas se están tomando a tiempo o están llegando tarde?