Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comparte nuestro contenido para ayudarnos

Brókers Forex, CFD y +DepósitoRevisar
Plataforma única y exclusiva
Cuenta Demo Gratis Acciones & Forex
Regulado por Cysec
Exposición a riesgos limitados
10€/$
Broker Forex Para Profesionales
Metatrader 4 & 5
Regulado por 7 organismos
Entrenador Personal para guiarte
100€/$
En los mercados financieros es posible sacar provecho de una transacción y obtener una ganancia mediante el arbitraje, especialmente cuando ocurre una distorsión temporal en los precios de un activo.

Se trata de una operación en la que durante procesos del tipo compra-venta es posible lograr una utilidad proveniente de la diferencia de precio entre dos mercados lo que ocurre en condiciones especialísimas como en los casos en que un activo no tiene un mismo precio en mercados diferentes, lo cual no siempre es un hecho capaz de ser sostenido en el tiempo, ya que el arbitraje sería capaz de aumentar el precio en un punto por aumento en la demanda y disminuirlo en otro por aumento en la oferta lo cual llevara a equiparar la diferencia de precio en un periodo de tiempo variable, fenómeno conocido como convergencia de precios.Guía Forex Gratis

El proceso de arbitraje tiene también relación con los cambios en el valor de un activo a lo largo del tiempo siendo necesario que exista la posibilidad de que haya una diferencia en el precio actual y el precio a fututo del mismo activo.

Cuando el precio futuro se encuentra sobrevalorado o por encima del valor teórico del activo puede ocurrir el arbitraje de tipo directo, situación en la que se dan condiciones favorables para adquirirlo bajo la forma de pago al contado para hacer la venta del mismo bajo la forma de contratos de futuro.

Este tipo de arbitraje solo debe llevarse a cabo siempre y cuando la diferencia de precio entre la cotización del activo en el futuro y la cotización del contado se encuentra por encima de los costes de financiación por la inmovilización del dinero destinado a la compra de las acciones, para garantizar que se logre obtener un beneficio sin haber incurrido en riesgos al lograr venderlo por un precio superior al que fue obtenido.

En el caso de que el precio del activo en el futuro se encuentre por debajo de su valor teórico, es decir infravalorado, se presenta la posibilidad de obtener beneficios seguros al llevar a cabo un arbitraje inverso, con la venta del activo a crédito y la compra simultánea de los correspondientes contratos de futuro.

Si bien presentar estos dos escenarios la estrategia a seguir en cada uno de ellos es aparentemente sencilla y evidente, cuando vamos a la práctica las cosas se tornan mucho más complejas.

Comprar o vender activos a crédito supone llevar a cabo el diseño de una cesta de acciones que logren emular el Ibex 35, siendo necesario además lograr calcular los costos los corretajes tanto en el mercado spot en donde el valor del activo debe pagarse de contado en el momento de la entrega, como en el mercado futuro con la finalidad de comprobar si la liquidez del mercado pudiera hacer la venta de las cestas sin tener que hacer cambios sustanciales en los precios.

En todo caso, participar en operaciones como el arbitraje supone un manejo adecuado, suficiente y anticipado de los mercados y el valor de los distintos activos en los mismos ya que quien lo hace debe estar en capacidad de tomar decisiones rápidas ya que el activo estará en su poder por poco tiempo, igualmente se hace necesaria la presencia de competencia entre arbitrajistas para que el mercado se torne eficiente.

Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comparte nuestro contenido para ayudarnos