Informacón de contenido:

Diferencias entre futuros y opciones

El campo de los derivados financieros es muy extenso y variado, además de los futuros, existen una gran gama de productos en los mercados de derivados, que se pueden aplicar tanto en mercados OTC (forwards, CFDs, Swaps, etc), como en mercados regulados, certificados, entre otros); cada uno con sus características, ventajas y desventajas propias. Comparando los futuros con las opciones, podemos decir:

Los contratos de futuros

El contrato de futuro consiste en un acuerdo para comprar o vender un subyacente en una fecha previamente establecida a un precio determinado, igualmente fijado con anticipación.

Los contratos de futuros se negocian en mercados organizados y con estipulaciones estandarizadas (nominal, multiplicador, vencimiento, etc), es decir las reglas son siempre iguales, para evitar el riesgo de incumplimiento del contrato por la parte perdedora.

Copiar expertos en criptomonedas

En el mercado de futuros existe un intermediario que es la cámara de compensación, la cual se hace responsable de todas las operaciones.

La cámara de compensación, es la encargada de requerir las garantías a los miembros del mercado y de las liquidaciones diarias de ganancias y pérdidas, siendo esta, otra característica de la operación de los contratos de futuros.

Si la posición es en contra, las pérdidas de un contrato de futuros pudieran ser bastantes altas, no están limitadas (siempre que se esté manejando la especulación). El contrato de futuros solo tiene dos posiciones compra o venta.

Los contratos de opciones

Copiar expertos en criptomonedas

La opción financiera consiste en otorgar a su comprador un derecho, pero nunca una obligación, de comprar o vender un activo subyacente a un precio y una fecha previamente determinados. En el caso del vendedor de una opción, tiene la obligación de comprar o vender a vencimiento el activo subyacente, al precio fijado previamente, a cambio de recibir en el momento de la apertura del contrato, una cantidad de dinero.

Recordando que existen varios tipos de opciones financieras como: las americanas, europeas entre otras; la definición anterior hace referencia a las opciones europeas. Como los futuros, las opciones financieras también las podemos ubicar en los mercados organizados y también en los OTC. Existen dos tipos de opciones, la opción que da derecho a comprar el activo subyacente a un precio determinado (de ejercicio o strike) a fecha de vencimiento, la cual se denomina CALL y la otra opción que concede el derecho a vender el activo subyacente a un precio determinado a la fecha de vencimiento y se denomina PUT.

En el mercado de opciones no existen compensaciones diarias de pérdidas y ganancias, a diferencia de los contratos de futuros; pero si existe la cámara de compensación, cuya función es garantizar que el emisor (vendedor de la opción) cumpla con sus obligaciones, de acuerdo con las estipulaciones del contrato de la opción e igualmente exigirá las garantías (a través de cualquier miembro del mercado).

El comprador de una opción, siempre limitará su pérdida al precio pagado (prima), que vendría a ser el equivalente del beneficio máximo del vendedor. En cuanto a las posiciones, las opciones financieras también diferencian de los contratos de futuros; ya que pueden tener cuatro posiciones para operar en el mercado, dos alcistas y dos bajistas.