Guía Forex

Emisión de deuda

Emisión de deuda es un compromiso de pago que tiene un agente económico (bien sea una persona física o jurídica), el cual debe realizar lo en un plazo determinado y de acuerdo a las condiciones y términos expuestas en un contrato.

Invertir en criptomonedas

La emisión de deuda es una acción que realiza un agente económico con el objetivo de obtener los recursos económicos que le permitan financiar su actividad económica, una expansión de la capacidad productiva o financiar sus gastos de capital.

La emisión de deuda está atada a un riesgo, es decir a la capacidad que tiene el deudo que caer en una situación de impago, dependiendo de esto el inversor realiza un estudio y si el riesgo es alto, posiblemente exija una rentabilidad más alta.

Elementos que conforman la deuda

¡Importente!: He hablado con el equipo del mejor bróker de Forex, Acciones, CFD, Crypto y ellos permiten a mis lectores empezar a operar con un depósito de tan sólo $10 en tu cuenta. Ir al agente regulado

Esta obligación que un agente en este caso deudor asume con su acreedor está sustentado en tres parámetros:

  • El capital, es decir el monto de dinero que el deudor recibe por parte del acreedor.
  • El plazo de vencimiento de la deuda, la fecha límite que tiene el deudor para cancelar la deuda.
  • El costo de la deuda, que está representada por el pago por concepto de intereses que debe hacer el deudor al acreedor periódicamente.

Tipos de deuda

La deuda puede clasificarse de acuerdo al tipo de agente que la solicita:

Bróker Trading
  • Deuda pública
  • Deuda privada

De acuerdo a su forma y características

  • Deuda cero cupón
  • Deuda con un pago periódico de cupones
  • Deuda convertible
  • Futuros

Importancia de la deuda

La deuda provee a los agentes económicos la posibilidad de financiar su actividad económica o expandirá. No obstante, es necesario tener en cuenta que esta obligación adquirida reduce los ingresos disponibles futuros, dado que debe destinar parte de sus ingresos en la amortización y pago de intereses.

Por su parte, para su acreedor constituye una inversión dado que inyecta capital a la organización sea pública o privada a cambio de recibir un cierto porcentaje de rentabilidad, que dependerá directamente del riesgo de la deuda, es decir de la posibilidad de impago del deudor.