ıllı ¿Cómo crear mi propio negocio? y » ¿Independizarme?↓

Muchas veces nos preguntamos cómo sería posible ganar dinero sin tener la necesidad real de trabajar. Sin embargo, encontrar la respuesta a esa interrogante nos resulta difícil.

En sí, no es la respuesta, sino todo lo que conlleva la misma. La forma de ganar dinero sin trabajar es a través de un negocio. Pero ¿cómo hacer eso? ¿No es muy difícil? La verdad es que sí, es bastante difícil, en cierta manera. Requiere de trabajo arduo y un esfuerzo sobrehumano de nuestra parte, pero valdrá la pena.

Siempre nos han educado con la idea de que tenemos que estudiar una «buena carrera» para conseguir un «buen trabajo». Pero aquí debemos preguntarnos: ¿qué es un «buen trabajo»? La verdad es que decir que el trabajo es algo negativo, es lo más cercano a la realidad.

El hecho de tener que gastar nuestro tiempo a cambio de subsistencia no parece un trato justo. Pero nunca hacemos caso a eso. Siempre nos dejamos llevar por la corriente y acabamos como uno más del montón. ¿Cuántas ideas revolucionarias no han sido enterradas en cementerios? ¿A caso la humanidad no tiene derecho a conocer nuestras ideas?

Plataforma Web

10$
Forex & CFD: DEMO GRATIS
Plataforma Web Fácil Usar
Chatear con otros traders

¡Broker Profesional!🔒

100
7 Regulaciones: MT4&MT5
Academia Aprendizaje Gratis
Vídeo Tutoriales + Ebook + Indicadores

Robot Forex🤖

25€$
¡Dinero Automático!
Retiros en 1 Hora
Diseñado para ganar para ti

Antes de pensar en los riesgos que podría implicar el hecho de iniciar un negocio, independientemente de cuál sea el tipo, debemos pensar en los beneficios que este nos puede traer. Cualquier clase de empresa o negocio en Internet puede generar grandes cantidades de dinero. Podríamos vivir exclusivamente de la publicidad y esa es una clase de negocio. Es algo bastante interesante y una vez nos pongamos a investigar al respecto, veremos de qué se trata todo.

¿Qué debemos tener para iniciar un negocio propio?

Lo más importante son dos cosas. La primera de ellas es la idea, sin ella no podremos hacer absolutamente nada. Todo proyecto comienza por una etapa mental, una etapa de desarrollo teórico. En esta etapa se investigará qué tan factible puede ser esa pequeña idea que está aflorando. En caso de no ser factible tenemos dos alternativas.

Podemos modificara para que sea algo más conveniente. O simplemente podríamos buscar una idea alterna. Durante la investigación, el sector creativo de nuestro cerebro se avivará bastante. Con eso lograremos avanzar en nuestro proyecto creando vertientes de lo que tenemos ya establecido.

El segundo elemento más importante, son las ganas reales de independizarnos. Y en este punto podríamos preguntarnos: ¿independizarnos de qué o de quién? .

Principalmente de nuestros familiares, en caso de ser los más jóvenes. Y en caso de ser adulto con una vida ya establecida, independizarnos de nuestro empleador. Ambas cosas son importantísimas. Ahora, debemos saber que para iniciar un negocio, al hablar de las ganas y la motivación, requiere mucho trabajo. Incluso más del que estamos acostumbrados a realizar. Pero esto dependerá mucho de qué tipo de negocio sea y de quién sea el que esté desarrollando la idea.

Para ejemplificar todo esto, comenzaremos por la idea. Supongamos que se nos ocurrió una idea para los smarphones. Algún accesorio bastante útil. Comenzamos a investigar sobre qué materiales se necesitan y cómo podemos ensamblar dicho accesorio.

En el camino nos damos cuenta que la idea principal no sirve, pero que se puede modificar. Eventualmente tenemos el prototipo, solo necesitaríamos maquinaria para llevar a cabo la producción en serie y venderlo. Pero no tenemos dinero. Aunque ese no debería ser un problema y es de lo que hablaremos en el siguiente punto.

¿Realmente la falta de capital es una excusa para no arriesgarse?

Si nos llegamos a hacer esta pregunta, la respuesta es negativa. La falta de capital no es excusa para no iniciar un negocio. ¿Entonces, de dónde vamos a sacar el dinero? Internet se ha convertido en una de las herramientas más útiles a la hora de generar ingresos.

Tenemos un sinfín de posibilidades. Podemos invertir pequeñas cantidades en blogs que estén generando ingresos y lograr que esos ingresos aumenten trabajando nosotros mismos sobre los blogs. Podemos invertir en opciones binarias. Podemos sacar provecho de un vídeo bien elaborado.

¿Un vídeo? Sí, tal como estás leyendo. Las plataformas de vídeos en Internet se han vuelto una máquina de dinero, pero adivinen qué es lo que se necesita para triunfar. Ideas. En pleno siglo XXI, el dinero no vale nada al lado de las ideas. Si creamos un vídeo con una buena calidad, este comenzará a propagarse por toda la red. Luego de eso, comenzaremos a percibir ingresos por dicho vídeo.

Cuando tenemos una idea, el dinero llega de alguna manera. Siempre pasa así. Y si el dinero parece no llegar, nosotros iremos a buscarlo porque tenemos ganas, ¿no? En cambio, teniendo el capital y no la idea, el capital se irá desperdiciando en nimiedades. Hay mucha gente que tiene el capital, pero no las ideas, motivo por el cual buscan gente con ideas para trabajar en igualdad de condiciones.

Influencia negativa de la familia en la independencia

Aunque no lo parezca, de quienes más debemos cuidarnos, es de los más cercanos a nosotros. Muchas personas se han llevado sus ideas a las tumbas y han muerto infelices porque nunca pudieron lograr lo que querían hacer. El motivo fue el querer complacer a sus familiares. Pero más allá del tema vocacional, viniendo de una familia donde nadie ha tenido una visión emprendedora, el hecho de ser el primero es un problema. ¿Por qué? Porque la idea de que se necesita un empleo para «progresar» en el ámbito financiero está muy arraigada.

Además de esto, el iniciar un negocio genera desconfianza dentro de la familia. Generalmente por el hecho de que todos conocen fracasados, pero nadie conoce personas de éxito. Ahí hay algo raro, ¿no les parece? Es muy común escuchar a un padre de familia diciendo «el hijo de Pepe quino hacer lo mismo y no le resultó». El problema es que el hijo de «Pepe» tampoco tuvo el apoyo de su padre y eventualmente desistió.

Debemos mantenernos fuertes, las posibilidades son infinitas, las cartas están en la mesa. Y como en una partida de póquer, si tenemos una mano mala, hay que intimidar a los demás jugadores apostando en grandes cantidades. Es arriesgado, pero sin riesgo no hay ganancias. Si no jugamos, no podemos ser campeones. Eso siempre ha sido así, y seguirá siendo así.

Nosotros debemos convertirnos en ese ejemplo de éxito a seguir para los más jóvenes. Que nuestros hijos no sean esclavos de un empleador, que hagan lo que nosotros logramos y lo hagan aún mejor.

¿Empleados o independientes? ¿Quién genera más ingresos pasivos?

Debemos tener en cuenta de que no existe un punto de comparación aquí. Por un lado tenemos a un empleado promedio, el cual trabaja un período de tiempo diario a cambio del dinero que le ofrezca la empresa en la que trabaja. Eso no es un ingreso pasivo.

Por otro lado, tenemos a una persona independiente en el ámbito financiera. Sus negocios le generan una buena cantidad de dinero mensualmente. Pero no es una cantidad fija. Hay ocasiones donde el dinero disminuye y otras en las que aumenta. Esto es un riesgo que muchas personas no se atreven a tomar.