ıllı Consumo colaborativo » ¿Quién está detrás↓

Definición de consumo colaborativo: es una acción donde un conjunto de individuos de reúnen (física o virtualmente) para compartir bienes o servicios o intercambiar productos, de forma que ambos consumidores obtengan aquellos bienes que satisfacen sus necesidades.

Plataforma Web

10$
Forex & CFD: DEMO GRATIS
Plataforma Web Fácil Usar
Chatear con otros traders

¡Broker Profesional!🔒

100
7 Regulaciones: MT4&MT5
Academia Aprendizaje Gratis
Vídeo Tutoriales + Ebook + Indicadores

Robot Forex🤖

25€$
¡Dinero Automático!
Retiros en 1 Hora
Diseñado para ganar para ti

Origen del consumo colaborativo

En un principio este tipo de consumo se realizaba en localidades pequeñas, donde los individuos se reunían e intercambiaban bienes y servicios, en mercados conocidos también como mano a mano, donde prevalece la solidaridad y el compartir. Sin embargo, con el desarrollo de nuevas tecnologías y el acceso a Internet se han creado plataformas que permiten el intercambio bajo la modalidad peer-to-peer, donde las personas intercambian bienes y servicios, venciendo las barreras geográficas.

Sistemas para el consumo colaborativo

  • Basados en productos: son sistemas en el cual el consumidor puede pagar por utilizar un producto, pero no puede ejercer propiedad sobre el mismo. Por ejemplo, el sistema de bicicletas compartidas, donde una persona paga por utilizar la bicicleta y una vez que termine de usarla la debe entregar en el punto de recepción más cercano.
  • Sistemas de redistribución: está asociado a los mercados de segunda mano o usados, para ello utilizan muchas plataformas C2C, como mercado libre o eBay.
  • Sistemas colaborativos: son iniciativas basadas en la solidaridad, específicamente donde se comparten bienes (tangibles, intangibles) o servicios, como por ejemplos las oficinas compartidas, los huertos o la creación de conocimiento colaborativo en plataformas como por ejemplo Wikipedia.

Beneficios del consumo compartido

En un mundo donde prima el pensamiento individualista, el consumo compartido permite optimizar el uso de los recursos disponibles, además de ahorrar tiempo y dinero, dado que por lo generar se pueden encontrar mejores precios.

Por otro lado, se fomentan valores de solidaridad, compromiso entre los consumidores y además de incentivar a innovación y creación de nuevas ideas y modelos de negocios.