Consejos para jugar Póker Pai Gow

El póker Pai Gow es una modalidad de póker muy extendida a través de Internet. Conocido también por el nombre de póker Double-Hand, se dice que realmente proviene del dominó chino que lleva el mismo nombre. Lógicamente a diferencia del Pai Gow clásico en la versión americana se utilizan cartas para conseguir las mejores manos en vez de fichas de dominó.

El póker Pai Gow fue creado por Sam Torosian y Fred Wolf. La baraja que se utiliza en el póker Pai Gow consta de 53 cartas, incluido el comodín o joker. La mesa de juego está preparada para seis jugadores más el croupier que además de ser el encargado de repartir las cartas a los jugadores suele representar a la banca. En algunas partidas los jugadores pueden convertirse en la propia banca para cubrir todas sus apuestas.

El objetivo final de los jugadores de la mesa será derrotar a la banca. Para ello tendrán que combinar las cartas para formar las dos mejores manos de póker. De las siete cartas que reparte el croupier, el jugador deberá conseguir ligar una mano de cinco cartas y otra de dos.

Para referirse a la mano de cinco cartas se suelen utilizar términos cómo behind y bottom en inglés y palabras cómo alta y grande para el castellano. En cuanto a la combinación de dos cartas las palabras utilizadas habitualmente son in front y on top y los términos menor y baja para referirnos a la mano en castellano.

Para ganar, la mano de cinco cartas que combine el jugador deberá tener un valor superior respecto a la mano de dos. Por tanto, es muy importante que cuando se reciban las siete cartas por parte del croupier se organicen las manos dándoles la mejor combinación posible.

La estrategia principal del póker Pai Gow está en conseguir que la mano de cinco cartas sea más fuerte que la de dos. En algunas ocasiones se puede incluso pedir ayuda al croupier para que lo haga por ti, sí no estás muy convencido de lo que vas a hacer puedes pedirle que te organice las manos de la mejor forma posible.

Aunque conviene que aprendas a hacerlo por ti mismo para mejorar con cada partida. Hay múltiples formas de combinar las cartas y es bueno ir probando qué tal resultado dan las distintas manos. En el póker Pai Gow no están permitidos los faroles ni engañar a los rivales. Tampoco se permite aumentar las apuestas durante la partida.

Muchos jugadores coindicen en que la mejor estrategia es ligar una mano de dos cartas fuerte para poder reaccionar ante cualquier situación. Pero eso ya depende de la táctica de cada uno. Por supuesto, un factor importante es saber apostar el dinero de forma inteligente y tener la capacidad para racionar los importes de las apuestas.

Entre los consejos que puedo darte si vas a jugar a la modalidad de póker Pai Gow es que prestes mucha atención a las dos manos que tienes que crear y que tengas en cuenta que ninguna es más importante que la otra. Sí bien la mano grande formada por cinco cartas debe ser fuerte no debemos menospreciar nunca la mano de dos cartas.

A menudo los jugadores tratan de crear una mano fuerte y dejan un poco de lado la otra. Yo te recomiendo que nunca  lo hagas. Si por casualidad te encuentras ante la tentadora idea de combinar las cartas haciendo un Full no tengas miedo a dividirlo y dejar una pareja para la mano menor. Seguramente así aumentarás tus probabilidades de ganar. Tómate tu tiempo para colocar las cartas y utiliza el sentido común para combinarlas de la mejor forma posible.

El póker Pai Gow es ante todo un juego de lógica así que no te preocupes y confía en tu capacidad para combinar las cartas. Mientras tanto puedes aprovecharte de las partidas gratuitas que ofrecen los casinos online para practicar y jugar con ventaja utilizando los bonos y promociones para aumentar tus futuras ganancias.