Coeficiente básico de financiación

Guía Forex

Coeficiente básico de financiación

Definición de coeficiente básico de financiación: este coeficiente es un indicador que aporta información útil a las empresas, acerca del margen que estas tienen par endeudarse en el largo plazo.

Importancia del coeficiente básico de financiación

FOREX FÁCIL

10$
Solo 10 Depósito
Chat Social
DEMO GRATIS

Robot Forex/CFD

25€/$
Sistema automático
Sin conocimientos
Retiro 1 Hora

Forex Experto

100€/$
7 Regulaciones
Spreads Fijos
Alto Apalancamiento

Por medio de los activos que tiene la empresa, su capital, así como los requerimientos económicos que estos tienen para poner en marcha el proyecto, por lo que se debe estimar el financiamiento que la compañía necesita y por ende el margen y el monto de la deuda que una empresa puede asumir. La medición de este indicador económico es importante para la compañía, dado que facilita el bienestar financiero y patrimonial y el logro del equilibrio entre la inversión y el financiamiento.

Fórmula para calcular el coeficiente básico de financiación

Existen dos formas de calcular el coeficiente básico de financiación:

Operar e invertir en las mejores criptomonedas
  • Es la división entre el capital permanente y al inmovilizado mínimo, el resultado de esta operación se suma al fondo de maniobra mínimo.
  • Es la división entre el capital permanente y los activos fijos, a este resultado, se suma el capital circulante necesario o ideal.
Bróker Trading

Interpretación del coeficiente básico de financiación

El coeficiente básico de financiación, independientemente de la forma como éste se ha calculado se puede interpretar de la siguiente forma:

  • Si el coeficiente es igual a uno: este resultado refleja una situación de equilibrio financiero, dado que el fondo de maniobra y los activos fijos están cubiertos completamente.
  • Si el coeficiente es menor a uno: en esta situación existe un desequilibrio financiero, no existe solvencia en el corto plazo, por lo que
  • Si el coeficiente es mayor a uno: implica que hay un exceso de capital permanente respecto al inmovilizado mínimo o los activos fijos, por lo que la compañía cuenta con recursos para asumir una deuda de largo plazo.