Clases y características del mercado de derivados financieros

Características del mercado de derivados financieros en opciones binarias

Generalmente suele hablarse con regularidad sobre los mercados financieros en general pero es importante resaltar que dentro del sector financiero existe gran diversidad de instrumentos distintos para llevar a cabo las inversiones que suelen conocerse como derivados.

Es necesario tomar en cuenta que todos los productos financieros poseen un valor en específico el cual se encuentra basado en el precio de otro activo, esto podríamos traducirlo como un derivado financiero.

¿Qué es un derivado?

Para poder entender correctamente la definición de un derivado financiero, primero hay que comprender que se trata de un instrumento que no posee un valor directo sino que éste depende y guarda relación estrecha con el precio de otro activo, este es denominado activo subyacente o activo financiero.

Los instrumentos derivados suelen funcionar como contratos y el valor se deriva de un activo financiero en cuestión, estos contratos nos dan la posibilidad de comprar o vender el activo dentro de un lapso de tiempo determinado y bajo ciertas características.

Los activos financieros pueden corresponder a un índice bursátil, acciones de la bolsa de valores, una materia prima, pares de divisas extranjeras o un commodities, cabe resaltar que estos son los activos más conocidos pero existen otro tipo de activos financieros que pueden ser utilizados tales como los tipos de interés, los bonos o los valores de renta fija.

Asimismo, existen instrumentos o productos derivados que son sumamente utilizados a nivel internacional y ellos corresponden a las opciones binarias, los forwards, los swaps y los futuros. Existen muchas razones por las cuales los derivados son de suma importancia, comenzando por el hecho de que consiste en una herramienta que es bastante efectiva para la administración de los riesgos, porque podemos establecer el riesgo que queremos y nos permite tener la capacidad de cubrir las carteras de inversión al mismo tiempo que asumimos la proporción de riesgo que corresponda según las condiciones establecidas por el mercado.

En otro orden de ideas, los productos derivados nos brindan la posibilidad de obtener ganancias con las posiciones de venta, de esta manera aun cuando los precios de los activos financieros sufran una caída podremos vernos beneficiados de ello al tener un contrato de venta.

Es por todas estas razones que el mundo del trading, también conocido como operaciones con opciones binarias, y los futuros, son opciones tan populares ya que nos otorgan la capacidad de invertir nuestro dinero dentro de tendencias alcistas y bajistas. Lo imprescindible es la selección de los activos correctos y la opción que pueda resultarnos más conveniente.

Características del mercado de derivados

Entre las características más resaltantes dentro del mercado de los derivados financieros podemos conseguir las siguientes.

Al diferenciar los derivados financieros con otro tipo de inversiones podemos deducir que los derivados no requieren de una inversión jugosa, esto por supuesto es una ventaja para aquellos inversores principiantes que no  necesitan una cantidad inicial exuberante para poder introducirse en el mercado, sino que con inversiones modestas pueden conseguir beneficios sin ningún problema. Por supuesto, mientras más arriesguemos más podemos ganar, porque con mayor nivel de capital podemos aumentar la cantidad de inversiones y por ende, la cantidad de retorno y beneficios.

Como consejo te señalamos la importancia de establecer un plan para poder llevar a cabo una buena gestión del capital y no tener necesidad de gastar más de lo que necesitamos, si sabemos realizar una correcta administración podremos conseguir el aumento de nuestro rendimiento. Por otra parte, aunque quizás pueda sonar como algo sumamente lógico, es necesario recordar que nunca debes invertir una cantidad de dinero que no te encuentres en disposición de perder, ya que las pérdidas siempre van a ser una sólida posibilidad.

Tal como lo hemos comentado, el valor que poseen los derivados se encuentra en contante cambio y dependen de los cambios en las tendencias de los precios del activo financiero subyacente. Al momento de realizar inversiones existe gran cantidad de derivados, más aún diversos tipos de activos, y entre los activos más comunes y populares podemos encontrar las divisas y las commodities como el petróleo o el oro por el alto volumen que poseen dentro del mercado. Los derivados suelen liquidarse en una fecha ubicada en el futuro, así como cualquier contrato.

Una de las características más notables que poseen los derivados es que pueden ser negociados en los mercados organizados así como en los no organizados conocidos como OTC. Claro está que la función principal que tiene este mercado es la de ofrecer instrumentos de inversión y cobertura que ofrezcan la posibilidad a sus usuarios de gestionar los riesgos de la forma más conveniente y correcta como sea posible.

Tipos de derivados

De este modo, es conveniente conocer el hecho de que dentro de los derivados financieros podemos toparnos con diversas clases, es por ello que en las siguientes líneas vamos a llevar a cabo una clasificación de los tipos más comunes y comentar algunas de sus características para poder aprender sobre estos derivados un poco más.

Derivados de acuerdo al tipo de contrato involucrado: En esta clase de derivados se encuentran incluidas las opciones binarias, ellas constituyen el tipo de contrato por el cual debemos proceder a realizar una compra o una venta de algún activo subyacente especificado en una fecha concreta que cuente con un costo fijado con anterioridad, y las opciones de compra son aquellas que se denominan CALL y las de venta son denominadas PUT.

Asimismo, también se incluyen en este tipo de derivados los forwards, los contratos por diferencia (CFDs) y los SWAPS.

Derivados según el lugar donde se contratan y se negocian: En esta clasificación se incluyen los derivados financieros contratados en los mercados organizados, así como los derivados que han sido contratados en los mercados extrabursátiles, también conocidos como no organizados. Los primeros que hemos mencionado son contratos de tipo estándar sobre activos subyacentes que han sido previamente autorizados donde los precios y los lapsos de caducidad son iguales para todos los participantes. De igual modo, las operaciones se llevan a cabo dentro de la bolsa y por ende se encuentran reguladas, ello les diferencia de aquellos derivados que se ubican dentro de los mercados no organizados ya que estos se efectúan sobre la marcha, a medida que las partes que se ven involucradas contratan el instrumento se van creando las especificaciones. Al no haber un contrato estándar ambas partes de este derivado suelen establecer las condiciones que mejor les convengan.

Derivados según el activo subyacente involucrado: En este punto nos vemos en la necesidad de hablar de aquellos derivados financieros que implementan los activos tales como las acciones, las divisas, los tipos de interés y los bonos, así como de los derivados que no son financieros donde se involucran los commodities de tipo agrícola, energético y los metales preciosos.

Derivados según la finalidad: Inmersos dentro de esta categoría se encuentran incluidos los derivados de las clases: derivados de cobertura, de arbitraje y los derivados de negociación. Los derivados de cobertura son aquellos que se utilizan para poder reducir los riesgos al colocarlos en la posición contraria oponiéndose al activo subyacente del derivado en cuestión.  Al referirnos a los derivados de arbitraje podemos mencionar que suelen ser utilizados para encontrar ventaja al jugar con la diferencia de los precios dentro de los mercados. Finalmente, los derivados de negociación son aquellos que se implementan con el objetivo de generar ganancias a través de la especulación.

Al leer y conocer todos los tipos de derivados existentes podemos notar que el mercado de los mismos es bastante amplio con gran cantidad de tipos de derivados dentro de esta calificación.

Las operaciones con opciones binarias se encuentran inmersas dentro de los derivados de acuerdo al tipo de contrato involucrado, las opciones binarias son altamente demandados como instrumentos de inversión por la operativa sencilla e intuitiva que poseen, la selección de activos y los grandes beneficios que pueden ofrecer.

Dentro del mundo de las opciones binarias se pueden generar beneficios a través de las opciones al alza y a la baja, siempre apostando por la tendencia que creemos correcta relacionada a la tendencia de los precios de los activos financieros en un periodo de tiempo en específico, si al finalizar la operación hemos acertado nuestra predicción, podremos recoger las ganancias que fueron previamente establecidas.

De cualquier modo, dentro de los portafolios o las carteras de inversión se pueden incluir múltiples operaciones de inversión, es por ello que te recomendamos que sepas cuáles son los derivados disponibles y determines si pueden ser convenientes para ayudarte a aumentar la rentabilidad de tu capital.

Finalmente,  agradecemos que hayas leído nuestro artículo y te invitamos a leer el resto de las informaciones que tenemos para ti, las cuales te aseguramos, serán de mucha ayuda.