Informacón de contenido:

Los CFDs y los impuestos

Mejores Oportunidades de inversión

Con el tiempo van creciendo más los inversores en los CFDs, cuando se trata de invertir en algunos valores, índices o materias primas. Pero la fiscalidad de estos productos financieros, no está muy clara, porque son derivados que carecen de regulación específica sobre esto y muy especialmente en España, no tiene regulación dentro del ordenamiento jurídico español; presentando una relación compleja de derechos y obligaciones entre las partes intervinientes.

Al hacer la declaración de renta, debemos tener en cuenta, que los CFDs tienen una fiscalidad parecida a la de las acciones; con la distinción que en los CFDs, se liquida por diferencias tasadas en base al subyacente, cuya adquisición, a diferencia de opciones y futuros, está totalmente desechada en estos CFDs. Es decir los CFDs no son herramientas para adquirir acciones. Las ganancias o plusvalía diarias de la operación con los CFDs, se toman como variaciones patrimoniales y son pechadas en la base imponible especial del IRPF; independientemente del período en el cual se generaron y sin retención a cuenta.

Tratamiento de los CFDs, en la Declaración de Renta de 2014. Son calculados en la base imponible general del IRPF, porque se consideran ganancias y pérdidas, generadas en el corto plazo (menor a un año). Usualmente, estos tipos de gravamen de estas bases imponibles son más altos, que la base imponible de los ahorros; puede ir desde el 24,75% hasta 52%.

Tratamiento de los CFDs, en la Declaración de Renta de 2015. Se modifica, eliminan la diferencia entre ganancias y pérdidas patrimoniales a corto y largo plazo; por lo que todas las plusvalías generadas con CFDs, son calculadas en la base imponible del ahorro del IRPF y además cuenta, con unos tipos impositivos menores a los actuales.

En las Declaraciones de Renta de los períodos 2016 y 2017; se mantiene la reforma fiscal. Se aplica a las plusvalías generadas con CFDs, la base imponible del ahorro del IRPF.

Las ganancias y pérdidas patrimoniales; están grabadas por tramos o rangos, según la ganancia obtenida; más o menos dentro de los siguientes parámetros:

De 0 a 6.000€ pagará 19%

De 6.000€ a 50.000€ 21%

Más de 50.000€ 23%

En pasados programas PADRE, las plusvalías – minusvalías, originadas con CFDs, se deben introducir en las casillas 360 – 367, específicamente, en la casilla 361 (Tipo 5). Si el resultado viene dado por la ganancia patrimonial con CFDs, se indica el resultado en valor de transmisión y ninguno en valor de adquisición; y si es pérdida patrimonial con CFDs, se indica el resultado en valor de adquisición y ninguno en valor de transmisión.

Características de los CFDs desde el punto de vista fiscal

  • Los resultados que se obtienen de las liquidaciones diarias, por las variaciones en el precio, se debe calificar, para los efectos fiscales, como ganancias y pérdidas patrimoniales y se entiende que proceden de la transmisión.
  • Cada una de las liquidaciones diarias, se convierte en una alteración patrimonial. Debe imputarse a cada período impositivo las ganancias y pérdidas generadas por el contrato; independientemente de que al final del mismo, la posición contractual, se cierre o se mantenga abierta.
  • En la alteración patrimonial, el tributo será calculado según el importe liquidado, como consecuencia de la diferencia que existe entre el precio del subyacente, en la oportunidad de la apertura del contrato y el precio al cierre del mercado de ese día.
  • Los gastos se pueden imputar a las ganancias o pérdidas patrimoniales:
  • Corretaje y comisión: Estos gastos se pueden usar, para determinar la ganancia o la pérdida patrimonial.
  • Margen financiero: En posiciones largas, si es abonado por el comprador, los intereses pagados se consideran un gasto de financiación no computable para determinar la ganancia o la pérdida patrimonial; pero si es el caso, que lo obtiene el vendedor en posiciones cortas, tendrá que tenerlo en cuenta, en el cálculo de la ganancia o pérdida patrimonial; ya que se considera que los intereses aumentan la plusvalía.

En este sentido, es favorable la posición de la Dirección General de Tributos (DGT) al elevar las bases de tributación, eliminando la partida en las posiciones compradoras y sumándola o agregándola a las posiciones vendedoras.

Cada año, los brokers envían a sus clientes, la información de la totalidad de las operaciones registradas, con el correspondiente detalle de las ganancias y pérdidas obtenidas. Esta información, normalmente es usada para hacer la Declaración de Rentas.