Caja de Ahorro

Caja de Ahorro

Definición de la caja de ahorro: la caja de ahorro puede considerarse una institución de carácter pública o privada, quien tiene la facultad de realizar operaciones en el mercado financiero y que tiene como función captar el ahorro de un grupo específico de personas, y otorgar préstamos con tasas de interés menores a la que ofrece el sector bancario tradicional, para financiar el gasto personal de sus miembros o financiar proyector, además que en algunos países está autorizadas para realizar operaciones en el mercado financiero.

Origen de la caja de ahorro

El origen de las cajas de ahorros se remonta al siglo XVIII, es Europa donde surge una organización que captaba el ahorro de las personas (volumen pequeño), para luego dirigir esos recursos a financiar a las pequeñas empresas y agricultores, básicamente estaba centrada en zonas rurales, donde el financiamiento consistía en avales en metales preciosos (oro, plata).

Con el pasar de los años, la aparición del papel moneda y de otras instituciones, esta institución cobró cada vez más importancia para los agentes económicos, como una forma de ahorro o para obtener financiamiento más accesible, respecto al ofrecido por las instituciones bancarias.

Efectos positivos de las cajas de ahorro

  • Para una localidad o región es una fuente de financiamiento para las empresas pequeñas o familiares, permitiéndoles desarrollar proyectos económicos, incrementando el nivel de renta de los mismos.
  • Cada vez más las cajas de ahorro son empleadas como fondos de previsión social, garantizando cierta nivel de ingresos para la etapa de jubilación de las personas.
  • En la actualidad cuenta con la mayoría de las funciones de una entidad bancaria, como la recepción de ahorros a cambio de cierto nivel de rentabilidad (tasa de interés), los préstamos de corto y mediano plazo para la financiación de distintos proyectos, sean de consumo o inversión.