Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comparte nuestro contenido para ayudarnos

Mercado Bursátil de Chile

Bolsa de Valores de Chile

La Bolsa de Valores de Santiago de Chile es una bolsa que presenta innumerables mercados, sumando una totalidad de 2 mil millones de dólares en las transacciones diarias realizadas en ella. Dichas transacciones se realizan principalmente con acciones, instrumentos de renta fija, cuotas de fondos, valores de intermediación financiera y de títulos extranjeros.

En los últimos diez años, la Bolsa de Valores de Santiago ha ido desarrollando sus tareas y operaciones, expandiéndose de un ámbito nacional a uno más internacional, siendo considerado entonces un espacio primordial para muchos inversionistas provenientes de cualquier lugar del mundo, al mismo tiempo que ser considerada como una aliada estratégica de otras bolsas localizadas en la región latinoamericana.

De igual forma, la Bolsa de Valores de Santiago ha impulsado la oferta de otros instrumentos financieros innovadores para el ámbito económico del país, tal como la creación de cuotas de fondos transables, o también denominado ETF; el Mercado de Derivados y el Mercado Venture.

Misión y Visión de la Bolsa de Valores de Santiago

 

  • Misión

La Bolsa de Valores de Santiago busca entregar a sus clientes o a sus participantes una infraestructura óptima de servicios, para promover un crecimiento adecuado del mercado de valores, al mismo tiempo que contribuirá al desarrollo económico y financiero de Chile.

 

  • Visión

Buscar el liderazgo en el ámbito de la industrial bursátil, presentando así un desarrollo óptimo de un mercado transparente, al igual que la oferta de unos productos y servicios de excelente calidad especialmente dirigido a los clientes o participantes de la Bolsa de Valores de Santiago.

 

Los pilares de la Bolsa de Valores de Santiago

 

  • Sostenibilidad y transparencia: la Bolsa de Valores de Santiago busca implantar una actuación de acorde a ciertos principios éticos, los cuales se basan principalmente en el cumplimiento de la normativa, de la regulación de las políticas de sostenibilidad de la empresa. Con esta situación se asegura un desarrollo adecuado de un mercado sostenible.
  • Servicio de calidad excelente: brindar un servicio orientado a unos resultados óptimos, a la vez que su calidad sea alta gracias al cumplimiento de lo establecido en su estructura y normativa.
  • Bolsa de valores innovadora: la Bolsa de Valores de Santiago en su actuación siempre procura anticiparse a todos los desafíos en materia financiera que pueden presentársele, poniendo atención principalmente a todas las necesidades de su clientela. Para contestar a dichas necesidades, pone a disposición las mejores oportunidades en las negociaciones a todas su clientela.

Convenios y colaboraciones presentes en la Bolsa de Valores de Santiago

En general, las bolsas de valores presentan también esta función, pero es ejecutado con ayuda de otros mecanismos, como por ejemplo:

  • Proceso de colocación de las acciones de pago.
  • Proceso de colocación primaria de los bonos o los denominados debentures.
  • Por medio de una intervención en los instrumentos que sean a corto plazo.
  • Por medio de diversas operaciones de Underwriting, es decir, por un contrato de colocación de una emisión de valores, ya sean bonos, acciones o debentures.

 

Por otro lado, como funciones bursátiles se destacan las siguientes:

 

  • Redistribución del ingreso.
  • Ayudar a fomentar el ahorro
  • Promover la participación del sector privado en la economía de la nación.
  • Formar grandes capitales.

 

  1. Optimizar la asignación de recursos

El proceso de transferencia de fondos entre oferentes y demandantes no siempre se obtienen buenos resultados. Para dicho proceso resulta indispensable asegurar la calidad de la inversión, en donde los recursos que estén disponibles sean asignados a otras opciones o alternativas que cuenten con más seguridad y rentabilidad. Este punto de vista debe estar orientado desde un índole privado y público o social, con el objetivo de asegurar una tasa de desarrollo económico adecuado.

 

Esta función contiene en si misma otras subfunciones, las cuales son:

 

  • Orientación de los ahorradores y de los inversionistas.
  • Anticipación de los eventos económicos.
  • Transparencia de los mercados financieros.
  • Libre disposición de los precios.
  1. Mercado Secundario

El proceso de financiamiento de las inversiones contiene un plazo de tiempo correspondiente a su maduración, el cual suele ser paralelamente prolongado. En esta función es necesario obtener capitales en un largo plazo, por medio de la emisión de cierto tipo de valor que tenga una larga duración, este sería el caso de los bonos o debentures.

De la misma forma, lo referente a la creación o proceso de expansión de una empresa, se necesitan de ciertos aportes relacionados a los capitales de larga duración o de plazo indefinido, y esto por medio de la emisión de acciones comunes o preferentes. Estas formas de obtención de recursos necesitan de ahorradores que estén abiertos a otorgar su capital o ponerlo a disposición por un largo periodo de tiempo.

 

Por otro lado, debido a cierta incertidumbre en los procesos financieros, no hay muchas  personas que estén dispuestas a adquirir dichos instrumentos, ya que buscan unos precios a favor de sus intereses, para enfrentar cualquier eventual pérdida de dinero.  Dicha liquidez solo puede ser garantizada por un mercado secundario eficaz, en donde participen libremente tanto compradores como vendedores, y en donde los precios estén determinados bajo un justo equilibrio de oferta y demanda.

Lo anteriormente señalado responde a la necesidad de un mercado que evite las distorsiones en los precios, la cual se da por prácticas desleales encontradas en los monopolios.

El mercado secundario de las Bolsas de Valores es la función y la característica más importante. Su nivel de perfeccionamiento será resultado de la captación de recursos en el sistema, ya que no es posible que exista un mercado de capitales sin la presencia de un mercado secundario con una completa estructura y funcionalidad.

Igualmente, dentro de esta función, se encuentran algunas subfunciones, las cuales son:

  • Difusión de la propiedad accionaria
  • Existencia o creación de un mercado continuo
  • Facilitar el cambio de tamaño de los activos financieros

 

  1. Regulación del mercado

 

Esta cuarta función se considera la más importante que toda Bolsa de Valores debería presentar en su estructura o desenvolvimiento de sus actividades. Esta función se basa principalmente en mantener un mercado ordenado, evitando las desregulaciones en los precios, y por otro lado, asegurar al público una efectiva confiabilidad en el sistema, evitándose así ciertas irregularidades, y en donde se asegure igualdad en oportunidades para todos sus participantes.

La regulación de los mercados de valores puede presentarse en dos formas:

 

  • Regulación interna:

En donde la reglamentación es dada por la propia Bolsa de Valores para asegurar su funcionamiento.

  • Regulación Externa:

La cual es establecida por los organismos a nivel estatal, como por ejemplo las comisiones de valores, las superintendencias, las contralorías, el Banco Central, entre otros.

 

Ingreso de Sociedades e Instrumentos a la Bolsa de Valores de Santiago

Es necesario saber que no todas las sociedades anónimas pueden participar en las actividades bursátiles de la Bolsa. Siguiendo a la Ley de Mercado de Valores, en ésta se obliga a determinadas sociedades denominadas abiertas, o aquellas que disponen de más de 500 accionistas, o que el 10 % de su capital esté en manos de un número mínimo de 100 accionistas. Por el contrario, las bolsas que se presentan como “cerradas” no pueden voluntariamente hacer la debida inscripción de sus acciones en el Registro de Valores, y por lo tanto proceder a cotizar en la Bolsa.

 

Por consiguiente, los emisores que logran inscribir sus acciones en el debido Registro de Valores, deberán por lo tanto entregar una solicitud de admisión a la Bolsa de Valores de Santiago. Una vez que sea aprobada esta solicitud, la sociedad de valores queda obligada a seguir una serie de normas o reglas específicas que darán paso a su permanencia en la institución, las cuales son:

 

  • Dar a conocer de forma periódica información financiera de cada una de sus operaciones.
  • Entregar de forma oportuna toda la información necesaria que toque todo lo relacionado a las juntas de accionistas y las correspondientes variaciones de capital.
  • Dar a conocer las posibles inversiones realizadas a otras sociedades de valores.
  • Dar a conocer sobre una posible disolución de la sociedad o sobre una eventual insolvencia.
  • Dar a conocer a la comunidad de la bolsa de valores todo hecho que pueda interferir o afectar la cotización de sus acciones en el ámbito del mercado de valores.

 

Para el caso de los emisores de instrumentos de renta fija y efectos de comercio que realicen procesos de oferta pública en la bolsa de valores, también por obligación tienen que inscribir sus correspondientes instrumentos en el Registro de Valores, siendo de índole optativa su correspondiente entrada a la cotización oficial en la bolsa de valores.

 

Por otro lado, si el emisor solicita su inscripción bursátil, deberá realizarla ante el Directorio de la Institución, presentando toda la información requerida para la emisión.

Una vez que se apruebe su solicitud, dicho emisor deberá igualmente cumplir o basar sus actuaciones bajo una serie de reglamentos dadas por la bolsa, lo cual asegurará su permanencia en la institución financiera.

 

Operaciones Bursátiles

 

  • Órdenes de Compra y Venta

 

Todas las operaciones relacionadas a la compra – venta de valores son llevadas a cabo en los sistemas electrónico y en el correspondiente Salón de Ruedas. En cuanto a la Sala de Ruedas, cualquier persona puede participar como observador para conocer la forma en que se desenvuelven las transacciones. Dicho salón presenta tres redondeles para llevar a cabo las operaciones y transacciones día por día, y en cada uno de ellos se encuentra un pregonero, el cual va diciendo por medio de un micrófono, las operaciones transadas o que van a ser operados en los sistemas electrónicos, y todo esto lo desarrolla a tiempo real.

 

Por otro lado, en el ámbito del mercado bursátil, toda persona interesada, ya sea natural o jurídica, puede realizar inversiones en sus espacios, sin importar su rango social o el monto monetario que va a invertir.

 

Para llevar a cabo una inversión, es necesario que la persona sea mayor de edad y que tenga derecho de propiedad y de transferencia totalmente a su nombre, ya que esto es muy importante en el proceso de los títulos a liquidar.

 

El comprador y el vendedor al participar en las operaciones de la bolsa de valores, deberán dirigirse a un corredor inscrito y autorizado por la Bolsa de Valores de Santiago. Para esto deberán completar un formulario especial, señalando específicamente qué va a comprar o vender en el ámbito financiero de la bolsa, además deberá señalar las condiciones a seguir por parte del corredor para que cumpla la orden, dichas condiciones podrían ser:

 

  • Establecer un precio determinado para la transacción, lo cual puede llevarse a cabo bajo las siguientes formas: por medio de poner la compra – venta bajo un precio de mercado, en donde el corredor buscará obtener un precio favorable a la plaza vigente. La otra forma se basaría en la fijación de un precio límite, en donde la orden de compra se fija un precio máximo, y en la orden de venta se da todo lo contrario, se establece un precio mínimo.
  • Realizar la transacción siguiendo una forma de pago, por ejemplo:
    • Pagadera Hoy ( PH ), es decir que la liquidación se hace el mismo día de la transacción.
    • Pagadera Mañana ( PM ), la liquidación se realizada al día siguiente de la transacción u operación.
    • Contado Normal, es decir, la liquidación se da hasta dos días después de haber realizado la operación.
    • Operación a Plazo ( OP ), a diferencia de las anteriores, la liquidación se realiza a partir de los 3 días hasta los 180 días como máximo.

 

El corredor por su cuenta lleva a cabo el mandato que le señaló el cliente, o bien puede mandar a un operador para que realice esta tarea en su lugar.

Sistemas de Negociación

Las transacciones realizadas en la Bolsa de Valores de Santiago se llevan a cabo por medio del pregón tradicional de Telepregón, que abarca un sistema de remate tradicional y un sistema de Remate Electrónico.

 

  • Sistema de Pregón

 

En este tipo de sistema, el corredor hace una operación de compra – venta de los títulos pero a viva voz, y en el momento que encuentra en la Sala de operaciones una contraparte que haga lo contrario, pero siguiendo sus mismas condiciones, se calza la operación. Sin embargo, si lo anteriormente mencionado no ocurre, el corredor puede llevar a cabo una oferta a firme, la cual se basa en demandar u ofrecer un papel a un determinado precio, en donde se deberá llenar una boleta especial indicando el lote y las condiciones de pago.

 

Todo lo anterior es procesado electrónicamente, lo cual se refleja inmediatamente en la pizarra electrónica del salón y en los correspondientes terminales de consulta encontrados en el Salón de Ruedas, al igual que en los departamentos de la Bolsa de Valores de Santiago, en las oficinas de los corredores, en las instituciones financieras, y en los organismos del sector público que están interrelacionados a la red de datos de la Bolsa de Valores de Santiago.

 

El tipo de oferta llamada “oferta a firme” la cual se menciona anteriormente, se presenta en el caso de que la oferta sea de compra, ningún participante podrá realizar la transferencia de ese valor a un precio menor, hasta que haya sido tomada. Por otro lado, si la oferta es de venta, no se podrán realizar transacciones a un precio mayor.

 

En el ámbito de la Bolsa de Valores de Santiago, este sistema de pregón con su “oferta a firme” se lleva a cabo en las operaciones del mercado de acciones, al igual que en el mercado de metales como el oro, el de divisas como el dólar, el amonedado, el de futuros, opciones binarias en Chile y el de cuotas de inversión.

 

  • Sistema de Telepregón

 

Este tipo de sistema se basa en transacciones de acciones llevadas a cabo electrónicamente. Se pueden realizar transacciones de CFI, opciones, futuros, y dólares, las cuales son ingresadas a una red computacional por medio del corredor de valores.

 

Al ser ingresadas las ofertas en el sistema, éste realiza un proceso de verificación, el cual determina principalmente si se presenta compatibilidad entre ellas. Se ser esta verificación positiva, se calzarán automáticamente, y de ser negativa, el sistema las almacena y se da la “oferta a firme” para una posible calzación en un futuro, para que así pueda ingresar al sistema.

 

Por consiguiente, todas las ofertas que sean nuevas en este sistema, son ingresadas de forma automática en el sistema de información de la Bolsa de Valores de Santiago.

 

  • Sistema de Remate Electrónico

 

El sistema de Remate Electrónico de la Bolsa de Valores de Santiago está principalmente dirigido para los mercado de renta fija y de intermediación financiera. En este caso el corredor desempeña su rol como un intermediario entre los entes emisores y los clientes, obteniendo por ende recursos para dirigirlos al banco o a las sociedad emisores de efectos de comercio. Todas las operaciones realizadas bajo este sistema son registradas de manera oficial en la estructura de la Bolsa de Valores de Santiago.

 

Horario de la Bolsa de Valores de Santiago

La Bolsa de Valores de Santiago está operativa todos los días hábiles, exceptuando los días considerados como bancarios. La hora de apertura es dada a partir de las 9:30 de la mañana hasta las 16:30 horas en temporada de invierno y hasta las 17:30 horas de la tarde para el caso de verano.

 

Al terminarse todas las operaciones del día, se da paso al Cierre Oficial Diario, en el cual se registran todos los instrumentos o papeles que fueron transferidos o cotizados durante todo el día, señalando sus correspondientes condiciones y precios. Este cierre oficial puede ser de varios tipos, siendo los siguientes:

 

  • Comprador: es determinado si se observa que al final de todas las operaciones del día se encuentra que hay una compra pendiente.
  • Vendedor: es determinado si se observa que al final de todas las operaciones del día se encuentra que hay una venta pendiente.
  • Transacción: este caso es dado si en la última operación del día es correspondiente a una transacción efectiva.
  • Nominal: Si no se realiza ninguna transferencia durante el día de operaciones, y también se aplica si se observa que no queda ninguna oferta vigente al final del día.

 

Liquidación de Operaciones

Al finalizar todas las actividades de la rueda en la Bolsa de Valores de Santiago, se comienza por consiguiente un proceso un proceso basado en la liquidación de la operaciones, el cual consiste en la obtención del pago del comprador, y consecutivamente en la entrega de los valores en forma física, los cuales fueron negociados previamente a cargo del vendedor, y este proceso es solamente realizado por los corredores autorizados e inscritos en la Bolsa de Valores de Santiago.

 

Si se encuentra el caso de títulos nominativos, como por ejemplo las acciones, el proceso correspondiente de liquidación, el cual debe estar bajo una serie de formalidades o normativas.

 

Para comenzar con este proceso de liquidación, todo cliente vendedor deberá presentar de forma firmada uno o más traspasos al correspondiente agente corredor que realizó el rol como comprador, con el objetivo de que los compre el cliente que solicitó la compra.

 

Al momento en que se firmen los traspasos, serán inmediatamente enviados a la compañía correspondiente, la cual hace el proceso para registrar el nuevo propietario de los mencionados títulos.

 

  • Costo de una Transacción

 

En toda operación basada en la compra – venta de cualquier título, éstos están sujetos a ciertos gastos, los cuales serían:

 

  • Impuesto al Valor Agregado o IVA, colocado en la suma total de las partidas anteriores.
  • Derechos de Bolsa, los cuales son determinados por el Directorio de la institución financiera, y los cuales cambian también dependiendo del instrumento que sea objeto de la transacción.
  • Comisión del corredor, el cual puede ser totalmente variable o libre.

 

El papel de los Corredores en la Bolsa de Valores de Santiago

Si una persona desea ser corredor en la Bolsa de Valores de Santiago, necesitará cumplir con una serie de normas o requisitos, las cuales están estipuladas en la Ley del mercado de valores y los estatutos generales y reglamentos de las operaciones de la institución financiera.

 

Dichos requisitos pueden ser de carácter técnico, como de carácter legal, financiero y moral, los cuales están relacionados a las funciones básicas que debe desempeñar un corredor de bolsa en el ámbito de la Bolsa de Valores de Santiago.

 

En cuanto a las operaciones financieras o bursátiles que los corredores de bolsa mantienen con sus clientes, o ya sea con la misma bolsa de valores o con otros corredores participantes en la misma institución, están protegidas por ciertas garantías, las cuales serían:

 

  • Garantía sobre las operaciones realizadas a largo plazo, la cual garantiza la liquidación de las operaciones realizadas por el corredor de bolsa, en un plazo determinado.
  • Garantía especial, el cual garantiza el pago de los derechos de la bolsa, al igual que otro tipo de compromisos que el corredor mantenga en la institución financiera.
  • Garantía permanente, el cual cubre los compromisos mantenidos del corredor con otros corredores que también participan en las operaciones de la bolsa de valores.
  • Garantía legal, el cual garantiza de forma amplia el cumplimiento de todas las obligaciones de los corredores de bolsa.

 

  • Funciones de los corredores

La función principal de los corredores de bolsa es desempeñar un rol de intermediación entre los oferentes y los demandantes participantes en la Bolsa de Valores de Santiago, e interesados en el comercio de los valores mobiliarios. Los corredores prestan su apoyo y asesoría, en todo lo que tenga que ver con información y el comportamiento general del mercado de valores.

 

Dicho lo anterior, se pueden mencionar algunas actividades desempeñadas por los corredores de bolsa:

 

  • Orientación permanente y continua a todos los inversionistas, emisores y público en general en todo lo relacionado a la situación en general del mercado de valores, destacando sus aspectos específicos y más amplios, entregando por lo tanto el máximo de antecedentes a sus clientes, facilitándoles por ende la toma de decisiones con respecto a cualquier operación que quieran llevar a cabo en el ámbito de la Bolsa de Valores de Santiago.
  • Otra función de los corredores de bolsa es desempeñar un rol como depositarios de los valores pertenecientes a cada uno de sus clientes, los cuales serán mantenidos con una estricta seguridad y custodia.
  • A los corredores de bolsa igualmente les corresponde, siguiendo los convenios pactados con los emisores de forma previa, promover la presentación de nuevos valores al escenario del mercado de valores, para que todo le público conozca de su existencia y de la correspondiente participación del corredor sobre éste.

 

Instrumentos operables en la Bolsa de Valores de Santiago

 

  1. Acciones

Las acciones se pueden definir como instrumentos de renta variables, los cuales son procesados y manejados a manos de sociedades anónimas. Las acciones representan igualmente un título de propiedad en cualquier patrimonio de una empresa, en donde el comprador o dueño de esa acción pasa a ser dueño de una parte de la empresa de donde surgió la acción.

 

Para el emisor, las acciones significan una importante fuente de financiamiento, en donde tiene la potestad de ingresar nuevos recursos económicos a una determinada compañía. Es necesario mencionar que las acciones también son consideradas como un instrumento financiero de renta variable, y esto es debido a que la rentabilidad que dan los inversores depende del éxito económico y de la dinámica de la compañía. De estos aspectos es de donde nace la utilidad y ganancia a favor del inversor.

 

Entre los motivos principales que un inversor tenga para adquirir acciones, puede basarse en dos aspectos:

  • Obtener una mayor rentabilidad, por medio de las variaciones de los precios o dividendos. Estas variaciones de precios puede considerarse paralelamente como ganancia de capital, ya que en el mayor de los casos este aspecto es el principal factor de la rentabilidad en el mercado accionario. Por otro lado, los dividendos se pueden considerar como distribuciones realizadas de forma periódica en base a un ejercicio determinado. Dicha utilidad puede utilizarse para una futura reinversión o para la distribución equitativa entre los accionistas, o en relación al porcentaje de acciones que éstos posean.

 

  • En cuanto a conseguir el control de una compañía determinada, ya que esto se puede entender en la compra de paquetes de acciones en el mercado de valores. Su objetivo principal no es conseguir una rentabilidad a corto o largo plazo, sino que más bien, el dueño de la acción puede conseguir el manejo de la compañía a la cual proviene la acción, ya que tendrá derecho a voto gracias al derecho que le brinda la acción. Por ende, el titular será parte del directorio de la empresa, y la conducirá en base a la toma de decisiones que realice, junto con los demás miembros de la mesa corporativa. Esta razón es de carácter mucho más importante que la obtención de rentabilidad.

 

  1. Instrumentos de renta fija

Los instrumentos de renta fija negociados en los espacios de la Bolsa de Valores de Santiago, son considerados como aquellos títulos representativos de obligaciones, con un periodo de largo o mediano plazo, los cuales pueden ser emitidos tanto por instituciones privadas como públicas. La obtención de este tipo de valor le facilitará al propietario el financiamiento de obras de infraestructura, de actividades productivas económicamente, y de otras capitalizaciones.

 

La emisión de este tipo de instrumentos, es igualmente un método de financiamiento al igual que en el caso de las acciones, sin embargo son diferenciadas de éstas por el nivel de compromiso que se toma en cuenta al adquirirse. Con el financiamiento por medio de la emisión de instrumentos de renta fija, significa o implica, que el compromiso de la devolución del capital sujeto a prestación y del pago de los correspondientes intereses sobre la cantidad económica de financiamiento, es fijado en un riguroso plazo. En suma, los recursos obtenidos significan o se traducen en un pasivo exigible, es decir, en deuda.

 

En cuanto a la cotización de los instrumentos de renta fija, se realiza en relación a su valor par, es decir, que el capital es no amortizado, incluyéndose también los intereses ganados y no pagados, o mayormente conocidos como devengados, con sus correspondientes reajustes.

 

La cotización de un valor par en un instrumento de renta fija, significará que se presentará un precio base en el cual se podrá calcular en el caso que se presente una ganancia de capital si se da el caso de pago por parte del emisor, o también si aparece el caso de una liquidación anticipada del determinado valor en el ámbito del mercado secundario.

 

Por lo general, en el momento en que se cotizan los instrumentos tomando en cuenta su valor par, se obtiene inmediatamente una relación de rentabilidad, o el llamado retorno efectivo esperado. Ésta se irá verificando a medida que el emisor vaya realizando el pago, o también en el momento en que el determinado título sea transable en el mercado secundario.

 

Para el caso de la Bolsa de Valores de Santiago, estos títulos de renta fija son clasificados siguiendo el tipo de emisor, es decir, si son parte del Estado o del sector privado, en donde se diferencia entre títulos públicos o privados. Los títulos de renta fija que son transables en los espacios de la Bolsa de Valores de Santiago son los siguientes:

 

  • Bonos de Reforma Agraria ( CORA )
  • Bonos de Reconocimiento, los cuales eran anteriormente emitidos por las cajas de previsión social establecidas anteriormente y por el Instituto de Normalización Previsional.
  • Certificados de Ahorro Reajustables, los cuales son emitidos por medio del Banco Central de Chile.
  • Pagarés para Instituciones de Previsión Social
  • Pagarés Reajustables de Tesorería
  • Pagarés Dólar Preferencial
  • Pagarés Portador Banco Central
  • Pagarés capítulo 18 y 19
  • Pagarés de Tasa Flotante
  • Pagarés del Banco Central de Chile con el pago de cupones
  • Pagarés compra cartera
  • Debentures
  • Letras de Crédito Hipotecario
  • Bonos Bancarios y Bonos Leasing

 

  1. Instrumentos de intermediación financiera

Los instrumentos de intermediación financiera, son definidos como los títulos representativos de obligaciones, y en cuanto a su periodo de tiempo, comúnmente son de corto plazo, representando emisiones con un carácter único, sin serie.

 

En suma, estos instrumentos son emitidos con el objetivo principal de financiar cualquier gestión de corto plazo, o para utilizarlo en las operaciones como un instrumento encargado de regular en el sentido monetario. Para el comprador, este tipo de instrumentos representan en él como una gran oportunidad de ahorra, en donde se le ofrece la ventaja de aprovechar las fluctuaciones presentes en la tasa de interés en el corto plazo.

 

La cotización de estos instrumentos en la Bolsa de Valores de Santiago es realizada por medio de la aplicación de una cifra de descuento, la cual se basa en la actualización del monto final o en el valor de un retorno de pagaré, relacionada al mismo tiempo a una tasa de interés llamada tasa de descuento. Por medio de este proceso se consigue el valor inicial o el valor de captación.

 

En la práctica esto se refleja de una forma particular, ya que la tasa de descuento que es aplicada a los diversos instrumentos financieros, mantiene una relación directa con las tasas de interés de corto plazo presentes en el mercado bursátil.

 

Este descuento por lo general presenta una vigencia de 30 días, pero cuando ésta es reajustable, es unida a una tasa real, por lo que ahora su vigencia tienen un periodo de 365 días.

 

Estos tipos de instrumentos de intermediación financiera se pueden clasificar de dos formas: de carácter público y de carácter privado, estos a su vez se pueden dividir en:

 

  • Pagarés Descontables del Banco Central
  • Pagarés Reajustables del Banco Central
  • Pagarés Descontables de Tesorería

 

  1. Mercado del dólar

Mecanismos utilizados en la Bolsa de Valores de Santiago en la inversión extranjera

  • Regulaciones realizadas al flujo de capitales con relación a lo concerniente a las Inversiones

 

  • Inversiones realizadas por No residentes en Chile

 

En el ámbito de la Bolsa de Valores de Santiago puede participar cualquier persona, ya sea extranjera, es por ello que toda persona que viva fuera de territorio extranjero deberá cumplir una serie de pasos.

 

En primer lugar, para la persona o inversor extranjero que desee participar en las actividades de negociación de la Bolsa de Valores de Santiago, deberán en primer lugar notificar al Banco Central de Chile para comenzar el proceso de registro. Dicho registro se debe llevar a cabo por medio del Mercado Cambiario Formal.

 

Específicamente, para llevar a cabo este procedimiento, todas las pautas están señaladas en el Capítulo XIV reflejado en el compendio de Normas de Intercambio Internacional del Banco Central de Chile.

 

Igualmente, este no es el único proceso disponible para llevar a cabo inversiones por parte de residentes extranjeros, los cuales presentan cada uno sus requisitos específicos, estando al mismo tiempo sujetos a diversos niveles de escrutinio. Sin embargo, a pesar de todos estos procedimientos, siempre el inversor extranjero debe pasar en primer lugar por el Banco Central de Chile para conseguir la autorización previa para comenzar a invertir en la Bolsa de Valores de Santiago.

 

Si se quiere optar por la inversión de tipo DL 600, la persona para formalizar este proceso, debe realizar un contrato entre el Estado de Chile, por medio del Comité de Inversiones Extranjeras, el cual se realizará entre el inversor, y quien se compromete a llevar a cabo todas las inversiones bajo la moneda extranjera, siendo de sencilla convertibilidad, tecnología, bienes de capital o créditos relacionados a los proyectos basados en inversión extranjera.

 

El plazo para hacer posible este proceso, se enmarca en un periodo de 3 años, exceptuando los casos en donde se presenten proyectos dedicados al sector minero. En el mencionado caso, el periodo de tiempo se puede ver modificado de 8 hasta 12 años para casos especiales. Por otro lado, los proyectos que presenten un valor monetario por más de 50 millones de dólares estadounidenses, tienen un periodo de aproximadamente 8 años.

 

  • Beneficios para los inversionistas

 

Las acciones se pueden definir como instrumentos de renta variables, los cuales son procesados y manejados a manos de sociedades anónimas. Las acciones representan igualmente un título de propiedad en cualquier patrimonio de una empresa, en donde el comprador o dueño de esa acción pasa a ser dueño de una parte de la empresa de donde surgió la acción.

 

Para el emisor, las acciones significan una importante fuente de financiamiento, en donde tiene la potestad de ingresar nuevos recursos económicos a una determinada compañía. Es necesario mencionar que las acciones también son consideradas como un instrumento financiero de renta variable, y esto es debido a que la rentabilidad que dan los inversores depende del éxito económico y de la dinámica de la compañía. De estos aspectos es de donde nace la utilidad y ganancia a favor del inversor.

 

Entre los motivos principales que un inversor tenga para adquirir acciones, puede basarse en dos aspectos:

  • Obtener una mayor rentabilidad, por medio de las variaciones de los precios o dividendos. Estas variaciones de precios puede considerarse paralelamente como ganancia de capital, ya que en el mayor de los casos este aspecto es el principal factor de la rentabilidad en el mercado accionario. Por otro lado, los dividendos se pueden considerar como distribuciones realizadas de forma periódica en base a un ejercicio determinado. Dicha utilidad puede utilizarse para una futura reinversión o para la distribución equitativa entre los accionistas, o en relación al porcentaje de acciones que éstos posean.

 

  • En cuanto a conseguir el control de una compañía determinada, ya que esto se puede entender en la compra de paquetes de acciones en el mercado de valores. Su objetivo principal no es conseguir una rentabilidad a corto o largo plazo, sino que más bien, el dueño de la acción puede conseguir el manejo de la compañía a la cual proviene la acción, ya que tendrá derecho a voto gracias al derecho que le brinda la acción. Por ende, el titular será parte del directorio de la empresa, y la conducirá en base a la toma de decisiones que realice, junto con los demás miembros de la mesa corporativa. Esta razón es de carácter mucho más importante que la obtención de rentabilidad.

 

  1. Instrumentos de renta fija

 

 

 

Los instrumentos de renta fija negociados en los espacios de la Bolsa de Valores de Santiago, son considerados como aquellos títulos representativos de obligaciones, con un periodo de largo o mediano plazo, los cuales pueden ser emitidos tanto por instituciones privadas como públicas. La obtención de este tipo de valor le facilitará al propietario el financiamiento de obras de infraestructura, de actividades productivas económicamente, y de otras capitalizaciones.

 

La emisión de este tipo de instrumentos, es igualmente un método de financiamiento al igual que en el caso de las acciones, sin embargo son diferenciadas de éstas por el nivel de compromiso que se toma en cuenta al adquirirse. Con el financiamiento por medio de la emisión de instrumentos de renta fija, significa o implica, que el compromiso de la devolución del capital sujeto a prestación y del pago de los correspondientes intereses sobre la cantidad económica de financiamiento, es fijado en un riguroso plazo. En suma, los recursos obtenidos significan o se traducen en un pasivo exigible, es decir, en deuda.

 

En cuanto a la cotización de los instrumentos de renta fija, se realiza en relación a su valor par, es decir, que el capital es no amortizado, incluyéndose también los intereses ganados y no pagados, o mayormente conocidos como devengados, con sus correspondientes reajustes.

 

La cotización de un valor par en un instrumento de renta fija, significará que se presentará un precio base en el cual se podrá calcular en el caso que se presente una ganancia de capital si se da el caso de pago por parte del emisor, o también si aparece el caso de una liquidación anticipada del determinado valor en el ámbito del mercado secundario.

 

Por lo general, en el momento en que se cotizan los instrumentos tomando en cuenta su valor par, se obtiene inmediatamente una relación de rentabilidad, o el llamado retorno efectivo esperado. Ésta se irá verificando a medida que el emisor vaya realizando el pago, o también en el momento en que el determinado título sea transable en el mercado secundario.

 

Para el caso de la Bolsa de Valores de Santiago, estos títulos de renta fija son clasificados siguiendo el tipo de emisor, es decir, si son parte del Estado o del sector privado, en donde se diferencia entre títulos públicos o privados. Los títulos de renta fija que son transables en los espacios de la Bolsa de Valores de Santiago son los siguientes:

 

  • Bonos de Reforma Agraria ( CORA )
  • Bonos de Reconocimiento, los cuales eran anteriormente emitidos por las cajas de previsión social establecidas anteriormente y por el Instituto de Normalización Previsional.
  • Certificados de Ahorro Reajustables, los cuales son emitidos por medio del Banco Central de Chile.
  • Pagarés para Instituciones de Previsión Social
  • Pagarés Reajustables de Tesorería
  • Pagarés Dólar Preferencial
  • Pagarés Portador Banco Central
  • Pagarés capítulo 18 y 19
  • Pagarés de Tasa Flotante
  • Pagarés del Banco Central de Chile con el pago de cupones
  • Pagarés compra cartera
  • Debentures
  • Letras de Crédito Hipotecario
  • Bonos Bancarios y Bonos Leasing

 

 

  1. Instrumentos de intermediación financiera

 

Los instrumentos de intermediación financiera, son definidos como los títulos representativos de obligaciones, y en cuanto a su periodo de tiempo, comúnmente son de corto plazo, representando emisiones con un carácter único, sin serie.

 

En suma, estos instrumentos son emitidos con el objetivo principal de financiar cualquier gestión de corto plazo, o para utilizarlo en las operaciones como un instrumento encargado de regular en el sentido monetario. Para el comprador, este tipo de instrumentos representan en él como una gran oportunidad de ahorra, en donde se le ofrece la ventaja de aprovechar las fluctuaciones presentes en la tasa de interés en el corto plazo.

 

La cotización de estos instrumentos en la Bolsa de Valores de Santiago es realizada por medio de la aplicación de una cifra de descuento, la cual se basa en la actualización del monto final o en el valor de un retorno de pagaré, relacionada al mismo tiempo a una tasa de interés llamada tasa de descuento. Por medio de este proceso se consigue el valor inicial o el valor de captación.

 

En la práctica esto se refleja de una forma particular, ya que la tasa de descuento que es aplicada a los diversos instrumentos financieros, mantiene una relación directa con las tasas de interés de corto plazo presentes en el mercado bursátil.

 

Este descuento por lo general presenta una vigencia de 30 días, pero cuando ésta es reajustable, es unida a una tasa real, por lo que ahora su vigencia tienen un periodo de 365 días.

 

Estos tipos de instrumentos de intermediación financiera se pueden clasificar de dos formas: de carácter público y de carácter privado, estos a su vez se pueden dividir en:

 

  • Pagarés Descontables del Banco Central
  • Pagarés Reajustables del Banco Central
  • Pagarés Descontables de Tesorería

 

  1. Mercado del dólar

 

En el mercado del dólar se llevan a cabo varias prácticas relacionadas con las transacciones realizadas en la moneda del dólar estadounidense. Esta moneda presenta una demanda basada en la rentabilidad y en el riesgo, igualmente también es altamente utilizada por las personas como medio de cambio. En suma, el dólar se puede utilizar para cubrir las eventuales pérdidas de valor de la moneda local, es decir en Chile.

 

En cuanto a lo referente a las negociaciones llevadas a cabo con este tipo de divisa, son llevadas a cabo por medio del sistema de Telepregón previamente analizado, al mismo tiempo, es realizado en el mismo horario de transacción de todas las demás acciones.

 

Es necesario tener en cuenta que la Bolsa de Valores de Santiago está totalmente facultada para llevar a cabo este tipo de transacciones en dólares, por medio de cualquiera de sus sistemas de negociación presentes en su estructura.

 

Dichas transacciones en dólares se pueden realizar de la siguiente forma:

  • Pagadera hoy ( PH )
  • Pagadera mañana ( PM )
  • Por Contado normal, en donde se implica su futura cancelación realizada al día subsiguiente después de realizarse la operación.
  1. Mercado de oro físico

En la Bolsa de Valores de Santiago también se presenta este tipo de Mercado, en donde el oro, se considera una posesión con un valor intrínseco, y el cual ha sido utilizado por los diferentes países en toda la comunidad internacional como reserva monetaria para su representación económica y financiera a nivel internacional. Por lo tanto, siempre es muy común escuchar que las economías en todos los países basan su fortaleza en el oro en momentos o en coyunturas donde estén presentando dificultades económicas.

 

En el caso de la Bolsa de Valores de Santiago, esta institución financiera presenta las facultades pertinentes para llevar a cabo transacciones utilizando como principal causa el oro, el cual a su vez está acuñado por el Banco Central de Chile. Esta acuñación está presente en forma de gospeles, de monedas y de onzas trío.

 

Es muy importante tener en cuenta que en las transacciones llevadas a cabo con oro, se debe cuidar en extremo la manipulación que puede sufrir de forma física el metal, ya que cualquier desafortunada rasguño o limadura, podrá ocasionar que el mineral termine costando un precio inferior al establecido.

 

Generalmente, el oro se utiliza en casos especiales dirigidos inmediatamente para cubrir riesgos para un largo plazo.

  1. Mercado de futuros

 

Este tipo de mercado encontrado en la Bolsa de Valores de Santiago, se basa principalmente en la negociación de contratos estandarizados, en los cuales se utilizan un bien definido, y en donde las partes participantes en este tipo de negociación están comprometidas en participar en un proceso de compra – venta en una fecha a futuro o a largo plazo, en un determino número de dicho bien negociado con un precio establecido en el presente o al momento de realizar la negociación.

 

Las transacciones de estos futuros se llevan a cabo por medio del sistema electrónico de Telepregón de la Bolsa de Valores de Santiago, en un horario comprendido entre las 9:30 y las 13:20 horas de la tarde.

 

Entre los futuros que son negociados en el ámbito de la Bolsa de Valores de Santiago, se pueden encontrar contratos con dólares estandarizados con un monto de hasta 10 mil dólares americanos por cada uno.

 

La cotización de este tipo de contratos se fluctúa tomando en cuenta los valores que toma el dólar día por día, según la información que brinde el Banco Central de Chile.

 

Sin embargo, este mercado no es solamente limitativo de contratos por dólares, sino que también se llevan a cabo contratos sobre el índice de precios selectivo de acciones o IPSA, cuyo valor en cada contrato realizado bajo esta modalidad equivale en pesos chilenos al índice de cada día, pero multiplicándose por 2 mil. En suma, las cotizaciones de este tipo de contrato dependerá de forma directa de las fluctuaciones del índice IPSA.

 

Por otro lado, en este tipo de mercado los precios continuamente se van valorizando día por día, a causa de las fluctuaciones ocasionadas por el dólar y el IPSA, y también por el precio de cierre de los mencionados índices al terminar las rondas en la Bolsa de Valores de Santiago.

 

En el caso de que se presenten pérdidas, cada cliente tendrá que abonar el monto que corresponda en el mismo día que se crea la pérdida. Por otro lado, si se presentan ganancias, el cliente podrá retirarlas lo más pronto posible.

 

  1. Mercado de opciones

 

 

 

En este tipo de mercado el objeto de negociación se basa en contratos estandarizados que comúnmente son conocidos como opciones.

 

Una opción puede ser entendida como un contrato por medio del cual el comprador o el titular de éste consigue un cierto valor denominado como prima de la opción, es decir, el derecho de realizar la compra – venta a un precio preestablecido, fijando al mismo tiempo un plazo y un número determinado de acciones pertenecientes a una sociedad.

 

Al vencer la vigencia de este tipo de contrato o de la opción, el mencionado derecho llega a su momento de vencimiento. Para este caso, el vendedor se ve obligado a vender o a comprar las acciones pero tomando en cuanto el precio que fue preestablecido anteriormente, y dentro del periodo estipulado.

 

En el caso del titular de la opción, éste podrá ejercerla pero exigiendo al mismo tiempo que se le sea vendido o brindándole la oportunidad de comprar el activo, relacionado al precio de ejercicio, transfiriéndose así los derecho a otro titular. También se puede dejar que llegue su fecha de vencimiento, eliminándose los derechos sin siquiera haberlos ejercido.

 

Ahora bien, en el ámbito de la Bolsa de Valores de Santiago son llevadas a cabo las siguientes negociaciones de opciones:

 

  • Opciones de compra o CALL: este tipo de negociación se basa en otorgar al titular de la opción, el derecho a realizar una compra de un limitado número de acciones en un periodo y precio anteriormente establecido.
  • Opciones de venta o PUT: en este caso la opción le facilita a su titular la oportunidad de poner a la venta un número determinado de acciones, a un precio y periodo previamente establecido.

 

Por lo general, este sistema de negociación se lleva a cabo en los espacios de la Bolsa de Valores de Santiago bajo el sistema electrónico de Telepregón, en un horario comprendido entre las 9:30 y las 16:30 de la tarde en época de invierna, y en época de verano se da inicio a la sesión a las 9:30 de la mañana hasta las 17:30 de la tarde.

 

  1. Cuotas de fondos de inversión

 

Las cuotas de fondos de inversión pueden ser entendidos como instrumentos de renta variable las cuales se encargan de representan cierta parte o fracción de un determinado fondo de inversión, en donde el comprador se convierte en propietario de un fracción del fondo de inversión, esto también se aplica a todas las acciones.

 

Entre los motivos que tiene cualquier persona para adquirir las cuotas de fondos de inversión, están en conseguir cierta rentabilidad y conseguir control del fondo.

 

Los fondos de inversión también se conocen como patrimonios integrados gracias a los aportes de personas de índole natural y jurídica, como objetivo en la inversión en los valores y en los bienes, siguiendo la autorización por parte de la Ley 18.815 y también por parte del reglamento interno presente en el fondo.

 

En cuanto a la administración de los fondos de inversión es llevada a cabo por sociedades de carácter anónimo, donde persiguen un único objetivo el cual se basa en la inversión de los recursos del fondo de acuerdo o siguiendo lo que dicte la ley y el reglamento interno, en donde dichos movimientos están vigilados por la Superintendencia de valores y seguros.

Regulación jurídica de la Bolsa de Valores de Santiago

  1. Aspectos constitucionales

 

Para este caso, en Chile se encuentran en su constitución dos únicas normas que se vinculan al funcionamiento de la Bolsa de Valores de Santiago. La primera ley se refiere al artículo 19 número 24 de la constitución nacional de Chile, en donde se consagra el derecho de propiedad redactado en ese artículo de una forma muy clara, haciendo posible por lo tanto una férrea seguridad en el ámbito jurídico para todo inversionista que quiera participar en la Bolsa de Valores de Santiago y en el Mercado Bursátil por lo general.

 

Al no existir esta ley que garantice una efectiva seguridad, la economía se vería enormemente afectada, quedando sin impulso, repercutiendo por lo tanto gravemente en el funcionamiento general de todo el mercado de valores, ya que las personas que quisieran participar en el ámbito de la Bolsa de Valores de Santiago se abstendría de avanzar en ese incentivo, ya que no tendrían confianza en el sistema en general. Por lo general, la confianza es un elemento muy fundamental para el funcionamiento del mercado bursátil chileno y de cualquier país en general, siendo considerado por ende como su motor.

 

Esta garantía constitución señalada en su artículo 19 número 24, hace posible que toda persona que quiera participar en el Mercado Bursátil haga posible esta acción con el simple hecho de invertir, ya que se van a encontrar con una total seguridad en todas sus operaciones y en su derecho de propiedad.

 

Por consiguiente, la segunda que hace posible el funcionamiento de la Bolsa de Valores de Santiago es el artículo 19 número 21, el cual dicta el derecho de desarrollar cualquier actividad vinculada al ámbito económico, la cual no puede ser contraria a un aspecto moral, ni tampoco perjudicar en cualquier sentido al orden público o a la seguridad nacional de Chile.

Dicha garantía constitucional se relaciona efectivamente con la garantía del derecho de propiedad, dando toda la protección necesaria para que los diferentes mercados, como el mercado bursátil, puedan llevar a cabo todas sus actividades vinculadas al ámbito financiero.

 

Por lo tanto, la mencionada garantía da paso a la creación de sociedades de todo tipo que deseen llevar a cabo actividades económicas. Y gracias a esta ley también existe la Bolsa de Valores de Santiago, ya que esta bolsa es considerada como sociedad de carácter anónima especial, el cual a su vez se regula bajo las normas especialmente dirigidas a las sociedades anónimas abiertas, al igual que las normas encontradas en la constitución nacional de Chile.

 

Las dos normas constitucionales anteriormente mencionadas dan todas las bases y conceptos necesarios para la formación adecuada de los mercados financieros y económicas. Estos mercados por lo tanto están protegidos por las dos mencionadas y explicadas normas, presentando por consiguiente la seguridad jurídica que se necesita para expandir la confianza a todos los futuros y presentes participantes de la Bolsa de Valores de Santiago y del mercado de capitales en general, para así sustentan el crecimiento económico del país en general.

 

  1. Regulación legal

 

A continuación, serán señaladas una serie de leyes que presentan vinculación con la Bolsa de Valores de Santiago:

 

  • Ley número 18.045

 

En la presente ley o normativa se resalta la definición pertinente de la Bolsa de Valores en general en donde señala el objetivo principal de este tipo de entidades financieras el cual es el de facilitar la implementación física indispensable para llevar a cabo las transacciones que cada cliente requiera por medio de una serie de implementación de mecanismos de forma continua en la subasta pública.

 

Con dicha definición se entienda que la Bolsa de Valores de Santiago por ser de carácter pública esta institución presenta la obligación de entregar periódicamente para así mantener de forma efectiva la transparencia en el mercado. Por medio de esto, la confianza se fortalece en el ámbito del mercado, conduciendo por ende a un mayor dinamismo, eficiencia y profundidad del mercado financiero.

 

Por otro parte en el artículo 39, señala un mensaje de obligación que deben mantener las bolsas de valores en cuanto a su autorregulación, para así procurar que se mantenga un mercado de índole competitiva, ordenada, equitativa y transparente. Esta misma ley también dicta que toda actividad que desempeñe cualquier corredores de bolsa debería estar regulada y fiscalizada bajo toda normativa de la institución financiera para la cual desempeñe sus funciones.

 

En el artículo 40 se describe la forma de ejecución de la regulación en una forma más amplia ajustado para todas la Bolsas de Valores, en donde también se les aplica las normas establecidas a las sociedades anónimas de carácter abierto, siempre y cuando no estén en contrariedad con las normas presentes en la Ley 18.045, por lo tanto, también señala el sometimiento de ésta a la Superintendencia de valores y seguros.

 

De la misma forma, el artículo 40 también señala las diferentes modalidades presentes en las bolsas de valores. En uno de sus numerales, específicamente en el número 4, el artículo 40 dicta que si el patrimonio neto desde la vigencia de la bolsa de valores se viera reducida a una cifra más abajo que las 30 mil unidades de fomento, por consiguiente si se presenta esta situación, la bolsa de valores, en este caso la Bolsa de Valores de Santiago, presentará un plazo de aproximadamente 3 meses para recuperarse de dicho déficit.

 

Sin embargo, si la situación anterior no fuese aun solucionada, la Superintendencia de valores y seguros tendrá el derecho de revocar su autorización de existencia. En suma, esta norma es muy importante ya que sus intenciones se basan principalmente en preservar la integridad del capital general de la bolsa de valores, y por otro lado, representa una seguridad muy efectiva para todas las personas que participan en las diferentes actividades o transacciones ocurridas en la bolsa, para así mantener una adecuada responsabilidad por parte del ente financiero de la bolsa de valores con respecto a sus clientes.

 

Siguiendo en el artículo 40, en su numeral 5, dicta que cada accionista en la bolsa de valores solo podrá ser dueño de una única acción, manteniéndose así un adecuado equilibrio evitándose por ende que el control esté en las manos de unas pocas personas. A diferencia de lo anterior, la bolsa lo que hace es dividir dicho valor entre varios accionistas, brindando así una participación en pro del equilibrio a todos los socios inscritos a las actividades de la bolsa de valores, produciéndose de nuevo entre las personas una seguridad efectiva para proceder a invertir.

 

En el numeral 6, haciendo alusión nuevamente al funcionamiento de la Bolsa de Valores de Santiago, se refiere en esta ocasión a las obligaciones de los corredores de bolsa, ya que éstos deben adquirir una acción en la Bolsa. Sin embargo, algunos autores señalan que esta norma debería ser suprimida ya que le da un carácter elitista al ámbito financiero de la Bolsa de Valores de Santiago, excluyendo en algunos casos la participación de algunos inversionistas.

 

En cuanto al numeral 8, dicta que los titulares de las acciones ofrecidas por cualquier bolsa de valores no tendrán la oportunidad de utilizar el derecho relacionado a la opción preferente que presentan los accionistas pertenecientes a las sociedades anónimas.

 

  • Ley número 18.046

 

Dentro de esta ley, específicamente en su artículo 126, dicta que las Bolsas de Valores son formadas y creadas por medio de una escritura pública y por medio de una previa autorización de la Superintendencia. En esta ley se señala claramente el papel que cumplen las bolsas de valores en la sociedad, ya que si desempeñan mal su ejecución o funcionamiento, pueden llegar a afectar toda la economía del país.

 

Para evitar la anterior situación, aparece el rol de la Superintendencia de valores y seguros, ya que este ente se encarga de la supervisión constante, de que todo esté en regla en cuanto al funcionamiento de la bolsa. Esta entidad reguladora y supervisora mantiene una constante presencia en la bolsa, desde su creación hasta su funcionamiento en general.

 

Por otro lado, también se puede presentar la situación de inexistencia jurídica, la cual se refiere a la omisión del proceso de constitución de la escritura en general, al igual que de la resolución aprobatoria o de su correspondiente inscripción. Por lo tanto, según lo reflejado en la ley, cuando una entidad financiera no presenta ciertos requisitos para su adecuada constitución, la ley se ocupa de que no se presente ninguna posibilidad de que dicha sociedad de valores se llegue a constituir definitiva y legalmente, por lo tanto, no se producirá ningún efecto jurídico.

 

De dicha forma, esta ley obliga a las bolsas de valores a incluir y mantener en sus estatutos internos, una normativa clara y adecuada que regula de forma exhaustiva y correcta cada uno de los derechos y de las obligaciones de los participantes y los clientes que interactúen en las actividades del mercado bursátil.

 

  1. Regulación en el aspecto administrativo

 

En lo que se refiere a este ámbito, la Superintendencia de valores y seguros también participa en este rango, siendo la encargada principal de ejecutar esta regulación a las bolsas de valores. Este ente llamado Superintendencia de valores y seguros está vinculado directamente con el Gobierno nacional chileno y el Ministerio de Hacienda de la república.

 

A esta entidad le corresponde la superior fiscalización aplicada a las bolsas de valores mobiliarios y sus correspondientes operaciones a nivel bursátil. En suma, se puede destacar que en el caso chileno, todas las operaciones de carácter bursátil está regulado y fiscalizado por una autoridad de tipo administrativo, debido al tipo de operaciones que se llevan a cabo en el mencionado mercado financiero.

 

La principal actividad de la Superintendencia de valores y seguros es velar por el total cumplimiento y efectivo en todo lo referente a la normativa en general del mercado de valores, por lo tanto , esta Superintendencia también se encarga de proteger a todas las personas en general o a las institución fiscalizadas. Igualmente, este ente está facultado para fijar normas, al mismo tiempo que llevar a cabo una serie de instrucciones y de órdenes para que sean debidamente cumplidas por los miembros de la asociación o ente financiero.

 

Sin embargo, sumado a lo anterior, otra función muy importante que presenta la Superintendencia de valores y seguros, es que también tiene la facultad para llevar a cabo un proceso de examinación en todo tipo de operación, ya sea relacionado a un documento, a una cuenta, a un libro, o a un simple bien. Esta función definitivamente le proporciona un gran poder a la entidad o autoridad regulatoria, ya que de la misma forma que puede dar paso a la creación, también presente la facultad de cancelar cualquier inscripción que se realice ante el Registro de Valores.

 

Dado lo anterior, se podría decir que la Superintendencia de valores y seguros mantiene un poder transversal en todo lo referente a la legislación, regulando por consiguiente todo lo concerniente al mercado de capitales, en donde tiene derecho a participar en cualquier situación o caso, dotada al mismo tiempo con un importante poder sancionatorio, aplicando desde una serie de censuras al infractor, o ya sea también multas, cancelar su autorización, hasta llegar a aplicar medidas legales de carácter criminal.

 

En suma, para el caso del mercado bursátil de Chile, podemos observar que este ente regulatorio depositado en la figura de la Superintendencia, presenta un poder muy importante en comparación con las otras Superintendencias encontradas en los otros mercados bursátiles de los demás países, por lo menos a nivel suramericano.

 

  1. Autorregulación de la Bolsa de Valores de Santiago

Siguiendo al artículo 39 de la ya mencionada Ley número 18.045, las bolsas de valores están en obligación de llevar a cabo una reglamentación todas sus actividades y la de los corredores de bolsa al mismo tiempo. De igual forma, la Bolsa de Valores de Santiago debe asegurar que esta reglamentación sea cumplida, para así conseguir que se establezca y se mantenga por el tiempo un mercado ordenado, competitivo, igualitario y transparente, siempre y cuando, no se pase por alto las normas dictadas por la Superintendencia de valores y seguros.

 

Tipos de mercados que forman parte de la Bolsa de Valores de Santiago

 

En el ámbito de la Bolsa de Valores de Santiago, están presente solo tres tipos de mercados en su funcionamiento, los cuales son: el Mercado de empresas emergentes, el Mercado general el cual está compuesto por diferentes tipos de transacciones en donde participan acciones y otros tipos de títulos valores, y el Mercado Off – Shore, el cual se basa en las operaciones exclusivas de los valores extranjeros.

 

 

  1. Mercado de empresas emergentes

 

Este tipo de mercado fue creado gracias a una iniciativa en conjunto de la Bolsa de Valores de Santiago, con la Superintendencia de valores y seguros junto con otras entidades pertenecientes al ámbito financiero y económico del sector público. En suma, la principal razón de su creación fue la motivación o necesidad de dar respuesta a las ayudas financieras solicitadas por algunas empresas que se encuentran en su estado inicial de crecimiento o creación.

 

El presente Mercado de empresas emergentes está orientado a un determinado tipo de empresa:

 

  • Empresas que tienen pocos años de existencia o que sean totalmente nuevas.
  • Empresas que tengan futuros proyectos de expansión que sean altamente atractivos.
  • Empresas que sean participantes activas en los diversos sectores tecnológicos y que requieran por ende ayuda para conseguir una mayor innovación tecnológica.
  • Empresas que presenten una gran y persistente expansión junto con proyectos a gran escala que mantengan unas grandes probabilidades de crecimiento.

 

Ahora bien, las empresas que optan por ingresar a este tipo de mercado, tienen la gran oportunidad de gozar de una gran ventaja, la cual se basa en la posibilidad de presentar accionar y la obtención del capital correspondiente a esta ventaja.

 

Sin embargo, otro aspecto sumado a eso es que los inversionistas institucionales presentan la correspondiente autorización para poder participar e invertir en este mercado, por lo tanto, estas empresas nacientes o emprendedoras tendrán la gran oportunidad de contar con inversionistas que cuenten con una gran capacidad y poder monetario. Este es un aspecto trascendental para estas empresas, ya que al tener inversionistas de gran poder adquisitivo, mejoran en gran medida la imagen de la empresa, contando por ende con una mejor posición en este mercado.

 

Por otro lado, para el lado de los inversionistas también se presentan ventajas, ya que realizar movimientos de inversión dedicados a las empresas que están en pleno auge o en camino de expansión o crecimiento. Igualmente, sumado a lo anterior, las empresas con estos nuevos inversores mantienen un compromiso con todo el mercado para presentar un nivel menor de liquidez, traduciéndose por ende en mayor seguridad y confianza al inversionista.

 

Para lograr la mencionada confiabilidad, la Bolsa de Valores de Santiago dispone de diversos mecanismos basados en normas que obliguen a la empresa a entregar por lo menos un 10 % de las acciones dirigidos a accionistas no controladores.

 

¿Qué debe hacer una empresa para inscribirse en el mercado emergente?

La empresa emergente deberá seguir los siguientes pasos:

 

  • Ponerse en contacto con un Sponsor. Un sponsor se considera una persona de carácter natural o de carácter jurídico, en donde desempeña la función de ser el asesor de la empresa emergente para que consiga una adecuada introducción en la Bolsa de Valores de Santiago. Este asesor o sponsor le señala a la empresa todos los pasos que debe seguir.
  • El próximo paso a seguir será la inscripción pertinente en el Registro de Valores de la Superintendencia de valores y seguros. Para hacer efectiva esta inscripción, la empresa deberá tener en cuenta el cumplimiento con lo establecido en la Norma de Carácter General, la cual es emitida por la Superintendencia de valores y seguros. Esta norma dicta principalmente la información que deberán presentar las empresas para su futura participación en el ámbito de la Bolsa de Valores de Santiago y en el mercado bursátil en general.
  • El tercer paso que deberá tener en cuenta la empresa, es proceder a elaborar un contrato con Market Makers y Sponsor, es decir, una vez que la empresa emergente complete y haga efectivo su Registro ante el Registro de Valores, dicha empresa deberá proceder a seleccionar o a contratar a un corredor de bolsa o los denominados Marker Makers para que se encarguen de sus acciones en el ámbito de la Bolsa de Valores de Santiago.

 

Un Market Makers debe ser obligatoriamente un corredor de bolsa autorizado por la Bolsa de Valores de Santiago, la cual debe presentar como función principal vigilar la liquidez de las acciones de la empresa que estén a cargo de ella por un contrato previamente establecido con esta empresa. Estas actividades relacionadas con las acciones de la empresa serán llevadas a cabo por medio del ingreso de diversas ofertas en la compra – venta, siempre y cuando se lleven a cabo en el correspondiente horario de negociaciones de la Bolsa de Valores de Santiago, persiguiendo siempre el único fin de aumentar la liquidez de la empresa gracias a las continuas transacciones de las acciones pertenecientes a la empresa.

 

  • A continuación, viene como siguiente paso la inscripción en la Bolsa de Valores de Santiago de la empresa emergente. Al haber celebrado adecuadamente los contratos con los Market Makers y con los Sponsors, la empresa emergente podrá ahora inscribirse en el presente mercado siguiendo los siguientes requisitos:

 

  • La empresa deberá presentar el certificado que demuestre la efectivo inscripción en el Registro de Valores de la Superintendencia de valores y seguros.
  • La empresa deberá también presentar copias que muestren los contratos realizados con los Market Makers y los Sponsors.
  • Los accionistas a cargo de la gestión de la empresa, en los próximos 6 meses no podrá enajenar el control de la empresa, para así garantizar la seguridad y la transparencia al futuro inversor.
  • La empresa por consiguiente deberá realizar un Roadshow en cada año dirigido a todos los clientes y participantes en el mercado bursátil. En este Roadshow, las empresas deberán demostrar todos los beneficios y la evolución que ha presentado desde su incorporación en la Bolsa de Valores de Santiago.
  • Ahora bien, como último paso, la empresa deberá colocar las acciones siempre y cuando haya cumplido con todos los requisitos ya mencionados.

 

La empresa al participar en este tipo de mercado, contará con grandes ventajas que lo ayudarán en su posterior expansión y crecimiento económico, al colocar sus acciones en el ámbito de la Bolsa de Valores de Santiago, sin embargo, la empresa deberá cumplir previamente con todos los requisitos anteriormente mencionados.

 

  1. Mercado de valores extranjeros o Bolsa Off – shore

 

Básicamente en este mercado, se permite que los valores de emisores extranjeros o certificados debidamente, puedan contar con una cotización en el mercado bursátil de Chile. Algunos aspecto importantes de este mercado serían:

 

  • En este mercado se contempla la figura del operador externo, los cuales se definen como corredores o intermediarios en el ámbito del mercado de valores extranjeros, o por lo general, se considera como cualquier ente que esté bajo la supervisión de una Superintendencia de valores y seguros chileno pero aplicado a su país de origen. Este será un ente o un operador en donde la Bolsa de Valores de Santiago llevará a cabo todas las transacciones de los valores del otro país extranjero, siempre y cuando como intermediario esté presente un corredor chileno.

 

Por consiguiente, dichas entidades extranjeras deberán firmar o realizar un convenio con un corredor nacional chileno, en donde el operador externa mantendrá toda responsabilidad frente a dicho corredor. Esta responsabilidad se basa en todas las operaciones que se realicen relacionados a toda oferta, negociación o postura que el operador presente en el ámbito de negociaciones de la Bolsa de Valores de Santiago.

 

  • En segundo lugar, para poder aplicar los valores extranjeros en los espacios de la Bolsa de Valores de Santiago, primero deben formalizar su inscripción con el Registro de Valores extranjeros pertenecientes a la Superintendencia de valores y seguros.
  • La Bolsa de Valores de Santiago tendrá la facultad de cancelar cualquier inscripción de un emisor que quiera ofrecer sus valores extranjeros, por órdenes de la Superintendencia de valores y seguros o del emisor. Entre las causas estarían la quiebra del emisor, la falta de información impartida a la sociedad, una fusión, entre otros factores.

 

En suma, se considera que es muy positivo que la Bolsa de Valores de Santiago presente un mercado como este, ya que le proporciona un gran dinamismo a todas sus negociaciones realizadas en sus espacios.

 

Aspectos a tener en cuenta para las practicas autorregulatorias de la Bolsa de Valores de Santiago

 

 

 

Para que se presente un adecuado sistema de autorregulación en materia bursátil, es necesario que ésta se caracterice por ser un sistema consistente en la aplicación o alcance de sus objetivos generales relacionados a la regulación del mercado bursátil en general.

 

A continuación, se van a señalar los aspectos que rigen o caracterizan el proceso de autorregulación de la Bolsa de Valores de Santiago:

 

 

 

  • Promoción de la protección de los inversionistas

 

Tomando en cuenta el aspecto de la autorregulación, el punto principal se basa en que los inversionistas estén pendientes de los mecanismos básicos en cuanto a la protección presente en todos los mercados, incluyendo sus procesos de transferencias y del corredor presentes en éstas.

 

A pesar de que por lo general se considere que cada mercado bursátil sea de por sí un ente autorregulado e independiente, implicaría paralelamente la necesidad de promoción ante las instancias de coordinación en donde se permita conseguir un nivel efectivo y favorable para la protección de todos los inversionistas que participen en la bolsa.

 

  • Preservación de la competencia

 

Un aspecto efectivo y favorable de la autorregulación es su oportunidad para la promoción del desarrollo del desarrollo del presente mercado de valores. En este punto es necesario tener en cuenta lo siguiente:

 

  • Considerar la regulación de la competencia. Las situaciones que se presenten particularmente complicadas o dificultosas, generadas principalmente por ciertas desavenencias o conflictos que perjudique los intereses entre los participantes. Esta situación particularmente se genera cuando los corredores que son miembro de una bolsa de valores, opera al mismo tiempo en otra bolsa o en un mercado que se considera como la competencia principal de otro. En suma, un aspecto en particular que puede complicar esta situación es la desmutualización de las bolsas de valores.
  • Crear o impulsar mecanismos que promuevan la implantación de innovaciones en materia tecnológica.

Es por ello, que la existencia de la autorregulación de las bolsas genera que las decisiones operativas se pongan a cargo de las personas más cercana a éste.

  • Otro aspecto a tener en cuenta, es la necesidad de que las bolsas se organicen y establezcan una serie de mecanismos para que tengan una buena organización interna, al mismo tiempo de que faciliten un espacio adecuado para los debates o los intercambios de opinión en caso de que se genera un conflicto de interés.
  • También toda bolsa de valores debe promover la competencia de forma global, la cual puede convertirse en el tipo de competencia aplicada en un futuro cercano. Este tipo de competencia por ende asegura en las bolsas la facilitación de un adecuado y efectivo servicio a un costo favorable para todos los inversionistas.

Sin embargo, en el caso de las bolsas locales, este tipo de competencia puede ser percibida por éstas como una amenaza a su negocio en particular.

 

  • Aplicar una promoción de autorregulación favorable y apropiada, presentando un costo justo y razonable

 

Sumado a todo lo mencionado anteriormente, también se aplican otros puntos en pro en la construcción de un proceso eficiente en el proceso de autorregulación:

 

  • Es necesario tener en cuenta que la autorregulación no es un proceso sencillo, en donde es imprescindible proveer hacia este proceso una serie de incentivos para que se asegure que dicho proceso de autorregulación sea llevada a cabo por manos expertas.
  • Igualmente, la autorregulación debe tener en cuenta que las entidades supervisadas son diferentes entre ellas, por lo tanto, no se deberá imponer un sistema único basado en la autorregulación.
  • Los costos generados en la implementación de los mecanismos relacionados a la autorregulación, deberán ser compartidos de forma proporcional a todos los participantes que se ven beneficiados en general de todos los aspectos relacionados a la regulación, como por ejemplo, en el caso de los corredores, de los mercados, de las empresas, y de los inversionistas.

En dado caso, si se cobran los servicios relacionado a la regulación, este aspecto deberá ser basado en los costos asociados.

 

  • Se debe asegurar el proceso debido

 

En cuanto a la imposición de sanciones, es necesario que la regulación presentada en las bolsas de valores sean centradas en la detección debidamente temprana de todas las debilidades presentes en los participantes que interactúan en las operaciones del mercado, las cuales son necesaria que sean prontamente solucionadas.

 

Sumado a lo anterior, también se debería de evitar que las regulaciones sean exclusivamente aplicadas en la forma de todos los procesos. Por otro lado, lo que tenga que ver con las sanciones o procedimientos sancionatorios solo deberían aplicarse a los casos en donde se observe que se ejecutó una mala práctica.

 

Los emisores más importantes de la Bolsa de Valores de Santiago

  • FALABELLA
  • COPEC
  • BANCO DE CHILE
  • BANCO SANTANDER CHILE
  • ENEL AMÉRICAS
  • QUÍM. MIN. DE CHILE
  • CMPC
  • LATAM AIRLINES GROUP
  • BANCO BCI
  • CENCOSUD
  • ANTARCHILE
  • ENEL GENERACIÓN CHILE
  • ENEL CHILE
  • SM-BANCO DE CHILE
  • QUIÑENCO
  • CCU
  • ITAÚ COPBANCA
  • EMBOTELLADORA ANDINA
  • COLBÚN
  • AGUAS ANDINAS
  • ENTEL
  • MINERA VALPARAÍSO
  • BANMÉDICA
  • BANCO BBVA
  • PARQUE ARAUCO
  • AES GENER
  • ENGIE ENERGÍA CHILE
  • SIGDO KOPPERS
  • ENAEX
  • RIPLEY CORP
  • LA CONSTRUCCIÓN
  • EMPRESA ELÉCTRICA PEHUENCHE
  • MOLIBDENOS Y METALES
  • PAMPA CALICHERA
  • GRUPO SECURITY
  • AGUAS METROPOLITANAS
  • SMU
  • CAP
  • SONDA
  • AFP HABITAT
  • VIÑA CONCHA Y TORO
  • CONSTR. Y COM. DEL PACÍFICO SUR
  • CÍA. SUD AMERICANA DE VAPORES
  • ALMENDRAL
  • DE INVERSIONES ORO BLANCO
  • COCA-COLA EMBONOR
  • HORTIFRUT
  • BANVIDA
  • NORTE GRANDE
  • FORUS
  • EMPRESAS LIPIGAS
  • SOCIEDAD MATRIZ SAAM
  • SALFACORP
  • SOCIEDAD PUNTA DEL COBRE
  • CÍA. ELECTRO METALÚRGICA
  • SOCOVESA
  • MASISA
  • CRISTALERÍAS DE CHILE
  • EMPRESAS AQUACHILE
  • BESALCO
  • GASCO
  • MULTIEXPORTS FOODS
  • WATT’S
  • EMPRESAS TRICOT
  • PACÍFICO V REGIÓN
  • AUSTRALIS SEAFOOD
  • INVERCAP
  • CLÍNICA INDISA
  • VIÑA SAN PEDRO-TARAPACÁ
  • CLÍNICA LAS CONDES
  • ENJOY
  • NITRATOS DE CHILE
  • PAZ CORP
  • CAMANCHACA
  • CEMENTOS BÍO-BÍO
  • BLUMAR
  • HITES
  • PUERTO VENTANAS
  • CÍA. INDUSTRIAL EL VOLCÁN
  • CINTAC
  • GRUPO EMPRESAS NAVIERAS
  • ECHEVERRÍA IZQUIERDO
  • AGENCIAS UNIVERSALES
  • INVERMAR
  • ZONA FRANCA DE IQUIQUE
  • EMPRESAS LA POLAR
  • MOLLER Y PÉREZ COTAPOS
  • INGEVEC
  • FÓSFOROS
  • EMPRESAS IANSA
  • CÍA. MARÍTIMA CHILENA
  • SOQUIMICH COMERCIAL
  • EMPRESA PESQUERA EPERVA
  • PESQUERA COLOSO
  • ENERGÍA LATINA
  • COMPAÑÍAS CIC
  • ENVASES DEL PACÍFICO
  • VIÑEDOS EMILIANA
  • BLANCO Y NEGRO
  • CRUZADOS

 

 

Corredores de bolsa participantes en la Bolsa de Valores de Santiago

 

  • BANCHILE CORREDORES DE BOLSA SA
  • BANCOESTADO SA CORREDORES DE BOLSA
  • BAGLOBAL CORREDORES DE BOLSA SPA
  • BBVA CORREDORES DE BOLSA LIMITADA
  • BCI CORREDORES DE BOLSA SA
  • BICE INVERSIONES CORREDORES DE BOLSA SA
  • BTG PACTUAL CHILE SA CORREDORES DE BOLSA
  • CHILE MARKET SA CORREDORES DE BOLSA
  • CONSORCIO CORREDORES DE BOLSA SA
  • CORREDORES DE BOLSA SURA SA
  • CREDICORP CAPITAL SA CORREDORES DE BOLSA
  • DUPOL SA CORREDORES DE BOLSA
  • EFG CORREDORES DE BOLSA SPA
  • ETCHEGARAY SA CORREDORES DE BOLSA
  • EUROAMERICA CORREDORES DE BOLSA SA
  • FINANZAS Y NEGOCIOS SA CORREDORES DE BOLSA
  • GRAF CORREDORES DE BOLSA SA
  • ICB CORREDORES DE BOLSA SA
  • ITAU CORPBANCA CORREDORES DE BOLSA SA
  • JP MORGAN CORREDORES DE BOLSA SPA
  • JAIMA LARRAIN Y COMPAÑÍA CORREDORES DE BOLSA LTDA
  • LARRAIN VIAL SA CORREDORES DE BOLSA
  • MBI CORREDORES DE BOLSA SA
  • MCC SA CORREDORES DE BOLSA
  • MERRILL LYNCH CORREDORES DE BOLSA SPA
  • MONEDA CORREDORES DE BOLSA LIMITADA
  • NEVASA SA CORREDORES DE BOLSA
  • RENTA 4 CORREDORES DE BOLSA SA
  • SANTANDER CORREDORES DE BOLSA LIMITADA
  • SCOTIA CORREDORES DE BOLSA CHILE SA
  • STF CORREDORES DE BOLSA SPA
  • TANNER CORREDORES DE BOLSA SA
  • TOESCA CORREDORES DE BOLSA SPA
  • VALORES SECURITY SA CORREDORES DE BOLSA
  • VANTRUST CAPITAL CORREDORES DE BOLSA SA

 

Mecanismos utilizados en la Bolsa de Valores de Santiago en la inversión extranjera

  • Regulaciones realizadas al flujo de capitales con relación a lo concerniente a las Inversiones

 

  • Inversiones realizadas por No residentes en Chile

 

En el ámbito de la Bolsa de Valores de Santiago puede participar cualquier persona, ya sea extranjera, es por ello que toda persona que viva fuera de territorio extranjero deberá cumplir una serie de pasos.

 

En primer lugar, para la persona o inversor extranjero que desee participar en las actividades de negociación de la Bolsa de Valores de Santiago, deberán en primer lugar notificar al Banco Central de Chile para comenzar el proceso de registro. Dicho registro se debe llevar a cabo por medio del Mercado Cambiario Formal.

 

Específicamente, para llevar a cabo este procedimiento, todas las pautas están señaladas en el Capítulo XIV reflejado en el compendio de Normas de Intercambio Internacional del Banco Central de Chile.

 

Igualmente, este no es el único proceso disponible para llevar a cabo inversiones por parte de residentes extranjeros, los cuales presentan cada uno sus requisitos específicos, estando al mismo tiempo sujetos a diversos niveles de escrutinio. Sin embargo, a pesar de todos estos procedimientos, siempre el inversor extranjero debe pasar en primer lugar por el Banco Central de Chile para conseguir la autorización previa para comenzar a invertir en la Bolsa de Valores de Santiago.

 

Si se quiere optar por la inversión de tipo DL 600, la persona para formalizar este proceso, debe realizar un contrato entre el Estado de Chile, por medio del Comité de Inversiones Extranjeras, el cual se realizará entre el inversor, y quien se compromete a llevar a cabo todas las inversiones bajo la moneda extranjera, siendo de sencilla convertibilidad, tecnología, bienes de capital o créditos relacionados a los proyectos basados en inversión extranjera.

 

El plazo para hacer posible este proceso, se enmarca en un periodo de 3 años, exceptuando los casos en donde se presenten proyectos dedicados al sector minero. En el mencionado caso, el periodo de tiempo se puede ver modificado de 8 hasta 12 años para casos especiales. Por otro lado, los proyectos que presenten un valor monetario por más de 50 millones de dólares estadounidenses, tienen un periodo de aproximadamente 8 años.

 

  • Beneficios para los inversionistas

 

 

 

En este punto los inversionistas pueden llevar un proceso de solicitud señalando que el contrato establezca una tasa fija de impuesto directo de aproximadamente de 42 %. Este porcentaje se mantiene fijo por un tiempo de 10 años desde que se comienza la operación de la compañía.

 

Por otro lado, los inversionistas podrían renunciar a la mencionada regulación de tasas, por lo tanto, dichas personas quedarían bajo una regulación a nivel interno de forma común, en donde se señala lo siguiente:

 

  • Las utilidades que no cuenten con una remesa, estarán bajo un impuesto de un 15 %.
  • Las utilidades que cuenten con una remesa, presentarán junto a ellas un impuesto de un 35 %, en donde se reconocerá el mencionado impuesto del 15 % señalado en el apartado anterior.

 

Sumado a lo anterior, todo inversionista que provenga del extranjero, al igual que las compañías, estarán regidas bajo el sistema judicial chileno, el cual también es aplicado a los inversionistas chilenos locales. Es necesario mencionar que este sistema judicial no tendrá permitido llevar a cabo actuaciones que estimulen la discriminación directa o indirecta hacia los inversionistas extranjeros.

 

En cuanto a la inversión externa llevada a cabo por inversionistas locales, deberán presentar sus correspondientes antecedentes en materia de inversión ante el Banco Central de Chile.

 

  • Casos de repatriación de capital y transferencia hacia el exterior de ganancias de capital, de dividendos y de intereses

 

En cuanto a los intereses y dividendos, éstos podrán ser operados mediante transacción hacia el exterior desde el momento en que sean operadas. Sin embargo, el Banco Central de Chile siempre deberá estar previamente informado de todos estos movimientos.

 

Si hablamos de la regulación del cambio internacional, el Banco Central de Chile no distingue de los aspectos relacionados a las ganancias de capital, de los dividendos y de los intereses, ya que éstos son consideras por la entidad financiera como utilidades en conjunto.

 

Por consiguiente, en lo que tiene que ver con el compendio de normas de cambios internacionales, se toma en cuenta que no es necesario una autorización realizada de manera previa para hacer posible las salidas de capitales relacionadas a los retornos de capital, de dividendos y de otras ventajas que presenten relación a los aportes de capital, de inversiones y de otros pagos previos que tengan que ver con los mencionados créditos.

 

  • Transacciones de dinero

 

Para este caso no es obligatorio hacer aviso de las transacciones llevadas  cabo con moneda extranjera, y que son realizadas en el ámbito de negociación de la Bolsa de Valores de Santiago. Si se quieren llevar a cabo operaciones vinculadas a importaciones y exportaciones de divisas, es necesario informar previamente a la institución financiera del Banco Central de Chile.

Mecanismos utilizados para ingresar capital extranjero a Chile

 

Siguiendo el capítulo XIV el cual habla del compendio de normas de cambios internacionales, este presenta como objetivo principal el establecimientos de normas , las cuales su contenido está relacionado a los créditos, inversiones, depósitos y diversos aportes de capital que entren a Chile desde cualquier país extranjero.

 

Los principales beneficiaros de esta normativa, serían las personas de carácter natural o jurídica perteneciente a otro país, al igual que este reglamento es aplicado a las personas de rango natural o jurídico que sean residentes en Chile.

 

Los requisitos para verse beneficiado de esta normativa, la persona deberá realizar un aporte de capital o llevar a cabo una inversión por un monto monetario que sea superior a la cifra de 10 mil dólares estadounidenses. Sumado a lo anterior, todos los pagos o las remesas de divisas que sean destinados para Chile, o igualmente para fuera de Chile, en donde dichas remesas sean basadas por inversión o por aportes de capital, deberá ser previamente notificado y realizado por medio del Mercado cambiario formal. Por último, será necesario realizar el registro del aporte capital al Banco Central de Chile, antes de realizar la liquidación de las mencionadas divisas.

 

Entre los beneficios que obtiene el inversionista al realizar esta operación, se presentan los siguientes:

 

  • Tiene oportunidad de acceder al MCF para aprovecharse de las divisas necesarias para llevar a cabo la remesa de capital y de sus utilidades correspondientes.
  • La normativa aplicada al proceso de ejecución de dichas remesas, serán aquellas que estarán vigentes hasta la fecha de liquidación de los correspondientes aportes.
  • La forma de obtener dichos capitales, el inversor puede utilizarla en diversos casos en donde no se presente una autorización relacionada a la operación de amparo del DL 600.
  • Sumado a lo anterior, los inversionistas también pueden dejar sus inversiones en Chile a otros inversionistas extranjeros por igual, por lo que perfeccionará el mencionado proceso pero en el exterior, encontrándose por ende los siguientes aspectos principales:
    • El cedente deberá solicitar de manera previa a la institución financiera del Banco Central de Chile, el correspondiente acceso al MCF a favor al cesionario.
    • En el caso del cesionario, también se le da la oportunidad de ceder su inversión.

 

Régimen tributario

 

Este régimen tributario es aplicado tanto a las agencias o a las personas que no están residiendo en Chile:

 

  • En cuanto a las utilidades de tipo devengadas y que no estén remesadas. En este caso se liquidará o se pagará una tasa con una renta de 17 %.
  • En cuanto a las utilidades de tipo remesadas, para este caso se liquidará una tasa adicional correspondiente a un 35 %. En esta situación también se suma un crédito adicional de 17 % en cuanto a las utilidades que sean devengadas.

 

Sin embargo, hay un caso en donde no se paga impuesto dirigido a las ganancias obtenidas en el capital, y esa es la situación que se presenta en las inversiones en acciones negociadas en la Bolsa de Valores de Santiago.

 

Condiciones y utilidades en cuanto a la remesa de capital y las utilidades

 

En cuanto a las capitales y las utilidades, la persona y cualquier inversor participante en la Bolsa de Valores de Santiago, puede remesar dichos elementos en cualquier momento.

 

En el caso de que una remesa se efectúe en Chile, el ente del MCF procede a informar de este hecho al Banco Central de Chile por medio de una forma que refleje toda la información pertinente a los antecedentes de la remesa a operar.

 

Sin embargo, antes de poner en operación esta remesa, o que sea efectiva de forma adecuada, el Banco Central de Chile deberá previamente hacer un proceso de verificación de los impuestos aplicados a dicha remesa.

 

En cuanto al tipo de cambio, las divisas que ingresen al país, son debidamente cambiadas ante el Mercado Cambiario formal. Para este proceso, se toma en cuenta el tipo de cambio convenido previamente a cargo de las partes  y previo a la fecha de liquidación.

 

El Decreto de Ley número 600

 

El decreto de ley número 600 se basa principal, o toca el tema relacionado al ingreso de capitales provenientes del extranjero, por medio de un contrato de inversión extranjera. Este proceso es llevado a cabo exclusivamente entre el Estado de Chile y la persona inversionista que esté interesado en proceder con el proceso.

 

Los principales beneficiarios de este proceso, son las personas de rango natural o jurídica provenientes de un país extranjero, y las personas naturales y jurídicas que presenten nacionalidad chilena y que estén residiendo en el exterior.

 

Los requisitos solicitados para llevar a cabo lo que dicta este decreto son los siguientes:

 

  • Realizar el ingreso de los capitales que van a ser invertidos, por medio de unos de los formularios estipulados en la presente ley. Esto aplica para los casos de bienes de capital, capitalización de créditos y de divisas.
  • Hacer posible un contrato basado en inversión extranjera con el Estado chileno, y que cuente con la representación del Comité correspondiente a las inversiones extranjeras.
  • Enmarcar los capitales en los siguientes plazos de tiempo legales:
    • El plazo general sería de 3 años
    • El plazo para las inversiones realizadas en el sector minero, se toma en cuenta un periodo de 8 años, y en casos especiales y que ameriten más tiempo, se otorga un plazo de 12 años.
    • En cuanto a las inversiones que alcancen una cifra superior a los 50 millones de dólares estadounidenses, se le otorga un plazo de 8 años.

 

Entre los beneficios dirigidos al inversionista, se presentan los siguientes:

 

  • El inversionista puede gozar del derecho a realizar remesas de capitales y utilidades, bajo ciertas condiciones completamente diferentes a las condiciones dirigidas a la cobertura general de las importaciones.
  • Igualmente el inversionista puede tener derecho de que se le aplique el régimen comúnmente establecido para participar en la inversión nacional, siempre y cuando sea en materia de tributación de tipo indirecta y arancelario. De igual forma, también puede negociarse en dicho contrato la invariabilidad del régimen de tipo tributario y arancelario.
  • Por último, el inversionista tendrá derecho de gozar de las mismas pautas establecidas en el régimen jurídico relacionado y aplicado a la inversión nacional. En este punto el inversionista extranjero no sufrirá de ninguna discriminación a nivel directo o indirecto.

 

Régimen Tributario

 

En cuanto al régimen tributario, se pueden presentar las siguientes opciones a favor del inversionista extranjero:

 

  • El inversionista puede apoyarse del régimen general dirigida a las agencias extranjeras que no cuenten con un domicilio en particular ni ningún tipo de residencia en territorio chileno. Sumado a lo anterior, se aplica un 35 % de impuesto a la renta hacia las remesas.
  • El inversionista también podrá aplicar en el contrato de inversión una tasa fija, que sea efectiva y que no se pueda ver modificada, la cual tendrá un valor del 42 % y contará con un periodo de vigencia de 10 años, los cuales serán contados a partir de la puesta en marcha de la empresa participante en el contrato. Por otro lado, la tasa anteriormente señalada puede verse renunciada solamente en una sola oportunidad, contando igualmente con el régimen impositivo señalado en el anterior apartado.

 

Por otro lado, también se presentan beneficios adicionales para el caso de inversiones que presenten un monto alto monetario.

 

Dicho alto monto está representando por 50 millones de dólares estadounidenses, sin embargo, se puede superar esa cifra. Las inversiones que presenten esta característica están destinado a proyectos en materia industrial o extractiva, y en los cuales se pueden presentar los siguientes beneficios:

 

  • Se puede fijar la invariabilidad de la tasa con un 42 % perteneciente al impuesto sobre la renta. Este aspecto tendrá un periodo valido de 20 años máximo.
  • Igualmente se puede fijar la invariabilidad aplicada a las normativa legal y todo lo concerniente a las resoluciones o circulares establecidos por el Servicio dedicado a los impuestos internos en ciertos asuntos. Esto también puede ser válido hasta un periodo de 20 años.

 

Los dos beneficios anteriores, solo pueden ser renunciables por solo una oportunidad.

 

Sin embargo, si la inversión está dedicada a la exportación de bienes y productos, pueden presentarse también los siguientes beneficios, con una vigencia de hasta 20 años:

 

  • La presencia y aplicación de normativa de rango legal y reglamentario en cuanto al derecho a exportar.
  • Aplicación de regímenes especiales en cuanto a la liquidación y el retorno de divisas que vengan de las exportaciones realizadas hacia la nación chilena.

 

Bolsa de Valores de Valparaíso

A partir de los inicios de las actividades republicanas en el contexto chileno, el país comienza a abrir sus relaciones internaciones, sobre todo las enfocadas al ámbito económico, hacia otros países, introduciéndose por ende en el mercado mundial. Esta situación se mantuvo en marcha durante toda la coyuntura del siglo XIX, sumado a las tres primeras décadas del siglo XX, después a partir de los años 70 hasta la actualidad.

 

Sin embargo, remontándonos a años anteriores, en la época de la independencia, el comercio presente en el país, solo se desarrollaba con España y con las provincias vecinas de Buenos Aires y Perú, sumado a un ámbito más internacional, llevado a cabo por Estados Unidos y el gran comerciante marítimo, Inglaterra. Estos comercios se realizaban con actividades de acuerdo a lo legal, y otras actividades que apoyaban el contrabando.

 

Por consiguiente, Chile al abrir sus puertos marítimos al comercio internacional, conllevo a una mayor afluencia de navíos extranjeros y a una disminución del precio de los fletes, al igual que la mercancía que era importada. También esta situación llevó a la apertura del mercado del cobre, mineral de alta importancia en Chile. En suma, el ámbito comercial chileno tuvo una expansión considerable para esta época.

 

Dicha expansión comercial y la correspondiente independencia de la Monarquía española, también originó ciertas repercusiones en la comunidad mercantil, y esto es debido a que en el territorio chileno se encontraban una gran cantidad de españoles que están en contra de la causa independista, y por ende abandonan el país. Además, dicha comunidad de españoles llevaban a cargo la mayor parte de actividad comercial del país. Sin embargo, a pesar de la situación anteriormente mencionada, se radican en Chile una gran variedad de comerciantes extranjeros, predominando ciudadanos británicos, los cuales, gracias a sus grandes conocimientos en conceptos y prácticas comerciales, llegan a dominar por consiguiente todo el escenario comercial extranjero.

 

Es necesario mencionar, que hasta la coyuntura perteneciente a la Guerra del Pacífico, Chile dominaba las exportaciones basadas en el minero de cobre y de plata, sin embargo, en el ámbito agrícola, no presentaban mucha influencia, o no producían en demasía para cubrir la demanda internacional.

 

Por lo tanto, el buen desarrollo del comercio exterior que sufrió Chile a través de los años, también influyó en una ciudad muy importante: Valparaíso. Esta ciudad progresivamente se fue convirtiendo en una parada fundamental del sector mercantil, por lo cual se instalaron diversas oficinas representantes de las mejores o más prestigiosas casas exportadoras e importadoras a nivel internacional y nacional, sumado a esas representaciones, también se sumaron a ellas oficinas de bancos y de otras sociedades mercantiles.

 

Todas las actividades mercantiles se reunían en la ciudad de Valparaíso, específicamente en la Bolsa de Valores de Valparaíso. La Bolsa de Valores de Valparaíso fue creada por la iniciativa de diversos comerciantes, para dar la oportunidad de reunión a los diferentes inversionistas y comerciantes instaurados en la sociedad, de un espacio adecuado donde llevaran a cabo sus negociaciones e intercambios comerciales.

 

Esta primera iniciativa de crear la Bolsa de Valores de Valparaíso, data del año 1828, sin embargo, esta idea no prosperó. De nuevo, para el año 1836 se lleva a cabo un nuevo impulso para crear la bolsa de valores, cuyos espacios están situados en una empresa de bombas de incendios. Sin embargo, para el año 1839, un incendio destruyó totalmente el edificio donde se realizaban las reuniones, es por ello que para 1840 se pide un apoyo económico para construir una sede más adecuada para la bolsa, y es para ese año que se termina el nuevo edificio dedicado para las actividades de la Bolsa de Valores de Valparaíso, siendo muy adecuado y cómodo en comparación con su primera sede.

 

Ahora bien, en cuanto a la nueva administración, ésta estaba a cargo de un directorio formado por 5 miembros, y los cuales tenían la responsabilidad de vigilar todos los progresos de la bolsa, en cuanto al manejo de los fondos y de la admisión de nuevos clientes y socios. Estos socios eran autoridades locales, los diferentes comandantes de la marina, personal diplomático y consular y el mismo gobernador de la ciudad de Valparaíso.

 

En cuanto a las actividades de la Bolsa de Valores de Valparaíso, éstas se basaban en todo tipo de negocios basado en la compra – venta de diversos bienes y productos chilenos, al igual que el comercio de oro y plata presentados en barra, y diversas transacciones de los títulos valores y letras ofrecidos por el gobierno chileno.

 

Sin embargo, para el año 1895 la Bolsa de Valores de Valparaíso y la Cámara de Comercio de Valparaíso, compartían su sede en el mismo edificio localizado junto al monumento a los héroes de Iquique. Por otro lado, en años posteriores, las actividades de la Bolsa de Valores de Valparaíso fueron suspendidas por una decisión proveniente de antiguos accionistas de la bolsa de valores.

 

No es hasta años más tarde que la Bolsa de Valores de Valparaíso vuelve a activar sus actividades, siendo actualmente la segunda bolsa de valores más importante de Chile.

 

Corredores de bolsa de la Bolsa de Valores de Valparaíso

 

  • BCI Corredores de Bolsa
  • Chilemarket S.A Corredores de Bolsa
  • Dupol S.A Corredores de Bolsa
  • Euroamerica Corredores de Bolsa S.A
  • Inter Corredores de Bolsa S.A
  • STF Corredores de Bolsa Ltda.
  • Santander S.A Corredores de Bolsa

 

Servicios ofrecidos por la Bolsa de Valores de Valparaíso

La Bolsa de Valores de Valparaíso brinda los siguientes servicios al público:

  • Custodia de Valores

La custodia de valores de la Bolsa de Valores de Valparaíso, se basa en la garantía dirigida a sus corredores de bolsa total seguridad en todas sus operaciones, básicamente en todas las transacciones que realicen y la entrega de información pertinente a sus clientes.

 

  • Pago de Dividendos

Este servicio es llevado a cabo por medio del Departamento de Custodia de la Bolsa de Valores de Valparaíso, en donde será liquidados los dividendos entregados por las Sociedades anónimas.

 

  • Transferencia electrónicas de fondos

La transferencia electrónicas de fondos de la Bolsa de Valores de Valparaíso son un intermediario a las liquidaciones de las operaciones, ya sea que éstas sean de rango simple o DVP. Para esta situación la Bolsa de Valores de Valparaíso presenta cuentas corrientes en presentación electrónica, vinculados al mismo tiempo con los Bancos más prestigios de Chile.

 

  • Entrega de certificaciones

Otro servicio de la Bolsa de Valores de Valparaíso, es entregar a todos sus clientes incritos en sus espacios un certificado, los cuales podrán ser solicitados por los corredores de bolsa inscritos en la Bolsa de Valores de Valparaíso. Entre los tipos de certificados que la bolsa entrega están:

 

  • Certificado de situación tributaria
  • Certificado de valores de custodia
  • Movimientos de fechas determinadas
  • Entre otros

 

Sumado a lo anterior, el departamento de custodia de la Bolsa de Valores de Valparaíso también imparten a todos sus corredores de bolsa Cuadraturas, los cuales les serán entregados mensualmente. De igual forma dichas cuadraturas serán también elaboradas de forma diaria o semanal para vigilar las operaciones realizadas en sus espacios.

 

Bolsa electrónica de Chile

La creación de esta bolsa se remonta a años más reciente, siendo por ende una bolsa más contemporánea, cuyo origen se remonta a la necesidad de establecer un nuevo mercado en donde se pueda llevar a cabo los correspondientes intercambios de los diversos instrumentos financieros, los cuales se mencionaron anteriormente.

 

Esta bolsa nace en el año 1989, manteniendo como objetivo principal el establecimiento de una adecuada competitividad de todo el mercado bursátil de Chile, además de hacer posible la adhesión de nuevos operadores y corredores de bolsa y establecer innovaciones en los procesos de negociación de los títulos valores negociados en la bolsa de valores.

 

La bolsa electrónica de Chile es considerada la primera bolsa de Latinoamérica que presenta esta característica.

 

Una de las grandes ventajas que presenta la Bolsa electrónica de Chile, es el fomento de la competitividad al igual de promover la reducción de las tarifas y de los impuestos de las transacciones en materia bursátil. En suma, esta nueva bolsa significa una gran innovación para las negociaciones de esta materia, ya que comúnmente se tenía entendido que las actividades bursátiles solo se podían llevar a cabo de manera tangible.

 

Igualmente, la Bolsa electrónica de Chile ha llevado a cabo diversos convenios con las demás bolsas de valores en Latinoamérica, introduciendo al escenario financiero chileno, la participación de nuevos clientes y corredores de bolsa.

Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comparte nuestro contenido para ayudarnos