Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comparte nuestro contenido para ayudarnos

Brókers Forex, CFD y +DepósitoRevisar
Plataforma √ļnica y exclusiva
Cuenta Demo Gratis Acciones & Forex
Regulado por Cysec
Exposición a riesgos limitados
10‚ā¨/$
Broker Forex Para Profesionales
Metatrader 4 & 5
Regulado por 7 organismos
Entrenador Personal para guiarte
100‚ā¨/$
Rubén Dario Almonacid nació en Argentina, en la región de Tucumán. Cursó estudios en su universidad natal y en la de Chicago, siendo un personaje destacado en las dos. Decían de él que el día de 24 horas para él era un contínuo, estudiaba hasta la extenuación y se quedaba dormido, en casa, en la biblioteca, y cuando despertaba seguía estudiando.

Cuando despu√©s de estudiar en Chicago en 1965 volvi√≥ a la Universidad de Ciencias Econ√≥micas de la Universidad Nacional de Tucum√°n, destacaba por ser un alumno inquieto que formulaba preguntas de mucho calado, intentando poner en apuros al profesor, como si ya supiera lo que le iban a ense√Īar. Su evoluci√≥n acad√©mica era muy r√°pida, y mucho antes de licenciarse participaba en el programa Cuyo, donde se supon√≠a que estar√≠a dos a√Īos, antes de cursar el doctorado en Chicago. A los tres o cuatro meses se fue a esa ciudad donde tuvo un papel destacado. En el primer o segundo semestre uno de los profesores anunci√≥ a sus alumnos que ten√≠a en su clase a un genio argentino llamado Rub√©n Almonacid.Gu√≠a Forex Gratis

Milton Friedman y Arnold C. Harberger mostraron mucho inter√©s en su trabajo desde el principio y posteriormente se convirtieron en directores de su tesis. Harberger le recordaba claramente como el m√°s obstinado pero al mismo tiempo de los m√°s estimulantes y gratificantes de entre los cientos de alumnos de cuyas tesis doctorales tuvo que supervisar. `Ning√ļn otro pele√≥ tanto cada palabra, cada oraci√≥n, de su tesis. Rub√©n gan√≥ la mayor parte de las discusiones. De ning√ļn otro estudiante aprend√≠ tanto durante la preparaci√≥n de su tesis doctoral. Cuando la termin√≥, fue invitado por el Consejo de Asesores Econ√≥micos de Estados Unidos, para que a la ma√Īana presentara su trabajo, y a la tarde mantuviera discusiones individuales con Mc Cracken, Houthakker y Stein (Harberger y Sjaastad, 2003). La tesis fue premiada en 1971 como la mejor del a√Īo dentro del √°rea de ciencias sociales de Chicago, la primera vez que se entreg√≥ el premio (El√≠as, 2002). Esta descripci√≥n de su desempe√Īo acad√©mico me hace acordar al de otro argentino, Miguel Sidrauski.

Tras su paso por Chicago fue invitado por James Tobin a formar parte de la Comisi√≥n Cowles, y luego se incorpor√≥ al departamento de econom√≠a de la Universidad Vanderbilt lo que le abri√≥ las puertas a la Universidad de San Pablo, donde para poder ense√Īar ten√≠a que tener un t√≠tulo local, as√≠ que tuvo que escribir otra tesis en 1974.

Su gran af√°n era el deseo de aplicar sus conocimientos de forma inmediata. En las clases de estad√≠stica siempre preguntaba por temas probabil√≠sticos a trav√©s de juegos, quer√≠a hacer saltar la banca en el casino. En esa √©poca se ve√≠a que le interesaba ser empresario y ganar dinero r√°pidamente. En San Pablo de desarroll√≥ esta inquietud. La zona experimentaba el llamado milagro brasile√Īo. Compr√≥ terrenos lejos de la ciudad y esos precios subieron como consecuencia de la expansi√≥n. Con fondos que obtuvo de la venta de un coche que pudo importar especul√≥ en bienes ra√≠ces. Pocos a√Īos despu√©s se convirti√≥ en un desarrollador de una parte del suburbano de San Pablo y poco despu√©s era el principal terrateniente del √°rea metropolitana de San Roque. Sobre c√≥mo eleg√≠a los terrenos hay dos versiones, una que mir√≥ la zona desde un lugar alto, otra que hizo una regresi√≥n entre el precio del terreno y la distancia al centro de la ciudad encontrando que el precio de los que estaban en San Roque estaban por debajo de la recta de ajuste.

Ten√≠a un car√°cter complicado pero no ca√≠a bien a la gente, dec√≠an de √©l que hac√≠a enojar a su interlocutor para intentar sacarle toda la informaci√≥n posible que le fuera √ļtil en su trabajo. dicen que a pesar de todo fue un excelente ex alumno, buen profesor y compa√Īero de trabajo, un gran empresario y amigo. Se oper√≥ en 2001 de c√°ncer en Brasil. En 2002 enferm√≥ de nuevo y falleci√≥ el 1 de abril de ese a√Īo.

Los economistas recuerdan a Almonacid por su tesis, que es más que distinguida. Se centraba en el rol de las expectativas y en el desequilibrio que genera el hecho de que no coincidan siempre con la realidad. La parte central de sus tesis es la idea de que el equilibrio pleno es aquel en que todas las expectativas coinciden con la realidad. Desde el punto de vista formal es una tesis de una nitidez increíble, parecida a la de Patinkin. Desde el punto de vista del contenido es importante. Su forma de desarrollar la tesis era revolucionaria, pero no enraizó en la profesión. Mostrar el equilibrio macroeconómico de los distintos mercados en términos de un gráfico donde, de forma habitual el eje horizontal mide el nivel de actividad económica pero donde el eje vertical en vez de medir la tasa de interés mide el nivel de precio. Así la oferta y demanda agregadas toman el sentido obvio de curvas que relacionan precio y cantidad. También fue revolucionario que el análisis empezará con la derivación de la curva de oferta agregada.

Friedman en el a√Īo 1968 demostr√≥ que en el corto plazo una emisi√≥n monetaria aumenta el nivel de actividad econ√≥mica, pero no a largo plazo. Esta diferencia viene del hecho de que en el corto plazo tanto los empresarios como los trabajadores, al no ver que el aumento de la demanda viene de la mayor cantidad de dinero, aumentan las cantidades ofrecidas de bienes y servicios laborales, pero cuando se dan cuenta, simplemente suben los precios y los salarios en la misma proporci√≥n que el aumento de la cantidad de dinero, y los efectos reales desaparecen. Es decir que el efecto expansivo inicial de un aumento de la cantidad de dinero se debe a lo que se llama ilusi√≥n monetaria.

Almonacid en 1971 aport√≥ a esta idea la explicaci√≥n de que los hechos mencionados no se derivan de la ilusi√≥n monetaria, sino de conseguir informaci√≥n referida a qu√© es lo que est√° pasado, es un proceso muy caro, y los agentes econ√≥micos invierten recursos en conseguirlas. Durante un tiempo entonces, la discrepancia entre los precios verificados, los percibidos y futuros hace que un aumento de la cantidad de dinero genera efectos reales, pero en el momento en que todos los precios coinciden de nuevo se restablece la neutralidad de la emisi√≥n monetaria. Almonacid presenta una versi√≥n nueva, pero esencialmente no modificada de esta teor√≠a. Y todo ello a comienzos de los a√Īos 70 cuando el trabajo pionero de Muth sobre expectativas racionales hab√≠a sido publicado pero a√ļn no se hab√≠a usado en macroeconom√≠a por Robert Lucas.

El aporte de Almonacid fue reconocido por Harry Johnson. Tambi√©n tiene relaci√≥n con Phelps pero como aclara Almonacid en el pr√≥logo de su tesis supo de este √ļltimo cuando su trabajo ya hab√≠a concluido, as√≠ que se trata de dos descubrimientos independientes.

Igual que pasa con Sidrauski, Almonacid no realizó trabajos posteriores de importancia similar al de su tesis. El primero porque falleció, Almonacid porque se dedicó a actividades empresariales, retomando su actividad académica al final de su vida.

Tuvo una amplitud de intereses y profundidad inusuales en el ámbito económico. Fue brillante, original, perspicaz e independiente. No pertenece a ninguna escuela y sus capacidades sólo fueron reconocidas por aquellos que lo trataron personalmente.

Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comparte nuestro contenido para ayudarnos