Caso real de apuesta alta segura y terminar perdiendo↓

Casino LIVE🎲

Casino Live Ruleta Blackjack
Buenos gráficos

Slots 3D 🎰

800 Tragamonedas🔥
100 Giros Gratis

Robot Binarias🤖

¡Dinero Automático!
Tasa Acierto 91%

Voy a contaros algo que me sucedió hace poco en un casino real jugando al blackjack para poneros un ejemplo práctico de esta situación que alguna vez se nos puede dar, de apostar alto con cierta seguridad, y al final terminar perdiendo.

Hace poco fui con mi mejor amigo a un casino real, no nos estaba yendo mal hasta entonces, más o menos no habíamos perdido nada y ya llevábamos como 2 horas y media jugando al blackjack, el problema que había es que no habíamos tenido ninguna racha positiva hasta ese momento, entonces nos llegó la jugada que os quiero comentar, la cual definiría mi futuro en adelante.

Yo después de llevar bastante tiempo jugando en esa mesa de blackjack, había calculado más o menos, y gracias al conteo de cartas mental, que debería de venir una buena mano en poco tiempo. La cual podía suponer una jugada repleta de cartas altas, ya que la jugada anterior predominaron las cartas bajas, entonces fue cuando realice mi apuesta de 100$.

La partida comenzó y como algunos sabréis ya por propia experiencia en este juego, la adrenalina me subió por todo el cuerpo, más que nada, porque si no ganaba esa mano, me iba aquedar en la mesa con un capital muy reducido y con pocas posibilidades de aguantar mucho más jugando. Ya que si perdía me quedarían echando cuentas unos 50$ para continuar, cuando en un principio había empezado con un capital de 200$.

El croupier repartió las dos cartas a cada jugador y cuál fue mi sorpresa al descubrir que mi jugada inicias sumaba 20, a todo esto, la carta visible del croupier de la mesa era 5, por supuesto, que mi pensamiento e imagino que el de todos los demás jugadores de la mesa era que el croupier se pasara si pedía más cartas, tras el primer 5, saco otro 5, a esto la tensión se podía palpar en toda la mesa de blackjack.

Yo intentaba estar tranquilo, pero la sensación me superaba en esos momentos, más que nada porque había posibilidades de que al croupier le llegara un 10. Eso sí, nunca en mi vida podía haber previsto que le pudiera llegar un AS.

Sin embargo y para la desgracia mía y para todos los jugadores de la mesa, así fue, el croupier saco un AS, haciendo el temido por todos 21, el croupier gano la mano a toda la mesa, y todas las fichas apostadas fueron al fondo de la banca.

En ese momento no me lo podía creer, había perdido una mano con las que tenía muchas posibilidades de haber ganado.

Debido a mi larga experiencia con el juego del blackjack, no me moleste en ese momento, pero sí que me quede sorprendido, así que seguí jugando como si nada, hasta acabar la noche. Esa noche de juego no fue muy buena para mí, lo importante es que aprendí una lección que me serviría para posteriores manos de juego en el blackjack.

Artículos de interés